lunes, 14 de octubre de 2013

Wii - The Last Story


No es ningún secreto que la Wii de Nintendo ha sido más una máquina para jugadores casual que se engancharon con el Wii Sports o el de la báscula que para los jugadores de videojuegos de toda la vida. Y pese a ello nos ha regalado algunas joyitas que vale la pena probar.

Entre ellas estaría éste The Last Story, del siempre bueno Sakaguchi (creador de Final Fantasy o The Lost Oddysey). Vale la pena hacerse con éste juego?

Historia: Encarnamos a un miembro de un grupo de mercenarios que se dedica a hacer trabajitos menores para la nobleza de Lázulis, hasta que en una de esas misiones obtenemos un poder especial y misterioso.

Desde ese momento nos veremos envueltos en la política de la isla, siendo peones de un conde que aspira a algo más, y viéndonos inmersos en una guerra contra una raza que viene de otro continente.

La historia es bastante lineal, pero cuenta con los suficientes elementos como para hacerla atractiva más allá de la guerra y la política. Tendremos historias de amistad con los demás miembros de nuestro grupo, e incluso uno o dos romances (que tanto se echan de menos en las tramas a día de hoy).

Poco a poco la trama irá creciendo en nivel épico, lo que hace que a medida que avanzas en la historia tengas más y más ganas de ver cómo sigue.

Apartado técnico: Sin lugar a dudas es lo peor del juego. La Wii no está para muchos trotes, y se demuestra en todas y cada una de las imágenes que veremos durante la partida, dando la sensación de estar jugando a un juego de hace diez años.

Y es que no sólo es que la consola no de más de sí, es que éste juego dentro del catálogo de Wii tampoco destaca por potencia gráfica, notándose mucho que la inversión ha ido por otro lado.

Como en el apartado artístico. Aquí sí que veremos elementos cuidados (como el diseño de los personajes o algunas vistas de la ciudad), pero que quedan desmerecidos por la ya mencionada poca carga visual.

El sonido un gustazo, y es que con una banda sonora a cargo del maestro Nobuo Uematsu no podía ser de otro modo.

Una lástima, porque el mismo juego con unos gráficos acordes a los tiempos actuales sería sin duda una obra maestra.


Jugabilidad: Y si el apartado visual es el mayor hándicap del juego, con la jugabilidad tenemos el mayor punto fuerte.

Básicamente nos limitaremos a ir de un escenario a otro, entre escenas de vídeo hechas con el motor del juego y venciendo a los enemigos que se nos crucen en el camino. Unos combates no aleatorios (bien) y en tiempo real.

Nosotros nos limitaremos a mover al protagonista, pudiendo dar órdenes muy básicas a nuestros compañeros; pero la gracia del asunto está en el elemento estratégico, y es que cada enemigo tendrá puntos fuertes y débiles, teniendo que tener muy claras nuestras prioridades para acabar de la forma más eficaz posible con nuestros antagonistas.

Para ello contaremos con el poder del protagonista (que entre otras cosas hará que se centren los ataques en él), ataques finales o algunas maniobras interesantes como pueden ser cubrirse y ordenar ataques a zonas del escenario para maximizar el daño.

De verdad que cuando te pones a jugar se te pasa el tiempo volando, y es muy divertido tanto el combate en sí como la mejora de armas, la búsqueda de nuevas armaduras o simplemente el intentar tener el mejor equipo en cada momento.

No es un juego especialmente difícil, pero sí que tiene el reto suficiente como para tenernos enganchados para una o dos vueltas completas al recorrido (la segunda vuelta admite más mejoras en el equipamiento y unos bosses mucho más duros).


Opinión Personal: The Last Story es uno de esos juegos especiales, que incluso estando dentro de un género tan manido como el JRPG intenta innovar desde un sistema de juego rápido, con mucha acción y con toques de estrategia.

Se basa en ese sistema de juego para ofrecer una buena experiencia, que queda algo lastrada por el apartado visual (cada vez que lo cogía pensaba en lo bueno que sería todo en una PS3…).

Además, la historia peca de un exceso de simplicidad, algo que compensa en parte con el carisma de los personajes y algún que otro momento épico que se sale de la media (además de por la ya mencionada historia de amor).

Se nota muchísimo que ha sido un juego muy mimado, que intenta ofrecer algo nuevo a los consumidor habituales de rol japonés, y lo consigue.

Vamos, que si queréis un juego divertido y no os tira para atrás los gráficos de la Wii o que la historia se algo típica (sin pasarse) podréis pasar unas 20 horas de primera partida muy emocionantes, e incluso es posible que queráis repetir con una segunda vuelta (más cortita, de 12/14 horas).

Creo que Wii hay muy pocos juegos que te puedan ofrecer el nivel de diversión que te da The Last Story. De los dos o tres mejores juegos de rol japonés que he jugado en los últimos cinco años, y eso es decir mucho.

Valoración Personal: 9,5.


Publicar un comentario