martes, 31 de enero de 2017

20 Century Boys #17

Paro un poco de tanto shonen típico para volver a 20th Century Boys, que es de todo menos típica. Hoy toca el tomo 17, a cinco ya del final.

En ésta ocasión nos toca ir componiendo una imagen de lo que ha sucedido en el último salto temporal, recuperando al personaje de Kanna (ligeramente cambiado) viendo las mil perrerías que pasó la gente para conseguir una vacuna contra el virus que dejó libre amigo y acabando con un rayo de esperanza encarnado por la mítica canción de Kenji y su retorno.

Es un tomo más pausado que los anteriores, no en vano tenemos que ver a un Japón que parece haber retrocedido cincuenta años, con una sociedad prácticamente feudal y totalmente controlada por unas fuerzas que se han creído una sarta de mentiras importante. Donde la represión llega en muchas ocasiones al asesinato y donde no parece haber ningún tipo de salida.

Urasawa sabe componer estupendamente el cuadro de desesperación que se vive y se vivió, y lo hace mediante alguna pequeña historia, de personajes que no aparecerán más pero que nos narran lo que pudo ser ver morir a tus familiares y ser incapaz de conseguir una vacuna, lo loca que puede volverse gente aparentemente normal.

Me gusta, quizá el salto de ambientación es demasiado radical, pero se ve que esto es pura ciencia ficción y está girando para preparar la traca final.

lunes, 30 de enero de 2017

PS4 - Uncharted 3 (Remastered)

Con ésta reseña doy por concluido mi repaso a la saga Uncharted mediante sus remasters. Aun me queda hacer la reseña de la cuarta entrega y la del juego para portátil (ambas acabadas ya), pero esperaré a haberlos jugado un par de veces antes de ponerme con ellas.

Dicho esto, pasemos al juego que nos ocupa: Uncharted 3, un juego que vino para cerrar una trilogía muy exitosa y que no se llevó todos los elogios que podría haberse llevado. El motivo? La sombra de la segunda entrega.

Entonces, es mejor o peor que el Uncharted 2? Veamos.

Historia: Nathan y Sully se embarcan en una aventura para encontrar una ciudad mítica conocida como la Atlántida de la arenas. Para hacerlo deberán enfrentarse a una organización con la que se las vieron en el pasado, formando una trama en la que la relación entre éstos dos personajes es una parte crucial.

Una aventura de las de siempre, digna de la saga Indiana Jones (superior en algunos aspectos) en la que el protagonista tendrá amoríos, reencuentros, acción, viajes…  todo narrado de una forma magistral y visitando varios puntos del mundo.

Hay que aclarar también que ésta tercera entrega se sentía como un cierre de las aventuras de Drake (no había pensado hacer cuarta entrega), así que la nostalgia está presente en muchos puntos de la misma, dando a algunas escenas un punto extra.

Y luego está el carisma arrollador de sus personajes, un punto de enganche adicional para la historia, y cuyas relaciones jugarán un papel importante en la misma.

Es una gran historia, quizá no dé para la duración total del título (y es por ello que se siente estirado en algunos momentos), pero lleva la espectacularidad por bandera, haciéndonos vivir algunos de los momentos más impresionantes que se hayan visto en videojuego alguno. Pura aventura, y puro carisma.
Apartado técnico: Sorprende mucho que éste juego no hiciera que nuestras PS3 explotaran de pura carga gráfica. Es una auténtica delicia para los ojos, y si bien no llega al techo que supone el Uncharted 4, sí que se siente como un juego de PS4.

Es curioso que el juego que menos retoques ha sufrido de los tres se sienta tan nuevo cuando lo ponemos dentro de la consola. Y es que el trabajo de Naughty Dog en lo visual siempre ha llevado los sistemas en los que ha trabajado hasta el límite, en ocasiones (como ésta o como The last of Us) mucho más allá de lo conseguido por ninguna otra compañía en el mismo sistema.

Así tendremos un juego con unas texturas trabajadas, buenos sistemas de iluminación y unas físicas de la arena y del fuego superiores a las de la segunda entrega.

Repito que el remaster no se nota en demasía, pero es que el material original ya era difícilmente mejorable, tanto en lo artístico como en la potencia bruta.

Y luego tenemos una banda sonora continuista respecto a las anteriores entregas, pero que entre el tema principal de la saga y los toques más árabes del resto nos consigue trasladar a éstas nuevas localizaciones.

No vale la pena comprar el remaster por ésta entrega, pero si no tienes aún Uncharted 3 sí que consigue pulir algunos elementos y hacer que se mueva todo un poco más fluido.

Puntero en PS4? No, pero no desmerece para nada al sistema (hay juegos de la misma consola que se ven bastante peor que éste).
Jugabilidad: Nada nuevo bajo el Sol. Y es que al igual que pasa con el apartado técnico en lo jugable es el juego que menos evoluciona respecto a su versión original.

Porque cuando tienes un juego en el que el sistema de plataformas y los tiroteos funcionan tan bien es casi imposible añadir nada, ni tan sólo pulirlo.

Y aun así consiguen que las fases de sigilo se sientan como algo distinto, unas fases que no estaban del todo bien implementadas y que beben un poquito de lo que la compañía aprendió haciendo The Last of Us, lo que hace que dichos tramos vayan más suaves y evitando problemas de IA evidentes en la versión original.

Además, se añade modo contrarreloj que viene a substituir al online (no incluido en el remaster). Es un modo entretenido, para los que quieran sacarse todos los logros y que nos permite rejugar las fases que queramos para terminarlas en un tiempo límite.

Gran jugabilidad, pero es que el juego original ya era francamente bueno en éste aspecto.
Opinión Personal: Lo digo, lo repito y lo volveré a decir: Uncharted 3 en su versión remaster es el juego de la colección que menos evoluciona respecto a su versión original, pero es que en todos los aspectos era el más avanzado de todos y tampoco ha pasado tanto tiempo como para que se tenga que tocar demasiado.

Pese a ello sigo pensando que Uncharted 3 está por debajo de su segunda entrega, y eso que mirando los números de forma fría le supera en todo. Más opciones jugables, mejores gráficos, mejor IA, mayor variedad de situaciones… pero falla (dentro de la excelencia) en la trama del juego y en que el ritmo de la aventura decae en ciertos momentos, unos momentos que están insertados para alargar la vida del título y que se sienten un tanto artificiales (y que son tiroteos añadidos que nos harán disfrutar pero que cortan el ritmo de la historia).

Es un gran juego, un auténtico imprescindible para cualquiera que tenga una consola capaz de moverlo, ya sea en su versión original o en su versión remasterizada.

