viernes, 6 de noviembre de 2015

Claymore

Mi género favorito en cualquier medio ha sido siempre el fantástico medieval, así que no es de extrañar que, al leer una opinión de Jeparla en su antiguo blog respecto a Claymore no dudara en hacerme con el manga.

Ha pasado el tiempo y la obra ha terminado al fin en nuestro país. Ha valido la pena el viaje?

Historia: Claymore nos cuenta la historia de Clare, miembro de las Claymore: una Hermandad de guerreras modificadas que viajan por el mundo cazando a unos seres que se alimentan de los humanos.

Clare no es especialmente poderosa, pero sí tiene algo que la hace distinta: en su cuerpo hay elementos de una Claymore a la que quería, una que fue muy poderosa y fue aniquilada por la Hermandad por la que luchaba.

En un mundo medieval veremos cómo la vida de Clare se ve envuelta poco a poco con la de algunos de esos seres, y cómo la Hermandad esconde secretos a sus Claymore.

Es un manga básicamente de acción que basa su atractivo (al menos al principio) en el atractivo del personaje protagonista (que no sea demasiado poderosa, tenga sentimientos pero no sepa mostrarlos, etc…) y en las incógnitas que quedan detrás de qué son esos seres y qué puede esconder la Hermandad.

Una buena trama de descubrimiento y venganza con grandes dosis de acción y algún que otro momento emotivo. No es de esas obras en las que la trama está más como relleno para mostrar otra cosa que como hilo conductor de la obra.

Personajes: Siendo como es Claymore un manga en el que se da mucha importancia a un grupo armado, es de recibo que aparezcan gran cantidad de miembros del mismo. Así, la mayoría de coprotagonistas son miembros de la ya citada Hermandad.

Los personajes más destacados son los siguientes:

Clare: La protagonista. Una Claymore de número muy bajo (se lo ponen según su poder), que hace su trabajo lo mejor que puede y se muestra siempre fría y distante, como si tuviera algo roto por dentro. Un protagonista no demasiado típico que sabe mantenerse en un segundo plano cuando es necesario.

Teresa: Claymore número uno de su generación, aquella que adoptó a Clare como si fuera suya y le mostró algo de afecto. Es un personajes recurrente en los pensamientos de Clare, ya que fue su muerte a manos de otros miembros de la Hermandad lo que le hizo querer entrar en la misma.

Priscila: Miembro de la partida de caza que fue a por Teresa (el motivo mejor lo véis vosotros). Es un personaje que parece no recordar nada de lo que sucedió ese día, y un personaje que atormenta a Clare durante toda la obra. Es curioso que el “villano” de un manga no sepa que lo es y vaya más tiempo como una joven desmemoriada que como el monstruo de poder enorme que realmente es.

Miria: Miembro de las Claymore que se pone al frente de ellas en un momento dado de la obra y que pasa a ser su líder hasta el final. Es una luchadora capaz y carismática que parece tener a su favor el saber mantener juntas a sus compañeras y tener un intelecto suficiente como para pensar las cosas antes de hacerlas.

Otras: Son unas cuantas las guerreas de la Hermandad que salen en las páginas de la obra, todas con algún rasgo similar (ojos, color de pelo) pero con personalidades y aptitudes muy distintas. La verdad es que hay unas cuantas a las que se les coge cariño y tienen protagonismo durante la obra.

Otros: Es curioso que estemos ante una obra donde las mujeres se llevan casi todo el protagonismo; pero también es cierto que los pocos hombres que salen son carismáticos a más no poder. Entre ellos pueden destacar un chaval que acompaña a Clare igual que ella lo hizo con Teresa, un miembro de la Hermandad que parece verlo todo siempre desde la distancia, o uno de esos monstruos a los que deben cazar y que se muestra como alguien mucho más razonable de lo que aparentemente debería ser.

Dibujo: En Claymore nos encontramos un dibujo claro y muy limpio, de tan claro que es a veces se echan de menos unas tintas extras en algún punto de la página.

Es un aspecto visual que hace a la obra distinta, con todas las protagonistas femeninas de pelo y ojos blancos, a veces incluso se hace difícil recordar quien es quien (gracias les sean dadas a los peinados).

En cuanto a fondos y diseño de enemigos (los monstruos) nada que reprocharle.

Vamos, que lo que es el dibujo estático es bastante bonito, sin destacar mucho sobre otras obras contemporáneas pero sí siendo de las obras bien hechas y trabajadas.

Además, cuenta con una muy buena composición de página, algo imprescindible para seguir la acción en condiciones (algo que no pasa en obras del calibre de Trigun), lo que hace que leer Claymore sea algo muy agradable y rápido, dándonos en muchas ocasiones la sensación de frenetismo que sienten las protagonistas.

Opinión personal: Claymore es un gran manga de fantasía y acción, eso que vaya por delante. Es una obra que nos ofrece veinte siete tomos, lo que siempre viene bien por aquello de no eternizarse para no ir a ningún sitio, así que otro punto a favor.

Con buen argumento y dibujo es evidente que poco que a uno le guste el género se lo pasará estupendamente con Claymore; y si encima logra empatizar con los personajes tendrá una joyita entre manos.

Pero no todo es perfecto dentro de éste manga.

Para empezar tenemos un bajón de calidad a partir de cierto punto (sobre 2/3 de la obra), una bajada que hace que se vaya todo por las ramas y empiecen a aparecer los combates eternos que te sacan de la historia y hacen que te olvides de un tomo al siguiente de lo que estabas leyendo (problema que se incrementa cuando pasan meses entre uno y otro).

Luego tenemos que en ese tramo la historia se vuelve más confusa, dando la sensación de tener que cortar por lo sano la obra y dejando de lado cosas que se habían mostrado y que quedarán como background sin explotar (y mira que eran interesantes).

Y para terminar está una protagonista con la que es complicado empatizar, no porque esté mal hecha, sino porque su carácter la hace un poco sosa, algo que, curiosamente, mejora en el tramo final.

Resumiendo: Claymore es un must have si os gusta el género fantástico, no porque sea excepcional, sino porque propone algunas cosas distintas, está bien dibujado, tiene buenas ideas, la acción está estupenda y no hay demasiado manga de género de calidad (quitando ésta y Berserk poco me viene a la cabeza). Pero sigue siendo una obra que te deja con la sensación de oportunidad perdida, ya que tiene unos primeros tomos simplemente sublimes y te quedas con las ganas que toda la obra esté a ese nivel (y no lo está).

Así que ya sabéis más o menos lo que os encontraréis si os acercáis a Claymore, con lo que aquellos que lo hagáis (lo hayáis hecho) no dudéis en darme vuestras impresiones en los comentarios.


Valoración Personal: 8.
Publicar un comentario