sábado, 25 de junio de 2016

Hace un Año LXXXIII... San Andrés

Bueno, al fin me toca comentar una película sencillita, de esas de apagar totalmente el cerebro y disfrutar con los efectos especiales. Porque eso es lo que nos propone San Andrés, una película de catástrofes de las de toda la vida que no aporta nada al género.

El argumento es sencillo: la falla de San Andrés al fin decide moverse y crear el caos en la ciudad de San Francisco. Así, el protagonista (un experto en salvamento) intentará llegar hasta la ciudad donde su hija se encuentra.

Si habéis visto cualquier tipo de película de éste género podéis dar por hecho que sabréis lo que pasará en cada momento de ésta. Los personajes son previsibles como ellos solos, la relación y el drama familiar están de adorno e incluso tenemos un niño coñón (el que interpreta(ba) a Rickon Stark en juego de Tronos).

Incluso con todo esto en su contra la película consigue sobreponerse y proporcionar poco menos de dos horas de entretenimiento puro y duro con unos efectos especiales de primer orden (esos edificios cayéndose parecen los mimos que los de Man of Steel XD).

Y encima sale Alexandra Daddario, una excusa estupenda para acercarse a la película si no os atraen los efectos especiales.

Por lo demás, normalita hasta decir basta y totalmente olvidable. De esas que si pillas empezadas tampoco te pierdes nada pero que consigue tenerte mirándola durante todo el metraje gracias a un buen ritmo y a todo lo que sucede en pantalla.

Prescindible pero molona.

Valoración Personal: 6.

viernes, 24 de junio de 2016

Batalla por el Abismo - La Herejía de Horus VIII

No dejo pasar tanto tiempo como en la vez anterior y vuelvo con otra novela del prolífico universo de Warhammer 40.000 y la cada vez más explotada Herejía de Horus. Veamos qué aporta Batalla por el Abismo.

Historia: El destino de la humanidad pende de un hilo. 

Se avecina una Gran Guerra, un enfrentamiento que devorará al Imperio de la Humanidad. Los marines espaciales de la Legión Alfa, la última y más hermética de toda la hermandad de los Adeptus Astartes, llegan a un mundo enemigo para apoyar al Ejército Imperial en su campaña de pacificación y en su lucha contra unas fuerzas enigmáticas y sobrenaturales. Pero, ¿qué es lo que impulsa los actos de la Legión Alfa? ¿Se puede confiar en ellos? ¿Qué bando escogerán cuando comience la Gran Guerra?

En ésta ocasión seguiremos al capitán de los Ultramarines Cestus, quien empujado por una corazonada que no sabe explicar se lanza a la persecución de una nave de proporciones titánicas, una nave que él cree que se dirige a Macragge (su planeta natal) y cuya persecución es el eje principal de la novela.

Así, tendremos cómo Cestus, junto a parte de una flota imperial y un par de escuadras de otras legiones hermanas sigue a una nave de los Portadores de la Palabra, nave que tiene unas intenciones para nada buenas.

Iremos saltando de un bando a otro, viendo cómo se van precipitando los acontecimientos y cómo la situación se va volviendo más desesperada poco a poco en una parte de la galaxia que aún no sabe de la Herejía de Horus y se la encuentra sin preparación alguna.

Básicamente estamos ante una novela de acción que nos narra un plan para aniquilar a los Ultramarines y cómo un pequeño grupo de astartes lucha para evitarlo, acción, disformidad, planes grandilocuentes y mucha más acción para una novela cuya trama tampoco influye al global de la Herejía más allá de ver que hay distintos frentes de batalla.

Personajes: Posiblemente sean lo mejor de la novela, capitanes astartes de distintas legiones (4) compartiendo una novela común, algo que hace que sus características sean mucho más evidentes.

Cestus: Capitán de los Ultramarines y el personaje que inicia la persecución y aglutina aliados. Por culpa de una visión al detener la explosión de un reactor, inicia una investigación que concluirá con la desperada persecución de una nave mucho más poderosa que su flota. Durante la novela deberá sopesar qué está dispuesto a hacer para lograr su objetivo.

Zadkiel: Capitán de la nave enemiga (la Abismo). Un Portador de la Palabara fanático que ve traiciones por todos lados y que cree que está destinado a cumplir su objetivo porque así está escrito. Un personaje hasta cierto punto histriónico y consumido por la locura.

Skraal: Capitán de los Devoradores de Mundos que no sabe lo que ha sucedido con su Legión (se comportaría distinto) y que emplea toda su rabia para acabar con los enemigos de Cestus.

Brynngar: De los Lobos Espaciales tenemos a éste marine con más elementos en común con Skraal que con el resto de la flota, pero su amistad con Cestus le hará unirse a la campaña. Es un personaje que tiene una parte animal bastante fuerte y odia totalmente todo lo que tenga que ver con la Brujería.

Mhotep: Miembro de los Mil Hijos, una Legión de marines espaciales con poderes psíquicos que tienen prohibido su uso y que está enemistada con los Lobos Espaciales. Su mística y su gran personalidad le convierten en el mejor de la novela (en mi humilde opinión).

Otros: Hay más personajes interesantes en la novela, desde la almirante que se ve relegada a un segundo plano por la cruzada de Cestus hasta los segundos de Zadkiel o de el mismo Cestus. Son, como he dicho, lo mejor de una novela que no tiene ningún impacto sobre el global de la saga, al menos que pueda vislumbrar.

Opinión personal: Tras un buen libro con Legión, la Herejía de Horus da un paso atrás y nos trae una novela totalmente prescindible dentro de la saga. Un libro que por sí mismo puede estar bien, pero que dentro del concepto general se quita y no pasa absolutamente nada.

