viernes, 19 de diciembre de 2008

Stephen King - La Mitad Oscura

Tras unos cuantos libros de relatos cortos del tito Steve, al fin me decido a leerme de nuevo una novela larga suya. En éste caso son casi 600 páginas, por lo que siguiendo mi teoría (a mas páginas mejores son las novelas de éste hombre), lo cogí con muchas ganas. Aquí tenéis lo que opino sobre el libro:

Historia: Cuando Thad Beaumont en pleno bloqueo creativo, después de que su novela Las súbitas bailarinas optara al Premio Nacional de Literatura y lo perdiera, decidió seguir los consejos de su mujer y publicar una serie de thrillers retorcidos y sangrientos bajo el seudónimo de George Stark, no pensó, ni por asomo, que le sería tan difícil «deshacerse» de ese otro yo que, no se explicaba cómo, había dejado de ser ficticio. 

Cuando el comisario Alan Pangborn apareció en su casa acusándole de un brutal asesinato, Thad quería afirmar su inocencia, asegurar que nada tenía que ver con todos esos monstruosos asesinatos cometidos tan cerca de su casa, ni con la retorcida mente que protagonizaba sus novelas policíacas, ni con las llamadas de aquella voz que, obscena y susurrante, le pedía al teléfono que se rindiese. Pero ¿cómo podía explicar que sus huellas ensangrentadas aparecieran por todas partes en la escena del crimen?

En ésta caso el texto de la contraportada nos explica bastante bien de qué va el libro, contando un poco por encima lo mas importante del primer cuarto del libro.

Y es que la cosa empieza prácticamente con la llegada del comisario a casa de Thad para llevárselo detenido, y a partir de allí, iremos descubriendo poco a poco varias cosas (la identidad del asesino, su móvil, cómo es, qué se propone…) y todo ello con un desarrollo al mas puro estilo de Stephen King: van pasando cosas, muy poco a poco, mientras se nos mete en la mente del protagonista.

Durante gran parte del libro estaremos atrapados y con ganas de saber cómo van pasarán las cosas. Atando cabos a la vez que lo hacen (o un poquito antes) que lo hacen los protagonistas, y sorprendiéndonos con algún giro del guión.

Personajes: Como siempre, Stephen King nos recrea la mar de bien la psicología de sus personajes, empezando por un par de pinceladas que los definen y desarrollándoles a medida que van pasando las páginas. Aunque es verdad que me han parecido un pelín menos espectaculares (excepto Stark) que en otras novelas del mismo autor. Aquí tenéis a los mas importantes:

Thad Beaumont: El protagonista del libro, es un escritor torpón que se ha cansado de escribir bajo pseudónimo y que decide hacer un artículo para la revista People en el que dice quién es el que se escondía bajo ése pseudónimo y enterrando a ése pseudónimo. Es un personaje que se aleja bastante del típico héroe, pero que sume su papel y hace lo que puede con lo que se le da. Vamos, bastante humano.

Alan Pangborn: Comisario de la zona de Casttle Rock, aparece al principio del libro para detener a Thad, y que poco a poco va creyendo la versión de Thad y de su mujer respecto a Stark. Es un policía inteligente, que cree en lo que demuestran las pruebas, e intenta mirar el caso con una mentalidad abierta. Un gran personaje.

George Stark: El mejor personaje del libro, con diferencia (por lo menos para mí). Es un hombre alto, de hombres anchos, rubio, con una cara normal tirando a atractiva. Es un hombre que no se detiene ante nada, despiadado y con las ideas muy, muy claras. Las mejores escenas de la novela son suyas (aunque un poco macabras). Ni se os ocurra cruzaros con él!

Elisabeth Beaumont: La mujer de Thad, de ella parte la idea de dejar atrás el pseudónimo de George Stark; y sufre junto a él todos los asesinatos de George Stark, al que conoce de cuando Thad escribía bajo ése pseudónimo, y al que tiene un miedo atroz.

Opinión Personal: Una muy buena novela, que atrapa desde el principio por la imaginación que despliega, intentando sostener una tesis que Stephen King tiene en mas de un relato (qué pasaría si los personajes cobrasen vida?), pero llevada un poco mas allá haciéndolo con un pseudónimo.

Para justificar que viva el pseudónimo se crea una subtrama la mar de entretenida que no voy ni a nombrar para evitar spoilers.

Estaremos bastante tensos durante gran parte de la novela, y es que seguir los pasos de éste asesino despiadado, con una gran astucia, nos hará estar tensos sin darnos cuenta. Los dos bebés que tiene la pareja protagonista están casi de adorno, para que tengo algo a lo que amenazar Stark y para volver un poco mas humanos a Thad y a Liz.

Pese a ser tan larga (según para quien), se lee de un tirón, y es que si algo tiene éste escritor es que sabe atrapar. Puede que la trama sea mas o menos afortunada, pero atrapa.

Los toques sobrenaturales están la mar de bien, pero son, de nuevo, una excusa para presentar la trama y para resolverla (con un buen final). Le dan cierta credibilidad al libro, lo que es de agradecer.

Si tenéis ocasión de leerlo, no lo dudéis, os lo pasaréis bien. Pero si vuestro tiempo de lectura es muy limitado, es mas que probable que haya otras novelas (hasta del mismo autor), que os puedan satisfacer mas.

PD: 1990, Mejor novela de terror (Puesto: 2).
PD2: Hay una película del libro con el mismo nombre.

Valoración Personal: 8.
Nota en Amazon: 8,45.
Publicar un comentario