lunes, 18 de abril de 2016

Hannibal T3

Una de las series más controvertidas de los últimos años ha sido sin duda Hannibal, una serie con vocación de canal de pago que vete a saber por qué acabó siendo emitida por un canal en abierto americano. Tanto ha sido así que dicho canal no ha soportado la presión (ni la audiencia) y ha acabado cancelando la serie antes de lo que estaba previsto. La esperanza quedaba en plataformas como Netflix o Amazon, capaces de resucitar series, pero parece que con la tercera acabaremos las temporadas de Hannibal.

Ésta temporada es algo distinta a las anteriores, primero porque tenemos a Hannibal huido de la justicia, ya desenmascarado y viviendo en Italia. La persecución del caníbal seguirán ejerciéndola los mismos hombres, pero entre el cambio de escenario y el que todos sepan ya quién es el malo, la cosa cambia. Si a eso le añadimos un psicópata que se quiere vengar de nuestro chef, acabamos por tener una primera mitad de temporada muy entretenida.

En cuanto a la segunda, en ella tendremos al Dragón Rojo, otro villano más, lo que unido a un  nuevo cambio en la situación de Hannibal nos dará un tramo final de serie más similar a las películas y con calidad más que suficiente.

Respecto al final debo decir que me ha gustado mucho, llegando a una conclusión que se puede considerar cerrada y que satisfará sin duda a los que hemos hecho el viaje que han supuesto las tres temporadas.

El tono y la ambientación son las mismas: un ritmo pausado (que no lento), basado en la interpretación de los personajes, las imágenes impactantes, una buena trama y mucha simbología. Ésta mezcla (junto al gore explícito) hacen que la serie no sea para todos los públicos, teniendo claro que si no ha enganchado desde el principio en ésta última temporada tampoco lo hará.

Personalmente creo que ésta temporada es superior a la segunda pero sin llegar al nivel de la primera (por poco), y creo también que las ensoñaciones son mucho más claras, lo que la hace más fácil de seguir.


Estamos ante una serie muy particular, tanto por su producción como por su temática, un producto cuidado al detalle y de altísima calidad. Lástima que no haya encontrado su hueco, porque personalmente me quedaré con ganas de ver qué podrían haber hecho los guionistas de completar su proyecto inicial de cinco temporadas. Pero bueno, tal y como queda lo que hay creo que es un producto más que recomendable. Una serie que la mayoría aborrecerán pero que unos pocos disfrutarán como enanos.
Publicar un comentario