jueves, 4 de septiembre de 2014

PS4 - Resogun

Ante la falta de juegos de peso en la salida de PS4, siempre son bienvenidos los descargables gratuitos para que no coja polvo el mando. Entre ellos había uno que daban con la salida de la consola y que iba de matar marcianos. Os hablo de Resogun.

Historia: Esto… ninguna? Estamos en un matamarcianos que nos deja en una ciudad que debemos defender de hordas de naves enemigas mientras salvamos a algunos humanos que aparecen por allí.

Irrelevante e inexistente.
Apartado Técnico: Es un juego de Ps4, y se nota sólo en ocasiones.

El escenario es muy limitado, apenas cuatro mapas distintos y muy pequeños, con unas naves muy sencillitas y unos enemigos de diseños también muy facilones.

Entonces, en qué se nota que el juego corre en una consola más potente? Pues se nota cuando jugamos en dificultad extrema y todo se mueve a toda castaña, con decenas y decenas de enemigos explotando, lanzando partículas en todas direcciones y con efectos de luces para cada una de las partículas.

Es un espectáculo de luz que abusa de meter demasiados elementos en pantalla, con una música machacona y muy poca variedad.

Entra por los ojos, pero cuatro naves, cuatro escenarios y mucha luz no compensan una consola nueva.
Jugabilidad: Al fin un apartado en el que el juego destaca, porque es un auténtico reto acabárselo en dificultad máxima. Aporta algo? El pique.

Porque el control no podía ser más sencillo, jugamos en apenas dos dimensiones, sin profundidad, con un escenario circular y multitud de enemigos a matar para acabar la pantalla enfrentándonos a un jefe final.

Es un juego difícil, una dificultad que puede ser el único motivo para jugarlo (o que no tenemos otra cosa y ésta es gratis) y que te pica a repetir las pantallas una y otra vez hasta que conseguimos una mejor puntación.

Pide reflejos extremos, ya que apenas tenemos un par de opciones además del disparo automático (hacia delante y hacia atrás) como son: una barra para un súper ataque, un sprint para esquivar y una bomba nuclear que puede limpiar la pantalla.

Divertido y desafiante, pero limitado para gente que busque algo más profundo.
Opinión Personal: Debo confesar que de entrada es un juego que me tiró para atrás, una jugabilidad sencilla pero sin tutoriales, sólo cuatro pantallas, tres o cuatro naves, escenarios pequeñitos y difícil. Sí, lo abandoné de primeras.

Pero luego me encontré sin nada que jugar y le dí una segunda oportunidad. Y engancha.

Debo confesar que es de esos juegos sencillos de planteamiento pero que te pican a intentar acabarlos en difícil (un reto), y es ese pique lo que te hace seguir jugando.

Porque siendo objetivos, sólo estamos ante un shooter de naves muy limitadillo que juega con ser de lo primero para la consola y aprovecha la potencia para meter miles de partículas volando por la pantalla a la vez (y más como más difícil sea el modo de juego).

Vale la pena? Gratis y si os gustan los shooter de naves: sí. Pagando y sin ser fans del género: no.

Valoración Personal: 6,5.

Publicar un comentario