sábado, 27 de febrero de 2016

Hace un Año LXVI... Kingsman, Agente Secreto

Hoy tengo el placer de hablar de una de esas películas que tienes ganas de ver desde el primer momento en que oyes hablar de ella, pero que por una cosa u otra vas dejando de lado hasta que en un día, sin venir a cuento, te acuerdas de ella y la ves.

Kingsman ha sido sin dudarlo una de las sorpresas de 2015, una película basada en un comic bastante flojillo de la que nadie esperaba gran cosa; al menos no se esperaba nada más que una película más de espías en un año que iba a estar algo saturado dentro de ese género.

La película nos presenta el mundo de los Kingsman, una sociedad de agentes secretos independiente de cualquier gobierno y fundada por unos sastres que se dedica a lo típico: salvar el mundo sin que nadie se entere.

La iremos descubriendo desde los ojos del hijo de un antiguo Kingsman, un chaval que se ha criado sin padre y que pese a tener aptitudes más que de sobra lleva la típica vida del hooligan futbolero inglés; hasta que un día se mete en un lío y recuerda que un antiguo amigo de su padre se prestó a darle ayuda si la necesitaba en el futuro.
En una estructura típica de las películas del género a la que se añade el adiestramiento del chico, la organización deberá hacer frente a un genio del mal (una parodia en malvado de Steve Jobs interpretada por el siempre presente Samuel L. Jackson); pero lo bueno que hace ésta película es ir un paso más allá en gamberrismo y acción, dando como resultado alguna de las escenas que más me ha impactado en el género de siempre.

El tono irreverente mezclado con la corrección de los Kingsman se traduce en escenas en las que no te crees lo que estás viendo, un algo distinto muy bien hecho y muy bien medido que te pega a la pantalla de principio a fin.

El ritmo de la película es cuasi perfecto, mezclando momentos de los de toda la vida con esas escenas pasadas de vueltas (por suerte están en el momento y cantidad justas) dando como resultado algo distinto y que apetece seguir viendo incluso tras su final.

Sinceramente, esperaba que la película me gustara, pero no que lo hiciera tanto. Desde el papel de los actores (que le va al dedillo al tono de la película) hasta la evolución de los mismos.

Una de esas sorpresas que demuestra que hay cosas que se pueden hacer diferentes y que inicia lo que puede ser una prometedora nueva saga dentro del género de los espías, algo que en 2015 se intentó también con Men of Uncle, pero que Kingsman hace bien lo que la película de Henry Cavill no acababa de atreverse a hacer.

Imprescindible de todas todas.

Valoración Personal: 9,5.
Valoración Metacritic: 58.

Kingsman: Servicio Secreto [Blu-ray]

Publicar un comentario