En cuanto al libro en solitario, tenemos una lucha por parte de unos marines leales contra los Herejes, con el agravante de que los leales son muy inferiores en armamento, aunque lo suplan con su voluntad y su fe inquebrantable.

Una novela de acción que transcurre en el espacio y que cuenta con sus personajes como mayor reclamo para leerla, capitanes de cinco Legiones de marines distintas compartiendo espacio y acción, una buena forma de ver las diferencias y características típicas de cada una de las Legiones y cómo incluso entre los marines leales hay fricciones e incluso enemistades.

A mí ha sido un libro que me ha entretenido, pero que tampoco me ha dado nada más mas allá de ese entretenimiento y ese ver de nuevo la Galaxia por otro lado; cómo la guerra se ha puesto en marcha y cómo puede perderse de forma rápida si los leales no se dan cuenta de la traición a tiempo.

Vale la pena leerla? Sólo para completistas.

Valoración Personal: 6,5.

jueves, 23 de junio de 2016

The Big bang Theory T8

Voy tarde pero voy, y eso es lo que hace que a estas alturas del 2016 la temporada que vaya a comentar de The Big Bang Theory sea la octava y no la novena. Es curioso, porque precisamente ésta serie siempre ha sido una de las que históricamente llevaba al ritmo americano, con sus subtítulos y eso… pero en fin, a veces se acumulan los capítulos.

En cuanto a la octava temporada en sí, no es que destaque especialmente por ningún eje argumental demasiado definido, Penny y Leonard siguen a lo suyo, aunque ahora comprometidos. Howard y Bernadette tienen una vida de casados de lo más normal, aunque la extraña relación de la madre de él con el dueño de la tienda de comics sí que ocupa cierto espacio. Rash tiene una relación más o menos normal con otro ser humano. Y Sheldon y Amy siguen con su especial forma de quererse, con el primero algo más implicado emocionalmente.
Así que quitando éstos breves apuntes se podría decir que estamos ante una temporada de situaciones, en la que vamos viendo cómo la vida sigue avanzando para nuestros protagonistas mediante pequeñas tramas que duran unos cuantos capítulos, pero que en el fondo todo sigue más o menos igual, con una serie que se puede perpetuar ad eternum a poco que sus guionistas le sigan poniendo interés y los actores no pidan cantidades astronómicas de dinero.

En general creo que ha sido una buena temporada, con momentos brillantes y sin ningún bajón demasiado acusado, con lo que el nivel general sigue siendo alto. Viendo reseñas o puntuaciones en otras páginas veo que en general las puntuaciones para la serie van bajando, algo que no acabo de entender cuando la calidad de la misma es igual o superior. Supongo que se debe a que a una serie de ésta longitud se le empiezan a pedir ciertos cambios, más por acostumbrarse a ver siempre lo mismo que porque ese siempre lo mismo esté mal.


Pero bueno, una gran octava temporada que sigue demostrando que las buenas comedias de grupo se pueden alargar sin problemas siempre que los capítulos por sí mismos sigan divirtiendo como lo hacen los de The Big Bang Theory.

miércoles, 22 de junio de 2016

Bola de Drac #12 a #13

Llegamos a la última saga antes de lo que en televisión pasó a denominarse Dragon Ball Z, la última con un Goku sin hijos.

Y básicamente lo que tenemos entre manos es un torneo de las artes marciales, uno en el que sus rivales se han entrenado mucho con tal de conseguir vencerle, pero en el que él sólo parece tener un objetivo: ganar al hijo de Piccolo.

Es curioso lo rápido que pasan los años en éste manga, tres añitos desde la última saga, lo que pone a los personajes en la mayoría de edad y a Goku con un lógico estirón. Sigue teniendo cara de niño, pero las formas de tapón sin piernas ya se han perdido del todo.

El torneo transcurre sin demasiados contratiempos, sólo vemos la diferencia abismal entre Goku y los demás. Eso sí, nos llevamos una sorpresa cuando nuestro protagonista se casa en pleno torneo por no faltar a la palabra dada hace muuucho tiempo, un momento gracioso.

Por lo demás, sólo vale la pena destacar a un participante misterioso (Dios, que quiere encerrar a Piccolo), algo que dura poco tiempo y que acaba precipitando el inevitable combate entre los dos rivales.

Llama la atención que el enemigo de Goku no demuestra una maldad tan asquerosa como su padre, dice cosas malas, pero no mata a nadie y parece disfrutar del combate por el mero hecho de tenerlo. Es como si de enemigos fueran pasando a rivales a medida que se fostian.

El combate épico y muy divertido finaliza el tomo, con la primera muestra de egoísmo de Goku: no quiere matar a su rival para tener la oportunidad de luchar de nuevo en el futuro.

Y salto de cinco años para el siguiente tomo.


Me da la sensación de que hemos perdido el sentido de la aventura y Toriyama ha decidido centrarse mucho más en la faceta de los combates (algo que se verá cada vez más). El manga ha perdido ya su inocencia, se está transformando en otra cosa, pero aun así sigue enganchando cosa mala.

martes, 21 de junio de 2016

Bola de Drac #9 a #11

Llegamos a la primera parte oscura de Dragon Ball, en éstos tres tomos la serie pasa de un torneo contra rivales que se volverán amigos (como Ten Shin Han o Chaos) a la primera muerte de un personaje importante y la aparición de sangre o alguna escena de desmembramiento/muerte cruel.