Pero son las novedades suficientes para justificar su compra a aquél que ya lo tiene en PS3? Probablemente no. Los ligeros retoques gráficos y la mejora en el sigilo se antojan insuficientes para alguien que ya tenga el juego para PS3, pero dentro de una colección en la que los tres juegos están más equilibrados entre sí (sobre todo la primera entrega) y teniendo en cuenta que es la MEJOR TRILOGÍA EXCLUSIVA del sistema de Sony de la generación pasada… pues por qué no tenerla de nuevo en una única caja?

En mi caso me ha servido para volver a jugar unos juegos que me encantan y que considero que cualquier jugón debería probar. Unos juegos que han marcado un estilo de hacer videojuego y de vivir la aventura, herederos de Indiana Jones y la saga Tomb Raider, a los que humildemente creo que ha superado (tanto en historia como en carisma de los personajes por parte de la saga de Indi como en todos los aspectos a la señorita Croft).

Donde no hay dudas es en los que no tengáis una PS3. Vosotros debéis comprar éste remaster de forma obligada: 30 € por tres imprescindibles? Ya estáis tardando.

Yo no descarto rejugarlos otra vez cuando vuelva a terminar el Uncharted 4 en una nueva maratón de Nathan Drake… así que os podéis hacer una idea de lo buenos que son unos juegos que me llevan a jugarlos un mínimo de tres veces con el escaso tiempo del que dispongo últimamente.

Valoración Personal: 9,5.
Valoración en Meristation: 9 al original, 8,5 al remaster.
Valoración Metacritic: 92  al original, 86 al remaster.

sábado, 28 de enero de 2017

Hace un Año CXIV... Spotlight

Spotlight fue una de las películas con mejores críticas del año pasado (mirad su metacritic), una que no sólo contaba con una serie de buenos actores en su cartel, sino que trataba un caso real sucedido en Boston a principios de siglo.

La película nos lleva a la redacción de un periódico, concretamente al equipo encargado de los reportajes de investigación. Con éste equipo asistiremos a la investigación periodística en torno a una serie de abusos a menores ocurridos en la ciudad y tapados posteriormente por la jerarquía eclesiástica.
Así, poquito a poquito iremos siguiendo las pistas junto a los protagonistas, viendo los escollos que deben superar en una ciudad tan católica como Boston y descubriendo horrorizados (recordemos que es un caso real) cómo el caso se hace más y más grande.

Sinceramente estamos ante una película que, de caer en otras manos o de tener otros actores en nómina sería un telefilm de todas todas. No tiene nada en la producción que la distinga de ese tipo de película, pero hemos tenido la suerte de que las manos que la han recogido son bastante capaces.

La película tiene un desarrollo muy bien llevado, apoyándose en el estupendo trabajo de los actores (Rachel McAdams, Mark Ruffalo y Michael Keaton) para enganchar al espectador. Y es curioso porque pese a ser una película con poca acción o movimiento no se hace larga en ningún momento.

La trama se va desplegando ante nosotros de forma muy bien medida, los sucesos van cayendo sobre la redacción y lo que descubren les va afectando de una forma u otra; pero el trabajo periodístico sigue adelante sin pausa. Supongo que en EEUU ha servido como retrato de un momento puntual de su historia y de una forma de entender el barrer las cosas bajo la alfombra que ha durado durante mucho tiempo.

Se trata todo con mucho gusto, sin que tengamos que ver ningún tipo de imagen escabrosa, pero aún así es una película que llega, quizá por tratar un tema tan espinoso como el abuso a niños (y más cuando viene de la mano de alguien en quien tendrían de poder confiar sin reservas) o el encubrimiento por parte de aquellos que deberían denunciarlo. En ningún momento nos sentiremos incómodos con ninguna imagen ni nada por el estilo, así que podéis estar tranquilos a ese respecto.

Vuelvo un momento a los actores para volver a destacar a los que en mi opinión son los que llevan el peso de la película (que no debería haberse llevado el Oscar a mejor guion original, ya que es bastante convencional); me ha gustado especialmente el papel de Mark Ruffalo como uno de los reporteros. Se nota mucho la implicación de todos, y es que son ellos los que te hacen creíble la historia.

Me detengo también para mencionar el excelente trabajo de Howard Shore en la banda sonora. En más de una ocasión me ha hecho centrarme en la película cuando empezaba desconectar, con temas muy adecuados y buenos.

En mi opinión es una buena película, pero bastante sobrevalorada. Quizá el que esté basada en hechos reales jugó a su favor en los premios, pero nunca la hubiera votado como mejor película del año pasado para los Oscar. Es una cinta que se ve muy bien, con contenido y bien interpretada. Pero también es una historia que, por desgracia, hemos visto una y mil veces, sin apenas nada que la haga destacar sobre otras cintas de corte similar.

Pero bueno, cada uno tiene sus gustos, y los míos dicen que es una película que vale la pena ver pese a que no quedará grabada en vuestra memoria. Ya me diréis.

Valoración Personal: 8,5.

PD: Recibió los Oscar a mejor película y a mejor guion original.

viernes, 27 de enero de 2017

The Brave and the Bold: Señores de la Suerte

Otro comic USA más que se pasa por aquí, en ésta ocasión sobre una saga de la que no había oído hablar (o grupo) y con una fecha de publicación bastante moderna (2007). Qué está The Brave and The Bold: Señores de la Suerte?

Historia: Publicada originalmente en los números 1 a 6 de The Brave and the Bold, de abril a octubre de 2007. Alguien ha robado el Libro del Destino, un artefacto omnipotente que otorga a sus poseedores un conocimiento completo del pasado, presente y futuro. Batman y Green Lantern deberán formar una alianza con varios superhéroes, como Supergirl, Blue Beetle, Lobo y la Legión de Superhéroes, para poder recuperar el libro y restaurar el tejido de la realidad. 

Adaptando los seis primeros números de la colección, éste los Señores de la Suerte nos narra qué sucede cuando el libro que puede predecir todo lo hecho y lo que sucederá acaba en las manos que no son las adecuadas.

Así, seguiremos a varios héroes del universo Dc en una búsqueda a lo ancho del universo y del tiempo, para recuperar tan peligroso artefacto perdido por Destino y evitar que se hagan con él Los Señores de la Suerte, un grupo que planea sumir al universo en más de mil años de dictadora.

Una historia con un punto de partida muy bueno, y que arranca con un hombre que aparece muerto en más de cien sitios distintos, con Batman y Green Lantern investigando el caso. Pero no tengo muy claro por qué se va perdiendo poco a poco según avanzan las páginas y la trama intenta complicarse sin demasiado sentido.

