jueves, 15 de octubre de 2015

PS4 - Lords of the Fallen

Día nuevo, reseña nueva, y en ésta ocasión os traigo una de esos juegos que pasan desapercibidos pero que para aquellos que le jugamos nos dejará un recuerdo la mar de agradable. Hoy os hablaré de Lords of the Fallen.

Historia: Antes de comentar un poco de qué va, ya os aviso que es una mera excusa para ponernos en un entorno medieval fantástico para partirnos la cara con los enemigos. Pero si a uno le entran ganas de profundizar un poco más, hay ciertos elementos de Lore repartidos por el mundo que añaden trasfondo a la aventura.

A grandes rasgos, nos encontramos ante un personaje que viaja acompañado por un mago, un hombre que parece haber sido sentenciado por vete a saber qué terribles crímenes, pero cuya pericia marcial se vuelve imprescindible para hacer frente a una invasión demoníaca.

De ésta forma nos internaremos en el castillo que sirve de escenario para gran parte del juego con la misión de encontrar al gobernante y ayudarle a liberar sus tierras de los susodichos demonios.

Es cierto que hay algunos personajes secundarios que están bien (pocos) e incluso algún giro de guion hacia el final, pero a lo largo de las 10/20 horas que nos llevará acabar la aventura lo que menos nos preocupará será la trama.
Apartado Técnico: El elemento principal que llama la atención de éste juego (y lo hacía incluso en sus primeros trailers) es el apartado visual. Estamos ante un juego desarrollado al fin para la nueva generación de consolas, dejando atrás la rémora que suponen tanto PS3 como XBOX360.

Es un juego que se ve la mar de bien, sólido como pocos y con suficiente variedad de escenarios y enemigos como para satisfacer a cualquiera. Además, el sistema de armas y armaduras (y su cantidad) harán que ver a nuestro personaje en acción sea un gustazo.

Desde el punto de vista de músculo técnico no puede competir con Bloodborne, pero sí que se nota (y mucho) que no podría correr en consolas inferiores (lo cual es de agradecer).

A día de hoy no impresiona demasiado, pero en el momento en que salió no había demasiados juegos que pudieran compararse a éste en cuanto a apartado visual se refiere en consola. Por suerte el tiempo está empezando a dar sus frutos y a día de hoy queda por detrás de los referentes.

En lo sonoro tenemos una banda sonora y unos efectos sonoros resultones, pero que para nada quedarán en nuestro cerebro ni querremos oírlo fuera del juego.
Jugabilidad: El título bebe mucho de la saga Dark Souls, apostando por un combate en el que deberemos medir muy bien los tiempos contra unos enemigos con patrones de combate bien definidos y contra los cuales cualquier error nos puede costar un disgusto.

Es de esos juegos que apuestan por la dificultad, una dificultad para nada desmedida pero sí con ciertos picos en algunos bosses.

Por lo demás tendremos cierta libertad para explorar e ir avanzando en un mapeado bastante extenso donde es sencillo perderse y encontrarnos con unos enemigos en el peor momento posible.

Para hacer frente a la amenaza contaremos con niveles que se suben igual que en la saga de referencia y una serie de poderes especiales, así como gran variedad de armas y armaduras (muy bien pensadas según lo pesadas que sean).

El sistema de combate funciona muy bien, y moriremos por fallo nuestro no porque el juego sea injusto.
Opinión Personal: Lords of the Fallen ha sido una muy agradable sorpresa, un juego que venía para pasar el mono hasta la llegada de Dragon Age Inquisition y el Bloodborne (en cuanto a fantasía se refiere) y que ha cubierto el hueco la mar de bien.

Estamos ante un juego muy sólido, que copia sin rubor al referente en el género del rol medieval de acción con dificultad alta y sabe darle un apartado visual personal e incluso cierta alma propia.

Lo que también es cierto es que se nota que su equipo de desarrollo no es demasiado experimentado, cometiendo algunos errores de bulto algo tontos (esos picos de dificultad son lo que más puede desanimar, incluso la trama podría haber tenido más peso para diferenciarse de los Souls) pero que se pasan por alto al jugar, ya que el juego es divertido.


Sin lugar a dudas no será un referente dentro del género, pero sí una buena opción para los amantes del mismo. Uno de esos juegos que disfrutas mientras juegas y que te pica a seguir avanzando para ver si eres capaz de tumbar al siguiente boss.

Personalmente lo considero un juego notable, cuya anunciada segunda parte promete mucho a poco que aprendan de los errores y pulan todo aquello que le ha hecho quedarse un escalón por debajo de los mentados Bloodborne e incluso del Dark Souls 2.

Vale la pena? Si os gusta éste tipo de juegos sin duda dadle un tiento, en caso contrario pasad de largo.

Valoración Personal: 7,8.
Publicar un comentario