Lo primero es el torneo, el penúltimo en el que veremos participar a Goku y que tiene el encanto de todo lo antiguo de Dragon Ball. Personajes carismáticos, técnicas imaginativas, combate muy buenos… y un final que no te esperas. Y lo mejor de todo: acabado el torneo, apenas un par de páginas después a Krilin se lo pasan piedra por primera vez, iniciando la primera saga con un malvado en condiciones.

Y no es otra que la saga de Piccolo (o Cor Petit), una especie de demonio que ha sido liberado (por el entrañable Pilaf) y que tiene un poder fuera de toda imaginación, un poder tal que el maestro de Mutenroshi tuvo que dar la vida para encerrarle en una olla de hacer arroz.

Ésta saga tiene muertes, crueldad y un malo maloso que mola; y tiene también otro gran level up  de Son Goku, curiosamente el primero que consigue sin entrenamiento. Me gusta especialmente el flashback de Mutenroshi, o cómo los demás intentan detener al enemigo pensando que Goku ha muerto. Una gran saga que marcaría el tono de las que vendrían más adelante, y nos presentaría a un villano que forma tanto parte de éste universo como el mismo protagonista.


lunes, 20 de junio de 2016

PC - R.A.G.E.

Tengo la sensación de que últimamente me limito a tirar de Netflix y de Steam para consumir entretenimiento, pero bueno, supongo que la facilidad de acceso tira mucho…

El caso es que en una de las fabulosas rebajas de Steam me he hecho con éste RAGE, un juego que estuvo en mi lista de pendientes durante mucho tiempo (en su versión para XBOX360) y que gracias a la plataforma de Valve he podido disfrutar.

Historia: El juego arranca con nosotros en una especie de cápsula en el espacio, cápsula a la que entramos para quedar en hibernación.

Lo siguiente que vemos es que ha pasado mucho tiempo (creo que siglos), y el mundo que conocíamos ha desaparecido, ahora queda un mundo post apocalíptico dominado por una organización militar y distribuido en pequeñas poblaciones-estado.

Lo curioso del caso es que nosotros somos el bien más codiciado de éste mundo, la gente que despierta dentro de cápsulas similares a la nuestra es buscada por la organización militar (no sabemos con qué fines) y nosotros pasaremos a la clandestinidad/resistencia sin tener muy claro nada.

El juego nos irá metiendo poco a poco en su mundo, conociendo a varios personajes a cada cuál más peculiar y con una trama lineal aunque interesante. Eso sí, aviso que es un poco coitus interruptus, quedando muchas de las incógnitas planteadas por el argumento en el aire (no sé si por una segunda parte que no ha llegado o por un juego inconcluso).
Apartado Técnico: Siendo un juego del estudio que nos trajo Doom y que siempre ha estado a la vanguardia de lo gráfico cada vez que ha sacado un juego, se hace evidente que RAGE va a lucir estupendamente en pantalla. Pero hasta qué punto?

Vaya por delante que es un juego de 2011 que funcionaba en una XBOX360, sabiendo eso sorprende aún más el acabado visual de la obra. Es un auténtica delicia para los ojos, con unos gráficos que hay juegos que a día de hoy todavía no han superado. El motivo? Una tecnología que creo que no se ha usado de nuevo pero que en RAGE funciona de maravilla: la megatextura, los escenarios del juego no cuentan con texturas para paredes, árboles, etc… hay una textura gigante que lo cubre todo, hecha ex profeso para el juego.

Éste elemento hace que la coherencia visual de los escenarios (y enemigos/personajes) sea realmente espectacular, un acabado digno de los pcs de hoy en día. Y lo mejor es que funciona en máquinas de rango medio-bajo.

Por otro lado tenemos un aspecto artístico que, pese a estar bien, no muestra el mundo post apocalíptico en todo su esplendor: no tenemos ninguna vista que quite el hipo o escenario que nos haga mirarlo con la boca abierta.

El sonido y la música simplemente acompañan, ningún tema memorable. Supongo que lo habitual en el género.
Jugabilidad: RAGE es un shooter al uso, así que su sistemas de juego básico no sorprende para nada, avanzar entre grupos de enemigos (en ocasiones bastantes) matando a los que podamos mientras intentamos que no nos den a nosotros. Un sistema refinado a éstas alturas y que funciona muy bien (con cierta dificultad, hay que decir).

La originalidad del juego viene más desde su planteamiento, teniendo un mundo (con mucho pasillo) que explorar, destacando para ello las pequeñas poblaciones con ciertos Pnj que nos darán incluso misiones secundarias.

Luego tenemos una progresión que nos recuerda en algo a los RPG, no porque haya puntos de experiencia, sino porque podremos mejorar ciertas piezas de equipo o comprar elementos que nos facilitarán la experiencia.

Para acabar está el vehículo, nada original a día de hoy, que nos permite desplazarnos más deprisa por el escenario y que tiene algunas misiones secundarias interesantes (como las carreras).

Un juego divertido de jugar pero que tampoco aporta nada al género.
Opinión Personal: Generalmente me guío por las valoraciones dadas por la revista online Meristation, así que RAGE (con un 9) me parecía que debía ser un shooter realmente bueno.

Y qué me he encontrado? Diría que un juego inacabado, aunque va un poco más allá.

En lo jugable no tengo ningún tipo de queja: el juego es divertido, y cuando estás en pleno tiroteo tienes que estar concentrado o acabarán contigo. Y las poblaciones me gustan mucho, con personajes estrambóticos y una sensación de estar en un mundo bien construido bastante importante.

