sábado, 20 de febrero de 2016

Hace un Año LXV... El Francotirador

Ésta semana toca una película de un director de prestigio: Clint Eastwood. Y si bien reconozco que sabe cómo contar una historia, en ocasiones dichas historias no llegan a decirme nada, así que con el Francotirador tenía mis dudas. Será de las buenas o de las flojas?

La historia es muy sencilla: contarnos la vida de un francotirador de los Navy Seals, un hombre con decenas y decenas de bajas acreditadas que vivió el conflicto como pocos. Y lo hace a la antigua usanza, empezando por su juventud y saltando enseguida a su entrenamiento, conocimiento de su futura esposa y luego los años de ir entre la guerra y la vida familiar.
Como he dicho la historia es sencilla y directa, Eastwood sabe lo que quiere contarnos y cómo hacerlo, sin dar rodeos absurdos ni pretender ser lo que no es.

Dejando la efectiva trama a un lado, tenemos una película muy bien rodada, de esas que se han hecho con oficio y en las que no hay artificios porque sí, todo lo que veremos está al servicio de la historia. De verdad que es refrescante ver una película rodada al estilo clásico, alejada del espectáculo por el espectáculo.

Sabe darnos la tensión de la vida de un francotirador en época de conflicto y lo que le supone cuando vuelve a casa, esa tensión que no acaba de abandonar en ningún momento y que tan bien nos transmite Bradley Cooper, un actor que hace un papelón en ésta película.

Hablando de los actores, más allá de Cooper no tenemos a nadie que destaque demasiado, secundarios cumplidores y poco más.

En mi opinión estamos ante una muy buena película bélica, que se aleja de si la guerra es algo necesario o no para centrarse en la figura de un solo soldado y lo que la guerra significa para él. Dos horas de metraje que se pasan volando y que te dejan con la sensación de haber visto una buena película, no un film intrascendente como puede ser el único superviviente (contemporánea y mucho peor).

Diría que vale la pena acercarse a ella aunque sólo sea para recuperar una forma de hacer cine que parece estar perdiéndose en favor de explosiones y momentos efectivos (que tampoco está mal), historias sencillas, de personaje, directas e interesantes.

Valoración Personal: 9.
Valoración Metacritic: 72


Publicar un comentario