viernes, 9 de mayo de 2008

El Cuento Número 13

Si no recuerdo mal éste libro fue un regalo de reyes (sé que fue de Rasetsu), que se sale un poco de lo que acostumbro a leer, pero que siempre viene bien para desintoxicar de tanta literatura fantástica (o Stephen King últimanente).

El caso es que se trata de una novela al estilo de la Sombra del Viento (archiconocida y de la que ya hice una reseña en su día); aunque mezclando mucho menos historia real, y mucha mas historia personal.



Historia: Margaret, joven librera, recibe el encargo de escribir la biografía de Vida Winter, una escritora que a lo largo de su carrera profesional ha inventado mil historias sobre su persona para ocultar un trágico pasado.

Empeñada en sacar a la luz los secretos de una familia marcada por el exceso, Margaret desentraña la verdadera historia de Angelfield House, el caserón donde creció la escritora entre páramos neblinosos, donde se criaron dos niños extraños, Charlie e Isabelle, y nacieron las salvajes gemelas Adeline y Emmeline. Pasiones prohibidas, un incendio pavoroso, un ser extraño que aparece y desaparece...

Pasado y presente se unirán en un viaje tan escalofriante como profundamente transformador para la joven Margaret, que al lector le proporcionará el placer de ir descubriendo un secreto tras otro.


Lo dicho en la contraportada, en principio se nos presenta a una joven librera que recibe el encargo de escribir la biografía de Vida Winter, la mayor bestseller del mundo y sobre la que no se sabe prácticamente nada.

La Señorita Winter ha decidido contar su historia debido a la proximidad de su muerte, y ha elegido a Margaret por un trabajo previo sobre gemelos.

El libro transcurre entre las charlas de la Señorita Winter, en donde se nos traslada al pasado y se nos va desgranando poco a poco lo que pasó, hasta llegar a un incendio que cambió su vida. En éstas charlas nos transportamos a una casa antigua donde han vivido varias generaciones y que está poco a poco decayendo.

En el presente tenemos los descubrimientos que va haciendo Margaret por su parte, mezclado con su relación con Winter, con su familia y con su gemela muerta (sí, tiene una gemela muerta, se descubre nada mas empezar, así que no creo estar spoileando nada).

Así vamos viendo la relación entre las gemelas Angelfield y cómo su historia va poco a poco cogiendo fuerza y mezclándose con varios hilos secundarios, hasta encajarlo todo en un muy buen final.

Personajes: Importantes poquitos, aunque tiene a mas de un secundario de lujo; intentaré no spoilear nada (hay que ser buena persona), aunque avisados quedáis:

Vida Winter: Una novelista de superéxito, que al ver acercarse su muerte quiere contar la historia de cómo se convirtió en Vida Winter; y de cómo fueron sus años de juventud. Es una mujer con un único propósito ya en la vida, que es contar ésa historia y que se sepa quién es realmente (con sorpresa al final XD).

Emmeline y Adeline Angelfield: las gemelas sobre las que gira la historia cuando tira hacia el pasado. En cuasi todo momento las vemos como el eje del libro, y como la base de la vida de Vida Winter (a la que identificamos como Adeline). Son dos niñas que crecen en cuasi salvajismo, y que se reparten cualidades. Tienen una relación realmente curiosa y personalidades que no pueden ser mas distintas.

Margaret Lea: atormentada por el pasado (que intuimos pero tarda en revelarse) se queda atrapada por la fuerte personalidad de Vida Winter, y sobretodo, por la historia de dos gemelas. Es un personaje con fuertes traumas psicológicos y que se involucra mucho con la historia que se le cuenta.

Hay varios personajes mas (de hecho voy recordando cada vez a mas), que tienen mayor o menor peso en la historia. Desde los padres de las gemelas, hasta el médico que las trata; o incluso el ama de llaves y el jardinero de la casa (que tienen bastante peso, por lo menos en la ambientación). Aunque bien es verdad que el peso real del libro recae sobre los personajes comentados, es en muchas ocasiones desde el punto de vista de los demás desde donde se nos cuenta la historia (es dificíl meterse en la cabeza de las gemelas).

Opinión Personal: El libro me ha gustado mucho. Es verdad que al principio lo notaba un poco lento, pero a medida que van apareciendo los interrogantes el interés sobre los mismo augmenta, sobretodo porque se pueden ir haciendo conjeturas (acerté poquitas, pero alguna acerté...).

La mayoría del tiempo lo pasamos en la casa en la que se criaron las gemelas, muchos años en el pasado y viendo el imparable deterioro de la casa en la que vivían. Vemos cómo vivían (sí, vemos, porque realmente el libro llega a ser muy evocador) y cómo se relacionaban, tanto entre ellas como con otras personas.

El tema de las gemelas ya me interesa de por sí, tiene un cierto halo de misterio que aprovecha en mas de una ocasión la autora: y hace creíbles algunas de las reacciones que presentan.

Lo que menos me gusta? La historia que se desarrolla en el presente, por lo menos en el presonaje de Margaret, que anda que no le cuesta asentarse (psicológicamente hablando); y se desestabiliza a medida que avanza la trama de las gemelas.

Puntos fuertes? Cómo se van cruzando las vidas de otras personas en una historia que va ganando enteros a medida que avanza, y cómo no hay ningún hilo que no tenga su importancia al llegar al final.

Vale la pena? No nos engañemos, es un culebrón camuflado (o no); lleno de detalles (como las referncias continuas a clásicos de la literatura “romántica” ingelsa); que al principio no logra enganchar (anda que no me constó llegar a la página 100), pero que cuando lo hace se hace realmente corto (tardé muuuuy poco en acabar las 300 páginas siguientes, llegando a casa y iendome a la cama leer un “ratito”). Lo recomiendo a los que os guste la literatura mas “normal”.

Valoración Personal: 8.
Nota en Amazon: 8,49.
Publicar un comentario