De más a menos, con algunos puntos altos entre medias, pero nada imprescindible.
Personajes: Como he dicho, son muchos los personajes que aparecen en éstos seis números, así que es totalmente imposible que se profundice en ninguno de ellos. Además, en ningún momento da sensación de cohesión entre ellos, por lo que tampoco se podría hablar de ellos como grupo.

Los principales serían Batman, Green Lantern y Supergirl. Tres héroes clásicos del universo Dc que aquí poco muestran y nada avanzan. Quizá Supergirl sea el personaje con más páginas y que más actúa por su cuenta, siendo el que me ha parecido más atractivo en la trama.

Otros como Destino, Adam Strange o Lobo simplemente se pasan unas páginas y actúan durante un capítulo o dos, dejando parte de su personalidad en las páginas pero no dejando de ser meros esterotipos.

Dibujo: Creo que es lo que más me gusta de ésta obra, y eso que el look añejo le sale por todos lados. Un trazo limpio, personajes bien definidos, viñetas cargadas de detalles y un look que parece de alguna década anterior pero que no deja de ser un estilo.

El color, eso sí, en ocasiones se pasa de chillón, con mezclas demasiado explosivas.

Pero lo dicho, es una obra que entra por los ojos y en la que se nota un gran trabajo a nivel visual.

Opinión personal: No tengo muy claro lo que esperaba de ésta obra, quizá algo gamberro con personajes no tan conocidos y algún que otro cameo de Batman o Green Lantern. Una epopeya espacial que nos presentara un grupo del que yo no tenía conocimiento y ampliara un poquito el universo cósmico de Dc.

El resultado final es una obra con un punto base muy interesante y con bastantes buenas ideas, cuyo guion se pierde en ocasiones con cosas que no importan para absolutamente nada, con una trama que se convierte en una auténtica locura, partes absurdas y eso que tanta rabia da: cambios de localización sin explicación alguna.

El exceso de héroes tampoco permite explotar a los principales, lo que acaba por lastrar mucho el resultado final.

Por suerte, el dibujo está a la altura de lo que pedía.

Y por último está el final, algo apresurado a más no poder y con demasiados Deus Ex Máquina. Que uno puede tragar con uno o dos de vez en cuando, pero tampoco hay que pasarse.

Con todo nos queda una obra decepcionante, un conjunto que no tengo claro cómo ha acabado recopilado en tomo e incluso publicado en nuestro país. No es que sea mala como para quemarla en las hogueras de San Juan, pero está muy lejos de otras lecturas de Dc recopiladas en el mismo formato y colección (Salvat - Dc). Una auténtica lástima, y una de las pocas que no releeré del recopilatorio.

Así que ya sabéis, sólo para completistas. No es un fracaso absoluto pero seguro que hay cosas mucho mejores (como Invencible, el comic inmediatamente anterior en mi pila de lectura).

Valoración personal: 5,5.

jueves, 26 de enero de 2017

Sinbad T1

Vuelvo a la carga con un anime de esos que te recomiendo Netflix y, al ver que tienen únicamente 13 capítulos, acabar por ver.

Veamos qué tal está Sinbad.

Estudio:  Lacy-duce
Nº Capítulos: 13
Manga Original de: Shinobu Ohtaka
Historia: En un mundo de fantasía donde la guerra es lo habitual nace Sinbad, un chaval que parece tener un destino manifiesto y que de pequeño vive con su padre y su madre arropado por las fuertes creencias de su progenitor.

Hasta que cuando es adolescente se ve envuelto en una trifulca con el ejército de su país, en el que se niega a alistarse. Y qué puede hacer? Intentar ser el primero en conseguir el poder de unas misteriosas torres en las que ejércitos enteros han perecido, pero que parece esconden el poder para convertirse en el rey del mundo.

Así, acompañaremos a Sinbad en sus aventuras para intentar unificar todos los reinos bajo su mando, una aventura que irá siguiendo ciertos pasos lógicos (resueltos de forma poco lógica) mientras consigue más poder y nuevos amigos y aliados.

Es un anime con altas dosis de humor mezclado con una trama algo más seria y con personajes carismáticos. Lástima que sólo se desarrolle una parte y quede pendiente de que se decidan a hacer una segunda temporada para seguir con las aventuras de éste marinero.

Apartado técnico: Sinbad es un anime bastante moderno y eso es algo que se nota en la calidad visual del mismo.

Tenemos una obra que destaca por un colorido muy potente, con grandes contrastes como pueden ser los pelos de los personajes o unos azules muy vivos.

También vale la pena destacar unos diseños de personajes vistosos y muy distintos entre sí, así como unos escenarios originales y bien recreados (además de variados).

En lo que a la animación se refiere nos encontramos con una calidad general bastante decente, destacando sobremanera en los momentos de lucha, donde todo se mueve bastante más fluido.

La pena de ésta serie es la habitual en éste tipo de productos: es irregular en muchos momentos, teniendo tramos largos de capítulos bastante peor hechos que el resto, lo que hace que la sensación general no sea todo lo buena que podría ser.

De notable bajo.
Personajes: En trece capítulos tenemos una serie que se las apaña bastante bien para presentar a un buen puñado de personajes, incluso profundizando un tanto en algunos de ellos. Veamos los principales:

Sinbad: El protagonista de la historia, el chaval que sale de todos los líos como buenamente puede y que sueña con unificar el mundo bajo su bandera. Es con su carisma e inventiva como sale habitualmente de los líos, aunque según pasa el tiempo se va volviendo más y más poderoso a nivel personal. Un protagonista que valora a sus compañeros por encima de todo lo demás.

Dragul: El primer antagonista de la serie, un hombre que debe lealtad a su reino aunque parece anteponer las necesidades de cierta noble. Se enfrentará a su hermano, quien será (sin duda) el villano a futuro. Vamos, que es el típico malo de buen corazón.

Compañeros: Hay unos cuantos compañeros más, no en vano en cada aventura se hace con alguno, pero hablar de ellos sería adelantar acontecimientos, así que paso de hace spoilers.

Ja’far: Niño asesino, entrenado desde su más tierna infancia y líder de una conocida secta de asesinos. El chaval parece obsesionado con matar, siendo violento y no teniendo ningún escrúpulo.

Hinahoho: El primer aliado de importancia que hace el bueno de Sinbad. Se trata de un guerrero del país del hielo que en el momento de conocer al protagonista aún no ha demostrado ser un adulto dentro de su tribu. Un personaje más serio y comedido que el protagonista, demostrará ser un auténtico amigo.

