viernes, 3 de abril de 2015

Batman - Victoria Oscura

Como siempre a mi ritmo, pero poquito a poquito van cayendo las consideradas mejores historias de Batman. En ésta ocasión se trata de Victoria Oscura, un comic que es la continuación del Largo Halloween (de mis favoritas hasta el momento) y que tiene el mismo equipo creativo a los mandos de la nave.

Podrá Victoria Oscura llegar al nivel que tenía el Largo Halloween?

Historia: Tras desentrañar el misterio de Festivo, Batman observa la repetición de un patrón criminal similar, con los agentes del Departamento de Policía de Gotham en el punto de mira. Apodado el Ahorcado, este asesino pondrá en jaque al Caballero Oscuro, preocupado por la escalada de violencia protagonizada por la clase criminal que asola a la ciudad… pero también por la atención que requiere su nuevo pupilo: un Dick Grayson llamado a convertirse en Robin, el Chico Maravilla.

Como he dicho ya en la introducción, éste comic sigue justo después de donde lo dejó el Largo Halloween, con un Harvey Dent caído en desgracia y convertido en Dos Caras y unos Batman y Gordon que se sienten solos en su lucha contra el crimen y se distancian tras la caída del que fue su amigo.

Pero no pueden descansar, porque en la ciudad ha aparecido otro asesino que acaba con policías en fechas señaladas, y las pruebas apuntan a Dent.

Por si fuera poco tenemos también la lucha de poder por controlar la Gotham criminal, con los villanos de toda la vida haciéndose notar y en plena guerra abierta con la mafia que había controlado la ciudad hasta el momento.

La trama nos llevará mes a mes por una serie de asesinatos que Batman y Gordon deberán resolver (cada uno a su manera) a la vez que intentan recuperarse del dolor por lo de Dos Caras. Una trama bien hilada y con más ramificaciones que la del Largo Halloween, pero que no tiene esa chispa de originalidad que sí tenía la primera obra.
Dibujo: En su momento dije que el trabajo de Tim Sale era magnífico y que sabía transmitir el mundo del Caballero Oscuro como pocos gracias a lo bien que dominaba el contraste entre luces y sombras, con unos negros muy bien puestos y que daban una sensación muy lograda.

Pero sigue siendo también un dibujo peculiar, algo más evolucionado (es más fácil que te entre por la vista Victoria Oscura que el Largo Halloween) que no gustará a todo el mundo.

Es evidente que el tiempo ha pasado y que Sale domina incluso más su trabajo, con algunas viñetas magníficas y llenas de detalles, mientras que otras apenas cuentan con una silueta. Los personajes están perfectamente retratados (dentro del peculiar estilo) y seguir la acción es increíblemente sencillo.

Vamos, que estamos ante un trabajo muy bueno que seguro envejecerá estupendamente a medida que sigan pasando los años por él. A fecha de hoy tiene más de 15 años y me encanta.
Personajes: Si en el Largo Halloween el autor aprovechaba para meter a un villano cada número e irlos presentando, aquí juega a otra cosa, lo que hace que no todos tengan su momento de gloria (de hecho son pocos los que lo tienen). Así, la trama se centra más en lo personal de Batman y Gordon, así como en la familia Falcone y la nueva fiscal.

Los principales (en mi opinión) son los siguientes.

Batman: El hombre que da nombre a la colección sigue estando en el centro de todo, pero aquí tenemos a un hombre que se siente roto por dentro (aunque no lo manifieste) al ver cómo un amigo y compañero ha acabado tan mal, alguien en quién confiaba. Éste golpe moral hace que la primera mitad (y algo más del comic) tengamos a un personaje que no acaba de estar centrado, que se lamenta de la oportunidad perdida y que necesita urgentemente sanar de alguna forma.

Gordon: La segunda punta del triángulo que se formó en el primer volumen, un Gordon ascendido a comisario y que se enfrenta a su primera crisis seria, sin ninguno de sus dos amigos a su lado. Es un personaje que ha madurado, mirando hacia delante como ha podido y que intenta acabar de rehacerse en lo personal.