Pero luego tenemos los lados negativos: la sensación de estar ante un mundo vivo se esfuma cuando tenemos que ir de un punto a otro, extensiones de carretera vacías, de las que no te puedes desviar para llegar a una instancia que será la fase en sí. Dichas extensiones tienen algún combate contra vehículos enemigos, pero son tan limitadas  que acabaréis por saltaros los combates e ir lo más rápido posible a la siguiente misión.

Y todavía hay más: la trama. Lo que es un arranque bastante interesante se va diluyendo poco a poco para acabar como un tópico de resistencia contra ejército opresor que se ahorra cualquier explicación de lo que ha pasado o del porqué te buscan. Una auténtica lástima que encima da la sensación de haber sido una decisión de última hora para sacar el juego y facturar, dejándolo para una inexistente segunda parte.

Así que las sensaciones son enfrentadas. Un inicio realmente bueno donde todos los apartados se unen para tener una experiencia muy buena, que, sin embargo, se va diluyendo lentamente según pasan las horas para terminar como un shooter del montón.

Una lástima, los mimbres eran muy buenos, pero parece que no supieron terminarlo, quedando como un buen shooter que podría haber sido un shooter genial.

Valoración Personal: 7,5.
Valoración Meristation: 9,0.
Valoración Metacritic: 79.

domingo, 19 de junio de 2016

Rum & Bones - Handsome Jack

Y tras un video de Disney Infinity paso a una miniatura pintada por mí. De ésta estoy especialmente contento.

Disney Infinity - Darth Maul

Aprovecho los domingos para poner también los videos que les he ido haciendo a las figuras de Disney Infinity. Vamos con Darth Maul.

sábado, 18 de junio de 2016

Hace un Año LXXXII... El Niño 44

Debo confesar que no tenía ni idea del argumento de la película antes de ponerme a verla. El motivo? Que con que salieran Gary Oldman y Tom Hardy ya tenía suficiente. Pero, de qué val el Niño 44?

La película nos sitúa en los años cincuenta en la Rusia comunista, ese país que venía de ganar la segunda guerra mundial y que tenía unos niveles de represión para con sus propios ciudadanos típicos de cualquier dictadura.

En éste escenario seguiremos a un oficial de seguridad del estado, un hombre que hace su trabajo (investigar si son culpables o no de traición) y que a la vez tiene una pareja que le espera en casa. Pero el asesinato del hijo de un amigo precipitará las cosas para que el protagonista vea que no todo es tan bonito como lo pinta el sistema.

Un thriller de los de toda la vida con una buena recreación histórica (no recuerdo demasiadas películas en ésta época), recreación que nos recuerda a la Alemania nazi y cómo los mismos ciudadanos vivían con miedo para no ser denunciados por sus vecinos de cosas que podían, o no, haber cometido.

Es una película de dos horas diez minutos y no se hace larga en ningún momento, curiosamente no es que tenga un ritmo endiablado o un guion muy potente (el final es típico a más no poder), pero las interpretaciones y la intensidad que ponen los actores hacen que te quedes enganchado viéndola.

Un lujazo ver al reparto de ésta película en acción, todos creíbles y a un nivel altísimo, excusa suficiente para acercarse a el Niño 44.

Una lástima que el desarrollo del argumento en el tramo final tire hacia lo más convencional y no arriesgue un poquito más o pruebe con un giro distinto de guion. Pero al menos la última escena (con Charles Dance haciendo un pequeño papel en ella) se me antoja lo suficientemente buena como para redimir el tramo anterior.

Buena película que vale la pena ver a poco que te gusten sus actores, la ambientación o los thrillers.

Valoración Personal: 7,5.

viernes, 17 de junio de 2016

Naruto

Han sido muchos los años necesarios para terminar ésta obra, un manga que fue un auténtico fenómeno de masas cuando empezó pero que, debido a su longitud y su bajada de calidad no ha conseguido estar en la cresta de la ola hasta el final (algo muy difícil teniendo en cuenta que son 72 tomos). Y aquí está hoy, Naruto se pasa por el blog (no por última vez, la releeré y la comentaré por sagas) para una reseña de las mías.

Vamos allá.

Historia: Naruto es un aprendiz de Ninja, un chaval que asiste a clase y gasta trastadas sin parar con tal de llamar la atención, ya que el pobre no sólo vive solo, sino que además guarda en sellada en su interior una bestia que casi destruye su villa antes de que él naciera.

Pero nada de esto parece hacer mella en un chaval extrovertido y que sólo busca hacer amigos. Así, le seguiremos en su camino como Ninja, conociendo a su vez a los compañeros que hará por el camino y a los rivales que se ganará, en un manga que sigue la estructura más típica de los shonen.

La gracia del asunto está tanto en los personajes secundarios como en unos combates que desbordan imaginación gracias a unas técnicas ninja muy definidas y con unas normas claras y entendibles.

La trama, como no podía ser de otro modo, se irá complicando con la inclusión de villanos cada vez más poderosos y carismáticos, técnicas más potentes y relaciones más tirantes o cercanas con los compañeros.

A lo largo de los 72 tomos veremos cómo sucede de todo, aunque desgraciadamente todo el tramo final de la obra desmerece bastante su inicio en lo que a interés por la trama se refiere. Aun así, creo que tiene suficientes tomos de calidad como para que valga la pena acercarse a la obra, y más ahora que está finalizada.

Personajes: Si por algo acostumbran a caracterizarse los shonen es por la ingente cantidad de personajes que van apareciendo y engrosando las filas de secundarios de la obra. Y precisamente en éste aspecto es donde Naruto sabe destacar. Por desgracia (y falta de ganas) no os haré un resumen pormenorizado de todos los que salen, el post sería demasiado grande. Lo que sí que haré será comentar al grupo principal y dar algunas pinceladas del resto.

