martes, 31 de mayo de 2016

Los Muertos Vivientes #17: Algo que Temer

Empiezo el quinto tomo gigante de Los Muertos Vivientes con ciertas expectativas. El cuarto acabó un poquito abajo (se entiende que con poca acción y sin un horizonte claro), así que sabiendo que en éste entraría el famoso Negan, no podían menos que tenerle ganas.

Y no defrauda.

Rick y los suyos parece que ya se han hecho con la brutalidad que impera en el mundo, son unos tipos duros que no temen a los zombis y preparados para lidiar con cualquier amenaza humana. O al menos eso creen ellos.

En éste decimoséptimo número de la serie vemos a Alejandría como un lugar codiciado, un lugar que Rick y los suyos han tomado como propio pero que la gente de Negan parece querer. Les vemos empezar el número confiados, intentando encontrar algo de apoyo para hacer frente a la banda que les amenaza.

Hasta que aparece Negan. Un villano en condiciones con una presentación bastante salvaje y con una demostración de fuerza apabullante. Le demuestra a Rick que su grupo no es nada por comparación, algo que le hace empezar a plantearse qué puede hacer.

Es un número que recupera el tono narrativo y de tensión de la serie. Nos da una patada en el estómago con una ejecución bastante animal y luego nos identificamos con Rick al no ver una salida inmediata a la situación en que se encuentra. Como inicio de una nueva etapa me parece inmejorable, incluso comparándola con la del Gobernador. Un puñetazo en la mesa para demostrar que aún hay muchas cosas que contar y muchos obstáculos que superar para seguir adelante.


Publicar un comentario