Antagonistas: Igual que en cada país que visitan acaban por hacer amigos, no es menos cierto que los antagonistas están a la orden del día, ya sea competidores en los negocios o guerreros enviados para matar al protagonista.
Opinión Personal: Sinbad es una buena serie de acción y aventuras en un mundo fantástico, sabe mezclar los momentos más serios con humor típico japonés (incluso momentos SD). Pero le pesa mucho en mi valoración personal el que se trate de una primera temporada y que quede tan abierta como queda.

Y es una pena, porque son trece capítulos en los que el protagonista y su causa evolucionan un montón, desde mero matado de un pueblo perdido hasta mantener pactos con pequeñas monarquías y tener una flota comercial importante. Una evolución que vemos en pantalla y que se lleva a cabo tanto de forma diplomática como por la fuerza de las armas.

La inclusión además del poder escondido en las torres hace que la trama tenga un punto misterioso y místico, además de ser una buena excusa para poner en pantalla acción de la buena, con rayos y truenos por todos lados.

Vale la pena decir que en algunos momentos se siente como si faltaran trozos importantes de trama entre un capítulo y el siguiente, trozos que se nos narran mediante voz en off pero que no hubiera estado de más ver. Eso es algo que hace que los saltos de una localización a otro no se sientan demasiado naturales y uno se pregunte cómo va todo lo que se va dejando atrás.

En general es una serie entretenida, que no se hace pesada en ningún momento (cuando apunta a ello acelera su ritmo) y que bien puede merecer la pena verse. Eso sí, avisados estáis de que no termina y de que tiene algunos defectos bastante evidentes.


Valoración Personal: 6,5.

miércoles, 25 de enero de 2017

Rave #4

Cuatro tomos don’t stop de Rave, la he cogido como si fuera la primera vez que la leo e incluso creo que la estoy apreciando más ahora (y comparándola con Fairy Tail).

Éste cuarto tomo termina el combate de la aldea donde llovía tanto, un combate plagado de humor,
con unos villanos que quizá no lo eran tanto y donde los poderes son para partirse de risa: hacer bailar al enemigo¿? En fin, saga humorística y cortita.

Y luego pasamos al plato fuerte (en teoría) que no es otro que localizar a un ejército de Demon Card (los malos, por si lo de Demon no era una buena pista) que está buscando una de las cuatro partes de Rave en una cueva. Resultado? Un asesino intenta matarles, aparece Shuda, se reencuentran con un viejo amigo y se nos hace una breve ampliación de lo sucedido hace 50 años (además de ver que Ellie parece esconder algo importante).

En resumen: un tomo que objetivamente debería haberme gustado más pero que se me ha hecho algo cuesta arriba al notar cierto alargamiento con la inclusión del asesino, como si no quisiera revelar lo del final del tomo y tuviera que poner un malo de relleno.

Por lo demás, sigue siendo el manga divertido y bien pensado (dentro de su género, que hay absurdeces como que el malo les dé un veneno que los duerme, en lugar de uno que los mate) que recordaba, con una ligera mejora del dibujo y que entretiene. Aunque pierda carrerilla sigue a buena velocidad.

martes, 24 de enero de 2017

Rave #3

Éste tercer tomo de la obra primeriza de Mashima (algo que sigue notándose mucho en el dibujo) y seguimos con el viaje de Haru y Ellie buscando los fragmentos de Rave. En ésta entrega tenemos el final del combate con Lance (el primer subboss carismático), un combate que termina añadiendo incluso emotividad a la historia de los Musica.

Acto seguido se añaden a la pandilla un curioso conductor y su carruaje, frikada total e ida de la olla por parte del autor, pero que le añade un sabor (y un humor) especial a la trama.

Aventurillas… y nueva para en el camino, en ésta ocasión toca un pueblo donde lleva lloviendo cinco años, en lo que se adivina como el siguiente “enemigo con nombre” de la aventura. Lo bueno del caso es la presentación del pueblo (al más puro estilo One Piece) y el primer recuerdo de Ellie, en el que ve a un hombre intentando matarla nada más despertar, un hombre que usa magia relacionada con los rayos (y cuyo diseño el autor aprovecharía de nuevo en Fairy Tail).

Me sigue pareciendo un manga que, pese a ser más inocente que su obra actual, consigue transmitir la aventura y la imaginación que deberían tener todos los shonen que se precien, un manga divertido, con momentos emocionantes y que se pasa en un suspiro (pese a tener letra) gracias a su humor y su buen rollo.

Sigue sorprendiéndome lo claras que tenía las cosas Mahima en ésta etapa.

PD: Lo de Plue es para hacérselo mirar, deshidratándose en el agua XD.

lunes, 23 de enero de 2017

Lucifer T1

Hoy traigo una serie que no llenará titulares ni tendrá una legión de fans detrás, pero que para mí viene a llegar un hueco que se iba quedando huérfano con la marcha del Mentalista y de Castle. Hablo de las series procedimentales con asesor.

En ésta ocasión tenemos una serie de trece capítulos (en la primera temporada) que tiene como punto a favor que el asesor es, ni más ni menos, que Lucifer.
Tenemos al señor del infierno que ha decidido irse para siempre de vacaciones, así que ahora regenta un club de moda en los Ángeles. Hasta que un día se ve envuelto en un crimen, conociendo a una inspectora de policía que no cae rendida ante sus sobrenaturales encantos. Y se pica, estando cerca de la mujer para saber por qué es resistente.

De éste modo iremos pasando de un caso a otro (siempre distintos) mientras conocemos más cosas sobre Lucifer y la inspectora, teniendo de fondo una trama para cada uno: Lucifer con un ángel que le quiere llevar al infierno otra vez y la inspectora un caso que la atormenta desde hace tiempo.

La dinámica de la serie es tirando más al humor que a otra cosa, asemejándose en varios puntos a Castle. Y el que el protagonista tenga una serie de poderes y nadie le crea cuando lo cuenta también tiene su punto.

Bien hecha, interesante… quizá los dos actores principales estén un poco sobreactuados a veces, pero el papel también lo pide y se van encontrando más cómodos según avanzan los capítulos.


No nos engañemos, a día de hoy (una sola temporada) no es ninguna maravilla, pero tiene suficientes elementos originales (como que Lucifer tenga psicóloga) como para enganchar a los que disfruten con éste tipo de series. El tiempo dirá si se convierte en un referente del género o pasa al olvido, pero elementos para conseguirlo los tiene, así que a poco que os guste la premisa os gustará la serie.

sábado, 21 de enero de 2017

Hace un Año CXIII... La Gran Apuesta

La gran apuesta americana es una película que me ha sorprendido gratamente, un film que venía con menos nombre que la gran estafa americana (al menos en mi caso) y que me ha dejado un sabor de boca infinitamente mayor que el de la otra película.