Naruto: El protagonista descarado que siempre sonríe y hace lo posible por tener amigos y superarse a sí mismo. Empieza siendo un personaje con el que es muy fácil empatizar, que cae simpático y que hace frente a las situaciones a su manera.
Sasuke: El último de su clan tras la destrucción del mismo a manos de su hermano, Sasuke ha jurado venganza y es el único sentimiento que le empuja a seguir adelante. Enseguida forjará un vínculo con Naruto, dos personas solitarias que enfocan la vida de formas distintas. Por otro lado, parece un auténtico genio con las técnicas Ninja.

Sakura: Es la tercera pata en el grupo que se forma justo en el colegio, una chica tímida con Sasuke y bastante bruta con Naruto, un personaje de apoyo con unos sentimientos de encaprichamiento bastante fuertes. Digamos que es la más lista de los tres.

Kakashi: El maestro encargado del grupo, un genio precoz pero con una personalidad peculiar que se hace cargo de los tres chicos, de los que se encariña. Será una presencia paterna durante la serie y uno de los personajes con más carisma de la obra.

Compañeros de escuela: Además del grupo de Naruto hay unos cuantos grupos más con tres miembros dirigidos cada uno por un maestro distinto (que le imprime algo de su propia personalidad). Es entre éste amplio grupo de personajes donde encontramos algunos de los mejores de la obra, personajes que no salen demasiado pero que tienen unas personalidades y poderes muy marcados, comiéndose la escena cada ocasión en la que aparecen (como Rock Lee, Shikamaru o Neiji).

Hokage: El jefe de una aldea Ninja recibe éste nombre, y aunque en un principio sólo conoceremos al vejete que dirige la aldea de Naruto, a la larga los acabaremos conociendo a todos. Son personajes identificables con sus aldeas (tienen poderes relacionados con el elemento que su aldea representa) y de un poder considerable.

Enemigos: A lo largo de la obra son muchos los enemigos que irán apareciendo, aunque he de reconocer que los del principio son los que más me han calado y a los que más cariño les tengo (como el hermano de Sasuke o Orochimaru).
Evidentemente hay aún más personajes fuera de éstos grupos, algunos de ellos de una relevancia capital, pero prefiero no mentarlos siquiera para no spoilearos absolutamente nada en caso de que no hayáis visto nada de ésta obra.

Dibujo: Naruto cuenta con un buen dibujo ya desde sus primeros tomos, un dibujo que se presta por su trazo sencillo y limpio a contarnos la historia de unos chicos jóvenes. Cuenta además con una buena estructura para seguir la acción sin problemas y con unos diseños de personajes realmente buenos (quizá lo mejor).

El que la obra haya durado tanto tiempo también ha ido afectado al dibujo, que ha evolucionado poco a poco para intentar adecuarse al paso del tiempo en los personajes (que crecen), haciéndose más estilizado y algo más brusco en ocasiones.

Por desgracia al ir pasando los años también se ha perdido parte de la frescura de la serie en éste aspecto, incluso con algunas escenas de acción algo confusas o elementos que de intentar ser espectaculares pasan a ser no inverosímiles.

Éste ir perdiendo poco a poco personalidad en lo visual es otro de los elementos que juegan en contra de la obra a largo plazo. Entiendo que es difícil dibujar veinte páginas semanales durante tantos años, pero el abuso de las splash pages y el descuidar poco a poco los fondos (algo mucho más marcado en Bleach) hace que el acabado final no sea tan bueno.

De todos modos y mirando la obra en su conjunto, nos queda un manga bonito de ver y fácil de leer que no recarga para nada las viñetas y sabe qué debe mostrar en cada momento. No es espectacular pero sí bastante bueno.
Opinión Personal: Estamos ante uno de los mangas de más éxitos de los últimos años, una obra que realmente lo petó como pocas y causó furor allá por donde pasaba, manteniéndose en lo más alto incluso contando con un anime lleno de fillers de lo más infectos.

Y así fueron pasando los años, la historia de Naruto y Sasuke se desarrollaba poco a poco y a lo largo de los años, con nuevos enemigos, viejos conocidos, y creciendo tanto en lo psicológico como en lo físico. Se planteaban tramas a largo plazo, había misterios realmente interesantes (los Akatsuki duraron mucho molando) y la escalada de poder se mantenía dentro de unos límites razonables, dando prioridad a saber usar las técnicas por encima del poder bruto.

Hasta que llegamos a la última saga, un buen montón de tomos que deja de lado todo lo construido para dar un paso hacia atrás presentando a un villano final que ni nos va ni nos viene y convirtiéndolo todo en un combate de proporciones épicas en la que los protagonistas no dejan de subir de nivel, dejando de lado las técnicas y la inteligencia para ver quién daba las hostias más brutas.

A todo esto tampoco ha ayudado el ritmo de publicación de los últimos tomos, algo que hacía que entre que el combate no molaba demasiado y que la trama no avanzaba… pues encima espérate un puñado de meses para otro tomo que te dura diez minutos.

Un auténtico despropósito de tramo final que ha estado a punto de tirar por tierra el trabajo de tantos años, aunque por suerte tiene algunos capítulos lo suficientemente emotivos como para que queme éstos tomos y acabe pudiendo dar una valoración por el global de la obra y no por éste mal tramo final (que dentro del conjunto tampoco es tanto trozo).