Dos Caras: El fiscal ha muerto para el mundo y ahora es un ser con dos personalidad. Un Harvey que tiene sus propios planes para la caída de las familias mafiosas en Gotham, así como para el ascenso de la galería de villanos que todos conocemos. Es un personaje que parece estar siempre entre bambalinas, dirigiendo lo que sucede. Gran personaje

Catwoman: La pongo aquí aunque desaparezca más de la mitad del tomo porque sigue siendo un personaje muy importante tanto en la vida de Bruce como en la de Batman. Un personaje con sus propias motivaciones (que se conocen al final) y con un dibujo mucho más femenino en su forma de Selina.

Falcone: La familia Falcone ha quedado tocada tras la muerte del padre: un hijo encerrado en prisión, una hija en silla de ruedas y el tercero intentando limpiar el nombre de la familia y dejando de lado los negocios criminales. Éstos tres personajes tienen gran importancia durante toda la trama, siendo muy interesante ver cómo se toma cada uno de ellos la nueva situación en la ciudad (y la muerte del padre).

Fiscal: Hay una nueva fiscal que sustituye al malogrado Dent, una mujer que no quiere cooperar con Batman y que no acaba de caer bien ni tan sólo de entrada. Se trata de un personaje importante para que la trama avance y que tiene sus momentos, un personaje creado ex profeso para ésta trama.

Dick Greyson: Nos sabía si ponerlo porque sale hacia el final del volumen, pero entre que se habla de él en la contraportada y sale en la imagen de la portada… pues decido ponerle. Dick es un joven al que Bruce adoptará, convirtiéndole con el tiempo en el primer Robin. Es un personaje necesario para ayudar a sanar a Batman y es interesante ver una primera aparición del mismo, pero en algunos momentos da la sensación de estar de más.

Villanos: Qué sería de un comic de Batman sin que salieran unos cuantos de sus villanos favoritos? Pues un comic peor. Y en éste les tenemos siguiendo las órdenes de un Dent mucho más manipulador que lo visto en otras encarnaciones del personaje, con gente como el Joker, Hiedra Venenosa, Mr. Frío o el Sombrerero siguiendo sus instrucciones.

Opinión Personal: Victoria Oscura tiene un problema que se hace evidente desde la primera página: el Largo Halloween. Es injusto para una obra que su predecesora le marque tanto, pero es que el guionista tiene un punto de partida tan similar que es inevitable comparar ambas obras. Y la que nos ocupa hoy sale perdiendo.

Es posible que mirando las dos obras de forma objetiva ésta segunda tenga elementos para considerarla superior, pero le falta el principal: la sensación de estar leyendo algo nuevo, de que están jugando con uno y de que no se ha visto al Hombre Murciélago en una historia como ésta.

Dicho lo cual no puedo menos que admitir que estamos ante un comic sobresaliente, con una trama bien pensada que se desarrolla ante nuestros ojos desde el inicio, creciendo poco a poco y ganando en interés conforme se acerca al final. Es un comic que vale la pena leer sin ningún tipo de dudas.

La evolución de Batman a lo largo de las páginas (unas 400) es digna de admirar, un personaje al que le hace falta un estímulo externo para dar un paso al frente, pero que sabe darlo en el momento preciso.

Además, la ambientación en esa Gotham dominada por las familias mafiosas (algo similar a lo visto en la serie de Tv Gotham) le un toque años veinte/treinta que le sienta al personaje de maravilla, la sensación de estar ante otra de sus primeras aventuras, con un Batman con dudas y que se siente falible no tiene precio.

Es un volumen más centrado que el anterior, con una historia principal mucho más protagonista en todos los capítulos de lo que fue el Largo Halloween (que con su villano del mes hacía perder fuelle a la trama principal) y que sabe dosificarse para mantener el interés hasta el final.

Por si fuera poco tiene a un dibujante que se atreve a hacer cosas muy chulas (las páginas de Robin con su reflejo en blanco y negro al lado son simplemente geniales) y tiene viñetas de las que te hacen abrir el comic de vez en cuando para ir apreciando los detalles (relectura de éste junto al Largo Halloween programada para el verano).

Resumiendo, que como historia de Batman funciona a las mil maravillas, una continuación a la altura de una de sus mejores historias (para mí) y que sólo pierde algo de fuelle por la repetición de esquemas. Un must have para los amantes del Hombre Murciélago en una edición chulísima (aunque algo cara) como todo lo que le he comprado en tapa dura a Eccediciones.

Valoración Personal: 9.


Publicar un comentario