Aquí tenemos una historia transcurrida durante la crisis financiera que nos golpeó hace ya unos años (y de la que seguimos recuperándonos), concretamente pone el foco en tres pequeños grupos de gente que se dieron cuenta de que el sistema iba a caer de un momento a otro, y lo que hicieron al respecto.

Dicho así puede parecer una película un tanto árida, pero os digo desde ya que las dos horas que dura el metraje se pasan volando, y eso, cuando se explican términos de economía y se basa en hechos reales es toda una gesta.

La gracia del asunto está en la forma de contarlo, con cierta clave de humor (en la voz en off) y demostrando una vez tras otra lo mal montado que estaba el sistema y lo fácil que era que se viniera abajo. Lo veremos todo, desde personajes estudiando el estado real de las familias, hablando con las agencias de clasificación, con los bancos… veremos esa sensación de invulnerabilidad que había justo antes del desplome.

El reparto elegido es realmente bueno, con nombres como Christian Bale, Steve Carrel o Ryan Gossling. Actores que encarnas a personajes reales en situaciones reales, y nos cuentan una trama que parece irreal pero que sucedió de verdad.

Es una película que basa su atractivo en un buen guion con unos buenos actores, pero no por ello deja de lado una buena banda sonora o la fotografía. Digamos que es de esas películas que parecen hechas para los Oscar, pero que al contrario que la mayoría de ellas tiene alma propia y una historia con mensaje que contar.

Dentro del género financiero es de las que más me ha gustado con diferencia, retrata un mundo regido únicamente por los resultados de manera magistral, analiza una crisis mundial y se permite incluso bromear en algunos momentos, distendiendo todo aquello que estamos viendo.

Quizás no esté a final de año entre lo mejor del mismo, pero podéis estar seguros que sí estará entre las recomendaciones para éste mes de enero. Realmente buena, y gustará a todos los que disfruten de una buena historia.

Valoración Personal: 9,1.

viernes, 20 de enero de 2017

Green Arrow - Año Uno

Ésta semana le toca el turno a otro de esos comics que nos vienen a contar el origen de un superhéroe, modernizándolo un poquito y trayéndolo a nuestros días. Seis números americanos para un tomo que nos trae a la palestra a Green Arrow.

Historia: Oliver Queen es un frívolo playboy al que no le importa nada ni nadie... aparentemente ni siquiera él mismo. Pero cuando es traicionado y abandonado en medio de la jungla en una isla, averigua que sí hay una cosa que le importa: ¡la justicia! Armado solamente con flechas y un arco hechos a mano, Queen lucha por sobrevivir en un nuevo y cruel territorio, mientras combate a los violentos traficantes de droga responsables de su situación.

Año Uno nos presenta a un Oliver Queen que no tiene muy claro qué hacer con su dinero, un joven playboy que vive la vida al límite hasta el punto de acabar borracho y tirado en una fiesta para recaudar fondos.

Para apartarse un poco del foco público decide acompañar a su guardaespaldas en un viaje de negocios, viaje que acabará con él varado en una isla aparentemente desierta donde tendrá que enfrentarse a sí mismo y madurar para convertirse en el héroe que conocemos de los comics.

Una trama sencilla, directa y efectiva, con un par de giros de guion esperables pero que llena sin problema alguno los seis números en los que se desarrolla, sintiéndose como una historia bien contada y con mimbres para sostener a un personaje como es el de Oliver Queen (sí, es el de Arrow).

Dibujo: Tenemos la suerte de encontrarnos con un dibujo no demasiado típico, de esos que no están hechos para cualquier tipo de historia, pero que dentro de una de supervivencia consigue encajar como un guante.

En el tramo inicial quizá cuesta un poco hacerse a él, pero una vez superado tenemos un dibujo con una paleta de colores muy marcadas, que usa estupendamente las tramas y los contrastes entre el color de la página y el negro.

Un dibujo que a lápiz no destacaría demasiado pero que una vez coloreado consigue darle al comic un aspecto distinto y bien acabado.

Incluso llega a recordarme al de The Walking Dead en ocasiones (especialmente por el uso del negro).

No es de lo mejor que he visto, pero sin duda entra por los ojos y consigue atraparte cuando llevas unas páginas. Para revisitar.

Personajes: Poquitos y no demasiado relevantes. De Oliver Queen ya he hablado un poco, quizá se me ha pasado decir que al empezar el comic es un personaje hostiable, pero que tiene una buena evolución; no en vano aquí lo que se nos quiere contar es su origen.

Aparecen unos pocos personajes relevantes más, como su guardaespaldas (ex del ejército británico y el que le lleva de aventura por el mundo) o una china con el pelo blanco (villana recurrente del personaje). Pero entre que no se desarrollan casi nada o que son puro spoiler, pasaré de ellos y os dejaré con la idea de que lo que se quería hacer con la obra se consigue: ver el origen del personaje.

Opinión Personal: No tenía demasiadas expectativas puestas en un comic de Año Uno (de esos que salieron para repetir el éxito de Batman), y menos con un personaje que tengo muy sobado por culpa de la serie de televisión.

Cuál ha sido mi sorpresa al descubrir que en seis numeritos consiguen crear un origen coherente para el personaje y nos enseñan su evolución a lo largo de las páginas. Y no sólo eso, sino que se las apañan para meternos además una trama de tráfico de drogas de por medio, con traiciones, tiroteos, guiños al personaje clásico…

En general me he llevado una muy buena impresión de ésta lectura, la de que tenemos un personaje con potencial que arranca de forma notable. Un comic con un dibujo que de buenas a primeras no me gustaba pero que una vez finalizada la obra me apetece recordar por algunos pasajes específicos o ciertas páginas especialmente vistosas.

Se lee rápido, y es una obra bastante corta, pero aún así consigue contarnos una historia y lo hace bien.

Que os gusta el personaje o queréis saber sus orígenes? Es una opción inmejorable.

Que os va el mundo del comic? Dadle una oportunidad porque está francamente bien.

Que ni lo uno ni lo otro? Podéis saltároslo, tampoco es ninguna obra maestra, pero sí un buen entretenimiento.

Valoración Personal: 8.

jueves, 19 de enero de 2017

Narcos T1

Narcos es una de esas series que hay que ver a poco que te guste el medio, y más si tienes recuerdos de la época, en ese caso reconoces algunos de los momentos clave del producto (sí, soy algo viejuno ya XD).

Con Narcos se nos acerca a la figura de Pablo Escobar (el elegido para la primera y segunda temporadas de la serie), una figura a la que recogeremos desde sus inicios hasta el momento en el que ingresa en la “Catedral”.

