viernes, 13 de julio de 2012

Vampiros! - Crónicas Necrománticas II


Yendo como voy un poco atrasado en la lectura de Danza de Dragones (me faltan aún casi 400 páginas), os traigo otra reseña de fondo de armario. Concretamente la segunda parte de las Crónicas Necrománticas (curioso, porque había reseñado ya la primera, tercera y cuarta…).

Vayamos pues con ésta saga de vampiros un tanto distinta.

Historia: Seres enterrados y que piensan ... pero cuyos pensamientos sólo pueden expresar a través de Harry Keogh, el necroscopio. Ésa es la facultad de Harry, y también su carga, pues a veces los no-muertos piensan cosas inconcebibles. Harry Keogh ha vencido por fin al nigromante y vampiro Boris Dragosani, aliado de la peor facción de la KGB soviética. Pero en la batalla, Harry ha perdido, si no la vida, al menos la corporeidad. Ahora es una mente, o alma, descarnada y prisionera del continuo metafísico de Möbius, por el que deambula comunicándose con vampiros y almas errantes de ese mismo ámbito.

Tras la muerte física de Harry en la primera novela, éste se quedó en el interior del cuerpo de su hijo no nato, lugar desde el que sigue viajando como espíritu por el continuo de Mobius.

Desgraciadamente para él, parece que su hijo es más poderoso aún, y sólo es capaz de escapar de su cuerpo cuando se halla durmiendo.

Para variar, Harry se verá amenazado por un vampiro, descendiente de los Ferenzy y con gran parte de los poderes de éstos.

Así las cosas, deberá buscar información sobre la creación de éste vampiro, lo que le llevará a descubrir la historia de la familia Ferenzy de boca de uno de sus protagonistas: el ya difunto Faethor (padre del vampiro del primer libro).

Una trama interesante, en la que seguiremos tanto los movimientos de Harry y la organización con gente con poderes, como los de un joven que ve que tiene unos poderes importantes y cómo éstos le llevan a la locura a marchas forzadas.

Lástima que se haga más interesante el trozo de flashbacks en el que conocemos el pasado de los Ferenzy que aquellos en los que el malo del libro aparece.

Además, hay parte de la trama en la que se mezclan elementos de espionajes y de la guerra fría, lo que le da un toque más interesante.

Personajes: Una novela con unos personajes con más de una cara, pero que no llegan a la profundidad que pudieron tener en la primera de la saga. Vayamos con los principales:

Harry Keogh: Desgraciadamente para él, durante el duelo con el malo de la primera novela su cuerpo fue destruido, con lo que tuvo que buscarse un recipiente adecuado si no quería morir. Desde allí es desde donde sigue intentando hacer el bien y ayudar  a los muertos.

Un personaje muy interesante, pero que pierde algo respecto al del primer libro, supongo que es porque ya conoce lo que puede hacer y no se ahonda en los descubrimientos.

Harry Keogh Jr: Un personaje que se nos muestra como un buen intelecto ya desde el momento en que está en la tripa de su madre, promete dar grandes momentos en el futuro.

Ferenzy: Aquí irían todos los vampiros de ésta familia que aparecen en el libro, y cuyas historias conoceremos de boca del patriarca de la misma. Son personajes ególatras, retorcidos y que harán lo posible por seguir tocando los huevos incluso muertos. Lo mejor de la novela, vamos.

Alec Kyle: Agente de los servicios secretos británicos que se ve envuelto en la investigación vampírica y de gente con poderes. Los rusos intentarán capturarle para que suelte todo lo que sabe sobre la rama con poderes británica.

Yulian Bodescu: El malo de la película. Un chaval que juega con unos poderes que ni entiende y que se apoderan de él sin que se dé cuenta. Le falta carisma, y algunas de las cosas que hace rallan en lo asqueroso. Lástima de malo, con lo que molan los Ferenzy.

Opinión Personal: Vampiros! Es una más que digna continuación para una novela que en su momento me pareció muy buena.

Nos sitúa justo después del asalto de Harry al cuartel general ruso, cuando ha tenido que introducirse en el cuerpo de su hijo, y desde allí hace saltos a distintos lugares para investigar si aún hay vampiros en el mundo, de donde vienen y quienes eran.

Paralelas a éstas investigaciones (y búsqueda de cuerpo, porqué no), tenemos las de un agente del servicio secreto británico, las presiones rusas y al malvado matando cuál pollo sin cabeza, un ser muy poderoso pero lejos de los poderes que puede tener un vampiro completo.

La novela es muy entretenida, te la lees en un suspiro y deja un buen sabor de boca. Los personajes hacen lo que deben, y encima abre la puerta a futuras secuelas (cosa que no hizo la primera).

Pero como punto negativo tenemos que cuenta con un villano que no está a la altura de las circunstancias, y con una sensación (que se mantendrá en siguientes novelas) que está hecha más como resultado del éxito de la primera parte que como parte de una serie larga planificada.

Os la recomiendo? Mejor leed la primera parte, que es la buena, y ya si os gusta seguro que lo pasaréis bien con ésta y las siguientes.

Valoración Personal: 8.

Publicar un comentario