jueves, 28 de abril de 2011

Friends T7

Tras siete temporadas y siendo la tercera o cuarta vez ya que las veo todas (vale, en muchos años), está bastante claro que Friends me gusta, y mucho.

En ésta séptima temporada, el eje sin discusión es la relación entre Chendler y Mónica, que planean su boda. Lógicamente, todo lo relacionado con la misma se ve afectado por los puntos de vista de los seis protagonistas que tienen, cada uno, su momento.

El inicio de temporada no está tan monopolizado por la pareja, mas bien es Rachel y su nuevo ayudante lo que centrará nuestra atención.

Una temporada en la que se ve que el tiempo no pasa para nadie (ni siquiera para Joey) y las vidas de los personajes siguen adelante sin detenerse, llegando a cumplir (o no) algunos de sus sueños.

Grandiosa temporada algo menos encorsetada que alguna de las anteriores y en la que se ven cambios que afectan a la dinámica de grupo y a algunas relaciones entre los personajes. Todos suman para dar un gran final que hace que la siguiente prometa mucho.

PD: Me da que ma ha quedado un comentario algo cuadriculado, pero qué queréis, escribo ésto (a 21 de marzo) cuando hace ya 4 días que llevo un collarín y no puedo mover apenas la cabeza.
PD2: SPOILER el final al que me refiero es el embarazo de Rachel FIN SPOILER.
Publicar un comentario