Son diez capítulos donde veremos cómo un traficante de bienes robados se va convirtiendo poco a poco en uno de los hombres más ricos del mundo, alguien capaz de poner en jaque a un país y alguien con una personalidad lo suficientemente potente como para merecer ésta serie.
La historia la veremos desde dos puntos de vista básicamente: el de una agente de la DEA destinado a Colombia para para el narcotráfico y el de Pablo Escobar, narrado todo con la voz en off del agente.

El tener los dos puntos de vista (uno a cada lado de la ley) nos ayuda a seguir la pista de lo que sucedió a lo largo de los años, cómo Pablo Escobar iba subiendo poco a poco en ésta historia real en la que el narcotráfico tenía prácticamente secuestrado a un país.

Movimientos políticos, venganzas, tiroteos, carreras militares, traiciones, violencia innecesaria, sexo, drogas… todos éstos elementos los podréis encontrar en la serie. Una serie que está narrado con un buen ritmo (no es ni rápida ni lenta) y te mantiene enganchado a lo largo de toda la temporada.

Es cierto que la historia no termina, para eso habrá que ver la segunda temporada (ya disponible y vista), pero es lo suficientemente consistente por sí misma como para valer la pena su visionado.

El apartado técnico es excepcional, nada que envidiar a cualquier thriller cinematográfico que hayáis podido ver: Colombia es bonita, y se nos muestran todos sus extremos, desde los paisajes a la jungla pasando por la capital o el despacho de su presidente.

Un tema algo controvertido ha sido el doblaje al castellano, dejando las voces originales de los actores que hablan en castellano y doblando a los ingleses. Para mí una buena decisión. Eso sí, es cierto que a veces me ha costado entender al actor  que hace de Escobar (quizá porque es Brasileño y tiene un acento un tanto extraño), un ligero hándicap en algunas escenas que enseguida se olvida (te acostumbras y acabas por no notarlo).

Como habréis podido ver estamos ante una de esas series imprescindibles y que demuestran cómo el medio televisivo no tiene nada que envidiarle al buen cine a día de hoy. A verla.

miércoles, 18 de enero de 2017

Hunter x Hunter #26

Tomo de movimiento de piezas, fintas, explicaciones, voz en off… y un combate más o menos principal en el primer tomo.

La verdad es que esperaba un poquito más de éste tomo, y es que más allá de seguir colocando las
piezas en la lucha contra el rey y ver que algunos personajes no pueden dejar de lado sus sentimientos durante el combate la cosa no avanza nada.

Al menos el combate es emocionante, porque de lo contrario diría que el tomo no ha sido ni entretenido.

Mira que Hunter x Hunter ha tenido tomos que me han encantado, pensando que era un shonen estupendo y del que muchas otras obras podían aprender. Pero viendo éste tomo se me ha bajado un tanto el suflé. Porque no puede ser que llevemos ya tanto tiempo con los planes y el ataque contra los insectos para tener un tomo entero en el que pasa tan poca cosa.

Espero que en el tomo veintisiete la cosa vuelva a mejorar, que los combates tengan algún impacto o que las fintas y contrafintas conduzcan a algo, en caso contrario tendremos otro tomo del montón.

Y no me olvido del dibujo: irregular es como debería llamarse el autor.

martes, 17 de enero de 2017

Rave #2

Qué mala es la nostalgia, hace que cojas un manga que tenías olvidado y leíste en su momento y, al empezarlo de nuevo, no puedas evitar leer, y leer, y seguir leyendo… Y eso que es un comic objetivamente bastante normalito, con la única particularidad de tener un poco de esa magia que hace que una obra perdure en el recuerdo.

Éste segundo tomo ya nos deja a Haru y Plue en plena aventura, buscando a un herrero que les arregle la espada rota mientras ven cómo la asociación que usa a las Dark Bring está controlando poco a poco el mundo exterior a su isla.

En ésta ocasión tenemos una primera aventura que nos sirve para presentar al personaje de Ellie (cuyo diseño copiaría el mismo autor en su obra Fairy Tail), una chica con amnesia y dos tonfa que disparan cual metralleta. El personaje está bien, se esboza un poco con su locura y enseguida queda como parte del grupo.

Y luego está la primera historia que apunta a ser medio larga (un tomito o poco más) y no es otra que la de encontrar al herrero Música. Es una trama que presentará a un par de personajes interesantes (con su trasfondo dramático), además de al primer sub villano de entidad, uno de esos malos malísimos que parecen imposibles de derrotar y luego resulta que no son nadie dentro de la organización.

En general sigo pensando que éste manga desprende un aroma a aventura muy agradable, con humor bien insertado y una idea en la cabeza de hacia dónde se dirige todo. Me gusta.

lunes, 16 de enero de 2017

Stranger Things T1

Más vale tarde que nunca, y es que hoy me pondré a hablaros un poquito de la que ha sido sin lugar a dudas la sorpresa del verano (del 2016, se entiende), una serie de Netflix que ha llegado sin hacer ruido y se ha ido causando sensación.

El argumento es sencillo: en un pueblo en el que nunca pasa nada desaparece un chaval mientras iba desde casa de sus amigos hasta la suya. Desde ese momento veremos desde tres frentes distintos los intentos por saber dónde está el niño.

Una serie con un tinte sobrenatural muy marcado, tirando de los clichés que se llevaban en el cine de los ochenta (al que fusila sin piedad a modo de homenaje) y convirtiéndose por méritos propios en un producto para nostálgicos. Posiblemente sea esa referencia constante a películas como ET, los Goonies, Poltergeist, Ojos de Fuego… multitud de referencias que harán las delicias de los más cinéfilos (y si rondan la cuarentena mejor).

Posiblemente sea esa nostalgia bien entendida lo que ha hecho que la serie haya arrasado tanto, y es que todo nos lleva a esa época: desde la ambientación, los planos, las escenas, la música, la trama… todo está hecho para disfrute de los que vivimos esa época.

Entonces, la serie la pueden disfrutar los que no han vivido esos años? Sí, sin lugar a dudas está lo suficientemente bien hecha y es lo suficientemente buena como para gustar a todo tipo de público, pero también es cierto que no eres el público objetivo.

Los ocho capítulos nos dan tres enfoques distintos según la edad de sus protagonistas.

Para empezar están los amigos del desaparecido, un grupo de freaks de la época que nos recuerdan muchísimo a los Goonies y que, en mi opinión, se llevan las mejores partes de la cinta. No en vano son ellos los que interactúan con Once (una chica misteriosa con poderes que parece relacionada con la desaparición) y van mejor encaminados en la búsqueda. Lástima que el chico negro esté tan mal doblado al castellano, de verdad que se te ponen los pelos como escarpias cada vez que le oyes.