Es por ello que creo que Naruto es una obra notable que vale la pena leer, un buen ejemplo de las cosas que hacen grande a un shonen y un manga entretenido como pocos, con un plantel de secundarios difícilmente igualable.

Le ha pesado la sobreexplotación? Sin lugar a dudas. Pero sigue siendo una obra que merece la pena leerse.

Valoración Personal: 8.

jueves, 16 de junio de 2016

No Game, No Life

Poquito a poquito voy viendo más anime, una afición que ocupaba muchas horas de mi tiempo libre antes y que ahora parece que voy recuperando (en pequeñas dosis). Si la serie a ver es cortita (12 capítulos) y de fácil acceso (está en Netflix) como que apetece más.

Estudio:  Madhouse
Nº Capítulos: 12
Novela Ligera Original de: Yuu Kamiya

Historia: Un par de hermanos son conocidos como jugadores profesionales, un solo alter en internet que les identifica como un jugador legendario que nunca pierde una partida y que es experto en cualquier juego.

Estos dos, que además de tener problemas sociales (incapaces de salir de la habitación) dependen el uno hasta el punto de tener ataques de pánico cuando están separados, reciben un buen día una misteriosa invitación para jugar. Tras ganar una ardua partida, son transportados a una especie de mundo alternativo, por el Dios del mismo, donde todo se dirime mediante juegos.

Allí irán haciéndose con las leyes que rigen el mundo, convirtiéndose enseguida en una fuerza a tener en cuenta que puede desestabilizar el equilibrio de poder entre todas las razas.

Juego tras juego veremos cómo funciona el mundo y nos irán presentando a más y más personajes, pero siempre con la pareja protagonista en primer plano.

Un punto de partida interesante y con situaciones muy chulas, pero que pierde por no tener un final cerrado (seguro que habrá segunda parte) y por tener algunas resoluciones de los juegos demasiado Deus Ex Maquina.

Apartado técnico: Cada vez que me pongo a ver un anime moderno me pasa lo mismo: me parece que visualmente está bastante por delante de lo que veía yo en su momento. En ésta ocasión tenemos un apartado artístico bastante destacable (muy colorido, con personajes carismáticos y efectos en pantalla mucho más que resultones. No en vano estamos ante una producción del conocido estudio Madhouse.

Y ya se sabe: producción de estudio conocido y de corta duración acostumbra a dar un resultado visual destacable.

En lo sonoro contamos con una banda sonora cumplidora, sin más. Con un opening y un ending que no merecen ser destacados.

Personajes: No son demasiados los personajes con un papel relevante durante la serie, al menos no lo son si quiero manteneros libres de spoilers. Los principales son los siguientes:

Sora: El hermano mayor de la pareja de gamers, tiene 18 años y un gran poder de observación, además de una personalidad un tanto ruin y cierta obsesión con su virginidad. No le hace ascos a hacer trampas mientras juega.

Shiro: Hermana pequeña de la pareja de gamers, una experta en todo lo que tenga que ver con cálculo de probabilidades. Tiene una gran dependencia hacia su hermano, sin el que no puede ni tan solo respirar. Un personaje interesante pero que depende demasiado de su otra mitad.

Stephanie Dolla: Nieta del anterior rey del reino de los humanos, intenta hacerse con la corona mediante los juegos, por desgracia se le dan rematadamente mal. Un personaje totalmente fanservice.

Tet: Aparentemente es el único Dios que queda dentro de éste mundo, un ser que parece aburrirse y que ha ido a por los dos hermanos para ver si le acaban por suponer un reto. Un personaje juguetón y que aparece poco.

Otros: Como ya he dicho hay unos cuantos personajes más, no en vano es un mundo con un buen puñado de razas distintas a las que la pareja protagonista intentará vencer. Pero siendo sinceros no ha habido nadie que me haya parecido demasiado carismático, supongo que no tienen espacio para desarrollarse dentro una serie tan corta.

Opinión Personal: No Game no Life tiene un inicio interesante, de esos que a un freak como yo le llaman la atención: un mundo virtual donde se resuelve todo a base de juegos? Póngame dos.

El apartado técnico está bastante bien, el tono de la obra tampoco está nada mal, entre el humor más eichi y momentos serios donde se están jugando cosas bastante chungas. Así que por aquí tampoco tengo ninguna queja.

El problema con éste anime lo tengo en su desarrollo, con juegos que a priori pueden parecer interesantes pero que se pierden en absurdeces o en resoluciones totalmente pilladas por los pelos, para nada inteligentes (en su mayoría). Y eso, en una obra que basa gran parte de su atractivo en los juegos es un problema muy gordo.

Es una lástima, porque si se cambiaran los juegos y resoluciones absurdos por cosas del estilo de Hunter x Hunter (imaginación y lógica, aunque sea retorcida) tendríamos como resultado una obra notable.

Tal y como se nos presenta queda como un entretenimiento intrascendente que tiende a olvidarse a la que pasan unas pocas semanas desde que lo has visto, algo que no deja poso y que encima queda inconcluso. Es posible que mi opinión cambie un poco si la segunda temporada va completando los huecos de ésta primera, pero tal y como se presenta el producto en éstos momentos mi valoración no puede ser otra.

Valoración personal: 6.

PS4 - Final Fantasy Type 0 HD

Que soy un fan de la saga Final Fantasy no debería ser una sorpresa para nadie, considerando a varias de sus entregas algunos de los mejores juegos de la historia. Así, al ver que la prensa especializada decía que éste spin off era un digno sucesor de las entregas numeradas, me dispuse a hacerme con él. Una remasterización HD de un juego para consola portátil que a todas luces no aprovecharía el potencial de la PS4, pero que esperaba fuera lo suficientemente bueno como para hacerme olvidar el apartado técnico.

