domingo, 10 de mayo de 2015

Golpe en la Pequeña China

A veces no tengo muy claro como encarar el comentario de una película, y con golpe en la pequeña China me pasa exactamente eso: la trato como una película cualquiera o como la frikada de culto que es?

Estamos ante una película de los 80 con John Carpenter a la dirección y Kurt Russell en el papel principal, una película donde el bueno de Kurt interpreta (por decir algo) a un camionero que pasa por Chinatown (creo que San Francisco) cuando por motivos económicos se ve envuelto en el secuestro de la novia de un recién descubierto amigo.

La cosa va derivando hacia  encontronazos con la Tríada, pero no una cualquiera, una comandada por un ser inmortal que parece querer a la chica para algún oscuro secreto.

Lo bueno del caso es que la película no esconde en ningún momento su serie B, con escenas y efectos especiales de auténtica vergüenza ajena y giros de guion sin ningún tipo de sentido. Pero por suerte para ella cuenta con una especie de ingenuidad cómica que consigue salvar lo que de otro modo sería un pastiche sin valor.

Es en la mezcla de absurdez, acción, un héroe inútil y escenas cómicas donde golpe en la pequeña China consigue hacerse un hueco en tu corazoncito, pero sólo si estabas ya rondando por la época de su estreno (1986), quedando algo lejos de la gente que no ha sido carne de videoclub (como un servidor, que veía una película VHS mínimo cada semana).

Se trata de una de esas películas que los mayores de treinta años mirarán con una sonrisa nostálgica, mientras que los menores de 20 (creo) pensarán que les están tomando el pelo.

Vale la pena? Como ejercicio nostálgico sí, como intento de visionado de una película seria y actual ni de broma.

Valoración Personal: 6.

Publicar un comentario