martes, 15 de junio de 2021

Zetman #11

Sigo con mi relectura de Zetman y en ésta ocasión, después del tomo de combates anterior, toca volver a


poner los pies en la tierra y centrarse de nuevo.

Lo primero son las consecuencias del combate, con secuelas psicológicas para la chica y con un protagonista que parece cada vez más desconectado del Zet. Ay! Pero cuando esto sucede toca poner nuevos personajes y hacer ver que se dará una revelación importante… para quedarse exactamente igual.

Y es una pena, porque es un manga que tiene una gran cantidad de elementos positivos, empezando por un buen dibujo, una buena caracterización de personajes, buena acción, buen fondo argumental… pero se pierde sin saber a dónde va demasiado a menudo, y con éste tomo he vuelto a tener la sensación de que ponen una amenaza por ponerla, sin tener demasiado claro qué hacer con ella, intentando molar e intentando engancharnos con misterios inexplicables que, a éstas alturas, tenemos más que claros todos.

No diré que no me ha gustado, porque no es así, pero sí que es cierto que no me ha gustado tanto como hasta ahora y que se me está desinflando a marchas forzadas.