Historia: Estamos en el enésimo mundo de fantasía made in Squarenix. En éste hay varios países cuyo poder se sustenta en unos cristales, cristales que cada uno de ellos ha usado de forma distinta para su desarrollo tecno-mágico.

Ha sido un equilibrio de poder que ha durado mucho, hasta que una de las facciones lanza una ofensiva relámpago contra dos de las demás rompiendo el equilibrio y haciéndose con el control de otro de los cristales.

Nosotros encarnaremos a un grupo de soldados de élite especiales con algún tipo de modificación, unos chavales que son lanzados al conflicto por ser resistentes a los elementos anti mágicos que usa el enemigo y que deberán estar en lo más crudo de la guerra, intentando primero frenar el avance enemigo y lanzando después una contraofensiva.

Éste ambiente bélico constante, mezclado con el de academia (son estudiantes) y las relaciones que se crean entre ellos son el eje central de una trama adulta y bastante buena que, sin embargo, se me hace algo escasa en los compases centrales de la aventura.

Eso sí, está por encima de la mayoría de juegos lanzados a día de hoy en éste aspecto.
Apartado Técnico: El juego es un port en alta definición de una consola técnicamente muy inferior, algo que le pesa mucho en los escenarios (pobres, pequeños y vacíos de vida) pero que se nota menos en los personajes (que evidentemente han sido retocados para ésta versión).

De todos modos, sabiendo lo que uno va a encontrarse es un juego resultón. Para nada a la altura de PS4 pero que no te saca de la partida por tener unos gráficos desfasados y horribles (porque no es el caso). Posiblemente se podría haber hecho algo mejor en cuanto al port, siendo insuficiente a todas luces para el que lo tenga en la portátil.

El apartado sonoro sí que está a la altura, con algunas composiciones realmente buenas y un marcado estilo militar que impregna el conjunto.

Lo que era de esperar para un juego que viene de la Vita.
Jugabilidad: El juego abandona el sistema de combate por turnos para proponer uno más dinámico, donde controlamos al personaje en tiempo real y nuestros compañeros funcionan mediante inteligencia artificial. Es un sistema interesante, en el que deberemos esquivar en el momento justo y usar nuestros poderes con moderación.

El juego está estructurado en misiones. De un lado están las principales, trabajadas en cuanto a trama y con un esquema de ir avanzando por ciertas localizaciones cerradas acabando con todo lo que se nos pone por delante. Y del otro lado están las secundarias, distintas tareas que podremos hacer entre misiones principales y que harán avanzar el reloj hacia la siguiente misión principal; un acierto que nos hace tener la sensación de que el mundo no se detiene.

Podremos explorar también (algo) el mundo del juego en el mapamundi, criar chocobos (muy sencillito) o cumplir tareas algo distintas a las principales. Un pelín de variedad cuando nos desviemos del curso principal de la trama.

En el lado negativo tenemos que deberemos subir de nivel a unos cuantos personajes a la vez, ya que puede que en ciertas misiones necesitemos a cierto tipo de personaje. Y eso, cuando se tienen tantos (creo que 14 o 15) puede volverse engorroso.

En general nos queda un juego difícil, estructurado en misiones, pero con cierta libertad para gastar nuestro tiempo entre dichas misiones principales. Divertido de jugar pero no para todo el mundo.
Opinión Personal: Final Fantasy Type 0 es un buen ejemplo de que el rol japonés puede seguir sacando productos de calidad. Una aventura con una temática adulta y en ocasiones cruda que te invita a jugar hasta el final gracias a una buena trama y un sistema de combate divertido.

Pero no todo es perfecto. El apartado técnico se queda atrás incluso tratándose de un port. La manía de tener que farmear obligatoriamente a casi todos los personajes (hay un truco para saltárselo) es demencial, alargando el tiempo en combate innecesariamente para tener al grupo a nivel óptimo. Y la trama sufre un bajón en un tramo central, además de tener a unos malos a los que les falta algo de carisma.

Dicho esto, los que disfrutéis de un buen juego de rol y no le tengáis miedo a cierta dificultad o farmeo, podéis bien darle una oportunidad a éste Type 0. Un buen ejemplo de lo que se puede hacer con tiempo y talento, aunque siga pensando que el resultado final queda algo lejos de los grandes capítulos de la saga.

A mí me ha gustado, y me ha entretenido durante unas cuarenta horas más o menos (lo que no está mal). Encima cuenta con Nuevo Juego+ para los completistas o los que quieren llevar al límite a sus personajes, así que juego para rato tenéis.

Es imprescindible? No. Sólo recomendable para los amantes del género.

Valoración Personal: 7,5.

miércoles, 15 de junio de 2016

Bleach #64

Para descansar un poquito entre tanta reseña de Dragon Ball hoy os hablaré un poquito sobre el tomo 64 de Bleach, una obra que lleva mucho tiempo arrastrándose pero que de vez en cuando sigue siendo capaz de hacer tomos entretenidos. Y éste es el caso del tomo que hoy nos ocupa.

En lo que respecta a trama éste tomo no avanza absolutamente nada (como la mayoría de los últimos 30), y se dedica únicamente a plantear un combate con Kenpachi como protagonista absoluto. Es un combate entretenido, pero más por el carisma arrollador del Shinigami que lo protagoniza que porque el rival esté a la altura.