Luego tenemos a los adolescentes, una trama más similar a las de las películas de miedo mezclado con amoríos de instituto. Personalmente creo que es la más floja de todas, siendo bastante sosa en algunos tramos e incluso con una trama algo absurda en otros.

Y para terminar tenemos a los adultos, estando a la cabeza el sheriff del pueblo y la madre del chico. Estos dos creo que son los que mejor papel hacen, con el sheriff a la cabeza. Cada uno de ellos se toma el caso con un enfoque distinto (la madre volviéndose cada más loca y el policía metiéndose más y más en el caso).

En el lado negativo tenemos algunas incoherencias de guion (como las reacciones a la desaparición de la amiga o el cambio radical del novio en la trama adolescente), otras que se podrían haber explotado más (como el papel del padre de Once) y otras que se explotan demasiado (el tema nostalgia está tan presente que como no te guste te puede empachar).

Con todo queda una serie distinta a lo habitual a día de hoy, que termina su trama en ésta primera temporada (aunque la puedan seguir con una segunda, que lo harán) y que da lo que promete: cine ochentero llevado a día de hoy.


Totalmente recomendable.

sábado, 14 de enero de 2017

Hace un Año CXII... Los odiosos ocho

Tarantino es un creador bastante peculiar, tiene una forma de entender el cine que adoras y odias, y raramente deja indiferente al que ve sus películas. Pues bien, yo era de los pocos que no disfrutaba con su cine, me aburría bastante y lo veía falto de sustancia. Pero seguí viendo sus películas.

Así, los malditos bastardos fue la primera película en la que aprecié la maestría de éste buen hombre para rodar escenas y encadenarlas en algo que, pese a tener un guion bastante flojo, acaba por dar un impacto al espectador.

Con Django me pasé a su bando, una película que me gusta mucho y que aprovecha todo lo que hace bien Tarantino para contar una historia.

Los odiosos ocho es una película 100% Tarantino, de esas que se cocinan a fuego lento gracias a unas pocas escenas seleccionadas y que acaban con una explosión de casquería digna del más sediento.
La historia nos devuelve al oeste americano, donde dos cazarecompensas se encuentran en plena nevada (cada uno con sus presas) y acaban en una pequeña posada, allí se encontrarán a un puñado más de personajes, y entre todos viviremos una historia distinta, contada como si fuera un thriller.

El argumento es sencillo, contado en una serie de actos que dividen la película. En él iremos viendo cómo una trama se despliega ante nosotros, una excusa para lo que mejor sabe hacer: escenas.

Unas escenas rodadas a la perfección, con diálogos ingeniosos, música perfectamente elegida y unos actores que disfrutan con sus papeles (y se les nota). Cada una de ellas funciona por sí misma, y al juntarlas obtenemos un todo mejor que la suma de sus partes.

Personalmente creo que el talento de Tarantino funciona mejor cuando se acerca al western; ésta ambientación que tanto le gusta le viene como anillo al dedo para contar sus historias y encajar a sus particulares personajes.

Es una película bonita de ver pese a que cuente con apenas dos escenarios. Unos efectos especiales fáciles (la casquería nunca ha sido complicada) y un vestuario que está bien pero tampoco destaca demasiado. Lo que sí engancha es la forma de rodarla, la tensión en cada diálogo y en cada escena, el saber que en cualquier momento saltará la violencia.

Lo mejor que puedo decir de ella es que en las casi tres horas no me he aburrido en ningún momento, un mérito incuestionable. Y si a eso le sumamos que el guion está bien hilado, las escenas se salen y los actores son totalmente creíbles… acabamos por tener un western distinto, que encantará a los fans del director y que probablemente siga sin gustar a sus detractores. Los que estéis en medio dadle una oportunidad, estoy convencido de que la disfrutaréis.

Valoración Personal: 8.

viernes, 13 de enero de 2017

Elantris (Edición X Aniversario)

Hoy os traigo una reseña de un libro que ya se pasó por el blog en su momento, concretamente hace cuatro años y medio. Por aquel entonces no conocía apenas a Brandon Sanderson, pero al final de la reseña ya decía que se estaba convirtiendo en mi autor favorito.

Ahora, cuatro años y medio después, más de veinte libros suyos en las estanterías y una sesión de firmas (en la que compré el ejemplar del que hablo hoy) vuelvo a visitar Elantris en ésta edición décimo aniversario y vuelvo a reescribir la reseña.

Esto de revisitar libros lo hago muy poco: los principales de la Dragonlance, la Rueda del Tiempo y éste de Sanderson; pero es posible que haya durante éste año alguna que otra reseña que reciba una nueva versión. Motivo? Me apetece volver a algunos libros y me parece curioso ver cómo cambia mi opinión de los mismos con los años. Elantris ha sido la primera elegida; una novela que ha recibido unos cuantos retoques respecto a su versión original y que viene a celebrar los diez años de escritor de Brandon Sanderon. Veamos qué tal es su primera novela publicada

Historia: Bienvenidos a la ciudad de Elantris, la poderosa y bella capital de Arelon llamada la «ciudad de los dioses». Antaño famosa sede de inmortales, lugar repleto de poderosa magia, Elantris ha caído en desgracia. Ahora solo acoge a los nuevos «muertos en vida», postrados en una insufrible «no-vida» tras una misteriosa y terrible transformación. Un matrimonio de Estado destinado a unir los reinos de Arelon y Teod se frustra, ya que el novio, Raoden, el príncipe de Arelon, sufre inesperadamente la Transformación y se convierte en un «muerto en vida» obligado a refugiarse en Elantris. Su reciente esposa, la princesa Sarene de Teod, creyéndolo muerto, se ve obligada a incorporarse a la vida de Arelon y su nueva capital, Kae. Mientras, el embajador y alto sacerdote de otro reino vecino, Fjordell, usará su habilidad política para intentar dominar Arelod y Teod con el propósito de somerterlos a su emperador y su dios.

«La más bella novela de fantasía que se escribirá en muchos años.» Orson Scott Card, autor de El juego de Ender

«Una obra inolvidable que en cada lectura es capaz de ofrecer nuevos matices y hallazgos. Una verdadera maravilla.»Miquel Barceló, autor de Ciencia ficción.

El argumento de Elantris arranca de forma inmejorable; primero te pone en antecedentes diciendo que los dioses cayeron hace diez años y luego te centra en uno de los protagonistas, al que ves que le ha pasado algo que todavía no comprendes.

