sábado, 18 de enero de 2014

El Llanero Solitario


Una de las series animadas que recuerdo con más cariño de mi infancia es el Llanero Solitario, y no porque me gustara especialmente, sino porque a mi padre sí que le gustaba y la veíamos juntos.

No es de extrañar pues que me llamara la atención la película que sobre el personaje iba a hacer Disney, a lo Piratas del Caribe y con el mismo actor participando en ambas.

La historia nos lleva al Oeste, donde John Silver vuelve para ocupar un lugar en el pueblo de su hermano, donde éste último es el Ranger. Por cosas del destino se ve persiguiendo forajidos junto a él, y tras un momento crucial en su vida, adoptando un antifaz para luchar contra el crimen.

Para hacerlo estará acompañado de Toro, un indio que ha invertido toda su vida en acabar con una serie de forajidos y que encuentra en John a un compañero de aventuras.

La película es un Piratas del Caribe en el Oeste, sí. Pero lo es sólo en planteamiento y escenas de acción con piruetas y acrobacias inverosímiles.

En lo demás el Llanero Solitario es algo distinto, muy bizarro en ocasiones y que va un paso más allá de lo que el cine comercial acostumbra a hacer. Es una película convencional en ocasiones, pero que traspasa la línea cuando se pone a desvariar en escenas que rozan el auténtico surrealismo y que nos acompañaran durante las dos horas y media que dura todo.

Es en ese bizarrismo extraño en el que puede que la película encuentre un hueco, porque en lo convencional es típica a matar, con escenas que te esperas y que deseas que pasen rápido; pero cuando se le va la cabeza… bueno, alguien recuerda al conejo asesino de los Monty Python? Pues tiene un homenaje en ésta película.

Sigo sin tener claro si la película es una genialidad o un absurdo sin sentido, eso lo tendréis que decidir vosotros; y con escenas como la de los créditos finales… en fin, allá cada cuál XD.

Yo lo he pasado bien cuando he conseguido sumergirme en ella y en lo mal de la cabeza que deben estar sus guionistas, pero entiendo que no es para todo el mundo y que aburrirá a la mayoría de los espectadores.

Valoración Personal: 7.

Publicar un comentario