Es un gusto ver a un personaje tan chulo en acción, algo que Bleach no explota demasiado bien, haciendo que personajes tan molones participen en luchas intrascendentes que te ocupan todo un tomo. Y digo que la lucha da absolutamente igual porque el rival se nos presenta en éste mismo tomo, y el siguiente tres cuartos de lo mismo, creando un bucle de enemigos masilla absurdos hasta que llega el que de verdad vale la pena que sólo sirve para alargar una obra que debe ser horrible de seguir semana a semana.

Leer un tomo de Bleach cada dos meses también se hace difícil, combates rápidos que apenas te duran diez minutos y a esperar de nuevo. Combates que dejan de lado el argumento y que se suceden uno tras otro, haciendo que cuando la trama se vuelve a centrar ya no te acuerdes de qué iba. Supongo que leído todo del tirón ganará bastante, porque toda ésta saga se leerá en un par de horas en lugar de un par de años, haciendo que el ritmo no sea un problema, y que los combates masilla sean una simple distracción.

Entretenido, pero totalmente prescindible.


martes, 14 de junio de 2016

Bola de Drac #5 a #8

Lo presentía cuando empecé con la relectura del primer tomo, pero me he enganchado cosa mala a Dragon Ball, leyéndome los cuatro tomos que nos ocupan hoy en un par de días, robando tiempo al tiempo.

Éste tramo de la serie nos narra la segunda búsqueda de las bolas de dragón, una búsqueda que inicia Goku en solitario y que le costará algo más que en la ocasión anterior. El motivo? El ejército más
malvado del mundo también anda detrás de las bolas, teniendo que derrotar uno tras otro a sus soldados de mayor rango hasta acabar asaltando solito su base.

Durante todo éste tramo veremos a un Goku mucho más marcial, sigue siendo el buen chaval de siempre, pero no se le caen los anillos cuando debe acabar con la vida de alguien. El sentido del humor sigue presente, incluso con cameo de Dr. Slump, pero todo adopta un tono algo más serio con cosas como la muerte de un personaje. Se puede decir que la sensación de aventura sigue presente (torre en la nieve, base pirata, reencuentro con sus amigos, el mejor asesino del mundo...), pero con más acción.

Y luego tenemos una mini saga dentro de la búsqueda, consistente en un torneo extraño para descubrir el paradero de la última bola. Son combates con bastante imaginación, y con un final muy tierno gracias a un reencuentro que nos cuenta algo de éste mundo: existe el más allá.

Con éste tramo la serie se hace mayor, deja una parte de la inocencia y nos pone un villano bastante mala persona con unos lugartenientes con cierto carisma. Por si fuera poco, nuestro protagonista experimentará un lvl up en nivel de poder gracias a la mítica torre sagrada y el agua que se guarda en su cima, algo que tendrá que hacer por culpa de un villano muy recordado: Tao Pai Pai.


El dibujo sigue siendo estupendo, los personajes derrochan carisma, la acción se sigue de maravilla y el humor sigue presente. Shonen perfecto.

lunes, 13 de junio de 2016

Defiance T3

Con el tiempo debo reconocer que le he ido perdiendo el respeto al canal Syfy, un canal que antaño conseguía productos decentes por su buen guion, pero que con la falta de medios parece que había perdido también las ideas.  Nunca ha sido un canal que destacara por tener unas producciones de un nivel alto en lo visual, pero a día de hoy se lo han llevado por delante al demostrarse que no tiene por qué hacerse todo a lo cutre.

La última serie de dicho canal que ha pasado por mi reproductor ha sido Defiance, un producto transmedia en el que parece que el canal puso bastantes esperanzas y, que al menos, ha conseguido llegar hasta la tercera temporada.

Sobre la temporada en sí debo decir que ha tenido los mejores capítulos de toda la serie, esto no quiere decir que todos sean buenos, sino que ha tenido unos tres que realmente han valido la pena. La sombra de la cancelación ha hecho que los guionistas echaran el resto, con un par de tramas (enemigos que quieren atacar la ciudad y la aparición de una raza devoradora) interesantes que han hecho olvidar lo malo que había hasta el momento. Hemos ganado en dureza, con personajes muertos para quitar lastre y otros por exigencias del guion.

Pero uno no se quita de encima la sensación de estar ante un universo desaprovechado. Vale que si quiero saber más sobre las distintas razas y cómo han llegado puedo irme a mirar wikipedias varias, pero lo suyo es que la serie se explique por sí misma, y en eso se han limitado a la aventura de la temporada y poco más.

Como serie en su conjunto tenemos el típico quiero y no puedo de éste canal, una falta de talento realmente manifiesta porque en ésta ocasión visualmente daba el pego sin hacerte sentir vergüenza ajena, así que los problemas han venido siendo de construcción de personajes (eso que tan bien hicieron en Stargate) y de una gran cantidad de capítulos totalmente insulsos. Un error que uno puede permitirse en una serie de 24 capítulos, pero que una de 13 por temporada debería estar totalmente superado.

Quedará como el enésimo intento del canal por recuperar el nivel de series como Battlestar Gallactica, Stargate o similares. El de una producción hecha con los medios justos y necesarios pero basada en unos buenos guiones y unas actuaciones sólidas. En ésta ocasión se han acercado un poco más que en las anteriores, pero siguen muy lejos de hacer una serie que realmente merezca la pena.

Así que la serie sobre la ciudad en la que conviven las distintas razas alienígenas y que recibe un nuevo sheriff quedará totalmente olvidada en muy poco tiempo.


Vale la pena? Creo que no. Los fans de la ciencia ficción quedaréis decepcionados por lo poco que se cuenta, queremos más trasfondo, mejores personajes y tramas más interesantes, algo que en Defiance no encontraremos.