Desde ese momento el autor consigue tejer una trama saltando entre tres personajes con sus propios objetivos y desvelando poco a poco lo que sucedió.

Como he dicho tenemos tres puntos de vista de la trama, tres personajes perfectamente creados y desarrollados que viven aventuras completamente distintas, y todo en apenas unos cuantos kilómetros cuadrados.

Por un lado tenemos a Raoden, el príncipe heredero, con él veremos lo que le ha sucedido a la antaño gloriosa ciudad de Elantris, y lo que es más importante, a sus ciudadanos. Es una trama de descubrimiento, con multitud de pequeños detalles y elementos que dan peso al mundo en el que se desarrolla la trama.

Luego está Sarene, una princesa del país vecino que había venido a casarse con Raoden para estrechar lazos. Con ella veremos la política del país y conoceremos la vida anterior de Raoden, además de meternos en una trama política muy bien llevada.

Y por último tenemos a Hrathen, un sacerdote enviado a la ciudad con tal de convertir a todo un país a su religión. En caso de fracasar, dicho país será pasado a sangre y fuego. Con él se abre un poco el foco de atención, conociendo algunos elementos más del mundo en el que se desarrolla todo.

Así, entre los tres personajes y con un mundo rico que iremos descubriendo, el autor consigue desarrollar una trama con una gran multitud de elementos y personajes secundarios, con política y acción, y sobre todo con una gran capacidad para dejarte enganchado entre sus páginas y que no puedas parar de leer para ver qué pasará a continuación.

Quizá la trama política sea un pelín simplona (comparada con otras obras del género), pero por lo demás no tengo manera de verle puntos flojos a la misma.
Personajes: En la sección de historia ya he comentado un poco quiénes son los personajes principales. A continuación me meteré un poquito más con sus personalidades, para que os hagáis una idea de con quién compartiréis el viaje. Aun así, no puedo dejar de mencionar la gran cantidad de secundarios carismáticos que encontraréis durante las páginas  de la novela, y es que cada uno de los personajes principales tiene un “ecosistema” a su alrededor con caracteres bien definidos y muy potentes.

Raoden: Enviado a la ciudad de Elantris para que se una a los despojos que en ella habitan, Raoden decide no rendirse e intentar mejorar aquello que le ha tocado. Así, pese a un dolor que le atormenta y nunca se desvanece sigue adelante, intentando encontrar una solución para los problemas de la ciudad y mejorando las vidas de los que le rodean. Decidido, honorable y bueno, Raoden tiene los mejores capítulos de la novela (en mi opinión).

Sarene: Obligada por contrato a permanecer en su nueva patria, Sarene no se conforma con cumplir un papel secundario, así que decide meterse de lleno en la política para conseguir aliados con los que combatir al imperio que amenaza a las dos naciones. Un personaje astuto, torpe con lo tradicionalmente femenino, con un carácter lanzado y capaz de aglutinar a grandes personas a su alrededor. Ella es la que tiene los momentos más bajos del libro, momentos que aun así están a un nivel bastante alto y que a mejoran como más páginas de ella pasan.

Hrathen: De los tres quizá es el más incomprendido, el “villano” de la historia. Un hombre capaz de hacer arder países que intentará salvar éste aunque sea pasándolo al lado oscuro. Sacerdote de la religión mayoritaria en el mundo, hombre de lógica, se servirá de sus dones para intentar cambiar la religión de una nación en muy poco tiempo. Es un personaje que se va descubriendo según pasan las páginas, y que acaba por ser de aquellos que dejan huella.

Como he dicho, hay muchos otros personajes fuertes en la novela, secundarios como los antiguos compañeros de Raoden, el tío de Serene (y su familia), algunos de los nobles o el principal acólito de Hrathen. Algunos de ellos son simplemente memorables, y sin ellos la novela no sería tan buena como es.

Opinión Personal: En su primera lectura Elantris me causó una muy grata impresión (9,1) pero no acabó de parecerme la novela imprescindible que había leído en muchos sitios. Ahora, con un mayor bagaje y con ésta edición entre manos no puedo menos que decir que ahora sí, Elantris me ha conquistado.

Y no es que la edición sea muy distinta a la anterior (pulida en algunos sitios, mejor presentada, con algún extra…) pero no cambia nada esencial ni demasiado relevante. Unos simples ajustes cosméticos para que luzca mejor y no tenga algún error subsanable.

Lo que sucede es que Elantris está tan bien hecha y narrada que cuando te pones con ella no puedes parar de leer hasta que la terminas.

Siendo como es una novela auto conclusiva (aunque su autor tenga intención de sacar una secuela un año de éstos) consigue crearnos un mundo, una magia, unos personajes y una acción tan bien hechas que te llevan de la mano durante las ochocientas páginas (más o menos) que dura, sin hacerse pesada o larga en ningún momento, simplemente haciéndote avanzar con los personajes hacia sus correspondientes objetivos y conociendo por el camino a muchos otros que consiguen hacerse un hueco en tu memoria.

Supongo que en mi primera lectura venía demasiado fascinado por el primer libro de Nacidos de la Bruma (el mejor libro propio de Sanderson hasta el momento), y me pareció que éste estaba por debajo. Ahora no lo creo, creo que son dos enfoques distintos de la literatura fantásica, ambos unidos por un universo compartido y ciertos elementos comunes en las novelas de su autor (acción, personajes, mundos y sistemas de magia).

Es cierto que en ocasiones peca de tener una prosa algo simple o demasiado directa, pero es algo buscado en pos del dinamismo, intentando alejarse de textos más farragosos o descriptivos. Y también es cierto que tiene un par de momentos donde el ritmo baja un poco (o es que tienes tantas ganas de seguir con tu personaje favorito que no quieres pasar a otro), pero el caso es que en toda su extensión me parece una novela redonda, y pocos autores noveles tienen libros a la altura de éste (sólo se me ocurre Patrick Rothfuss y su novela el Nombre del Viento)

Personalmente me parece un libro inmejorable para acercarse al autor, no sólo es lo primero que escribió, sino que es buenísimo y acaba en una sola novela. Así que si queréis iniciar a alguien en el género se me ocurren muy pocas novelas que puedan gustar tanto como ésta.

Hasta aquí mi relectura de Elantris en su edición décimo aniversario. Si tenéis curiosidad por saber cuál era mi opinión en la primera lectura, os dejo con el link a la reseña.

Valoración Personal: 9,7.
ValoraciónAmazon: 8,8

PD: El libro como objeto es precioso, me encantan éstas nuevas ediciones de las obras de Sanderson en tapa dura con sobrecubierta.