viernes, 17 de abril de 2015

El Rithmatista

Es ser redundante, pero Brandon Sanderson es mi escrito vivo favorito, un hombre con una mano increíble para crear mundos y sistemas mágicos potentes y que cada nueva novela que saca se vive como un acontecimiento en mi estantería particular.

Y el Rithmatista ha sido la última en entrar en casa. Mi opinión es la siguiente.

Historia:  Pero cuando varios estudiantes para rithmatista empiezan a desaparecer, con visibles muestras de violencia física, Joel es designado como ayudante del profesor que investiga dichos casos. De pronto, el chico se encuentra tras la pista de un descubrimiento inesperado, que cambiará su mundo para siempre. 

Brandon Sanderson, uno de los mejores escritores de fantasía y ciencia ficción de la actualidad, ofrece en El rithmatista, elegida por The New York Times Book Review como uno de los diez mejores libros juveniles de 2013, su primera novela para el público adolescente. El sistema de magia que en él presenta ya ha seducido a miles de lectores estadounidenses amantes de los juegos de estrategia. Ahora llega en castellano, con una introducción a cargo de Miquel Barceló, dispuesta a conquistar nuevos seguidores…

En un mundo similar al nuestro en algunos elementos (nombres), uno en el que Estados Unidos está compuesto por islas en lugar de estados, y en cuyo centro se encuentra la misteriosa isla de Nebrask.

En éste mundo hay ciertas personas con el don de la rithmática, consistente en poder dar vida mediante el dibujo en tiza, una capacidad muy buscada ya que desde hace muchos años son los rithmatistas los encargados de mantener a raya a los tizoides salvajes (seres 2D que matan lo que encuentran).

Aquí conoceremos a Joel, un estudiante obsesionado con el mundo de la rithmática pese a que él mismo carece de las capacidades para usarla. Éste chico estudia en una de las academias más prestigiosas del mundo pese a ser alguien sin recursos para pagarla, no en vano su familia lleva mucho tiempo viviendo en el campus y el rector era amigo del padre del chico.

Desde el punto de vista de Joel iremos conociendo el apasionante mundo de la rithmática (el dibujo con tiza) y nos veremos envueltos en una serie de desapariciones de estudiantes con capacidades, unas desapariciones que nadie parece ser capaz de desentrañar y que éste chico intentará desentrañar (ayudando a un profesor encargado del caso).

Es una trama sencilla, con algunas ramificaciones personales, pero que sabe atrapar más y más según avanzan las páginas, presentando un mundo rico (incluso con tecnología similar a lo que serían autómatas a cuerda, un pasado o una religión) y lleno de misterios y un sistema mágico por el que nadie apostaría pero que se ve muy pensado. Un primer libro para una nueva saga que promete darnos horas de diversión en el futuro.

Personajes: Si una cosa sabe hacer Sanderson además de escenas de acción, sistemas de magia y mantener un buen ritmo es crear personajes interesantes. A veces peca de tirar de tópicos o nos suenan de otras novelas suyas, pero nadie puede negar que se trata de personajes con fuerza y con una buena evolución a lo largo del libro. Los principales son los siguientes:

Joel: Un chico totalmente obsesionado con lo único que no puede hacer, ya que aquellos que pueden usar la rithmática lo saben desde los ocho años, y él cuenta al empezar la novela con 16. Se trata de alguien sumamente inteligente, cuya obsesión le empuja a no aprovechar todo su potencial en otras áreas en las que podría sobresalir.

Melody: Una rithmatista con poca o ninguna aptitud aparente para la misma, la peor de su clase y un poco extraña en sus comportamientos. La chica está harta de las expectativas de los demás, y lo único que parece querer es ser aceptada tal y como es. Un personaje muy atractivo y con una personalidad cuanto menos peculiar.

Fitch: El mejor profesor de rithmática de la escuela y tutor de Joel durante el verano. Es un hombre de cierta edad que pese a tener conocimientos más allá de muchos otros colegas se pone muy nervioso cuando llega la hora de la acción, lo que le hará perder su cátedra. Es el tipo profesor bonachón, un hombre que acepta a Joel como ayudante y que disfruta sobremanera con la enseñanza. Por si fuera poco ha sido designado por el recto del campus para ayudar a la policía en la búsqueda del secuestrador.

Nalizar: Un héroe en Nebrask y un joven profesor en la actualidad. Éste hombre se nos muestra como un elitista que hace todo lo que puede con tal de alcanzar sus objetivos. Principal sospechoso de Joel es durante gran parte de libro el aparente enemigo en la sombra.

Harding: Soldado en Nebrask e inspector de policía (o algo similar) en la vida civil. Es el policía encargado del caso de los secuestros, un hombre afable y que acepta toda la ayuda que puede.

Otros: Hay unos cuantos personajes más poblando las páginas del libro, desde la madre del protagonista al rector de la escuela, pasando por los dos encargados de administración. Todos son personajes interesantes, y en más de una ocasión nos veremos sonriendo ante lo bien hechos que están con apenas un par de pinceladas.

Opinión Personal: El Rithmatista nos presenta una nueva novela sorprendente de Brandon Sanderson, un libro orientado desde su concepción hacia un público joven adulto, con lo que carece de la gran complejidad de otras obras orientadas a un público más adulto.

Dicho esto nos encontramos con una novela sumamente entretenida, que nos mete de lleno en un nuevo mundo fantástico, con gente capaz de hacer cosas muy curiosas con una tiza y una cantidad de secretos altísima para con la gente normal (secretos que sólo se nos enseñan un poquito y seguro se verán en futuras entregas).

Es una novela de aventuras con un protagonista carismático, una compañera divertida y un profesor aparentemente torpe. De esas que te enganchan de principio a fin y que no paran de mejorar a medida que las páginas transcurren, llegando a un clímax muy bueno y que se permite incluso una escena “post créditos” fanservice total.

Personalmente creo que no estamos ante el mejor trabajo de su autor, un hombre que ha hecho auténticas obras maestras y que cada año que pasa sorprende por lo original de su propuesta. Una novela que aprovecha muy bien los puntos fuertes de Sanderson y se orienta hacia un disfrute sin complicaciones.

De esos libros que seguro te divierten pero que no se convierten en tus favoritos. Pero a día de hoy es difícil encontrar una novela tan entretenida y que enganche tanto como ésta (o cualquier otra de su autor) lo que hace su compra una buena recomendación.

Para los os preocupe que tenga continuaciones os digo que no temáis, es un libro auto conclusivo que únicamente nos deja interrogantes respecto al funcionamiento del mundo (otras creencias, cómo se hace un rithmatista, qué pasa Nebrask y otras que no comento para no spoilear).

Me lo he pasado teta los cuatro días que me han durado las más de 400 páginas de ésta novela, que me ha tenido absorbido como pocas últimamente (incluso me ha mantenido despierto a unas horas que cualquier otro libro me hubiera entregado en manos de Morfeo, el mejor indicador del enganche que produce el libro).

Vale la pena? Sin ningún tipo de duda. Sí.

Valoración Personal: 9.


Publicar un comentario