jueves, 9 de junio de 2016

PS4 - Disney Infinity 2.0

Siendo un freak como soy de casi todos los productos catalogados como tales, era de cajón que en un momento u otro acabara cayendo el Disney Infinity (en ésta ocasión el 2), y más que por el juego en sí por el coleccionismo puro y duro que despiertan en mí sus figuras.
Historia: Disney Infinity nos propone una historia en función del playset que estemos usando en ese momento, así que como juego por sí mismo no tiene ninguna.

En cuanto a los playset, en ningún momento ofrecen una historia interesante o que te invite a seguir jugando, son una excusa para poner en pantalla los personajes de tal o cuál producto y enlazar una serie de misiones en un mapeado más o menos extenso.

Totalmente irrelevante.
Apartado técnico: Esperaba algo más en éste aspecto, vale que se trate de un juego hecho para que funcione en multitud de plataformas, pero si tienes una con más potencia lo mínimo es mejorar el rendimiento, y éste se resiente bastante en algunos momentos.

Es un juego bastante flojo en lo técnico, basando su atractivo en los diseños, y éstos vienen de sus productos originales. Lo que sí consigue es transmitir cierta sensación de comic que es de agradecer.

Lo mejor son los personajes que controlamos, unos personajes que pese a no contar con excesivas animaciones sí que son un buen reflejo de la figura que estemos usando en ese momento.

Lo sonoro ya es mejor, con algunas voces de las películas originales, buena música y un acabado general bastante bueno.

La verdad es que creía que se habrían currado más el apartado técnico, no es para arrancarse los ojos pero está muy por debajo de lo que uno espera de un juego de PS4 (o de PS3, ya puestos)
Jugabilidad: Éste juego podríamos decir que está dividido en dos partes.

La primera es la creación de niveles, una herramienta bastante potente que permite multitud de opciones para crear un poco lo que uno quiera. Por desgracia la herramienta no es excesivamente fácil de utilizar, así que hacer cosas complejas queda lejos del común de los mortales (como demuestran los escasos niveles reseñables que hay en internet).

La segunda son los playsets. Juegos que se compran aparte y que están ambientados en alguno de los mundos propiedad de Disney. De entre ellos tengo Vengadores, Spiderman y Guardianes de la Galaxia, todos en una especie de mundo abierto en el que vamos cumpliendo misiones algo variadas a la par que avanzamos por una trama de lo más sencillitas.

Las mecánicas son prácticamente siempre las de un plataformas con enemigos a los que vencer con combos sencillitos, unos combos que mejoramos según ganamos experiencia como si de un rpg se tratara.

Se trata de una jugabilidad muy sencillita, no en vano el objetivo de estos juegos es que los niños se lo puedan pasar bien con ellos, así que aquellos que no tengan suficiente con llevar a sus héroes favoritos verán que el juego se queda corto.

Aquí es donde entra el método de selección de personaje: para poder usar a algún héroe debemos tener la figura y que ésta pertenezca al playset que estamos jugando (o que la hayamos desbloqueado en el mismo). Así, muchas de las figuras sólo se pueden usar en el modo de juego de creación de niveles, o en los online.
Opinión Personal: Disney Infinity 2.0 es un juego para niños o para amantes del coleccionismo que disfrutamos mucho con el universo Marvel (principal elemento de ésta versión del Ininify). Los primeros verán un juego de su nivel con sus personajes favoritos, mientras que los segundos jugaremos por ver a nuestras figuras en movimiento.

Unas figuras bien acabadas que, pese a no ser baratas, valen cada euro que cuestan (y más si las vas encontrando de oferta) pero que acaban convirtiéndose en un sacacuartos como cualquier elemento de coleccionismo.

Para mí ha sido un juego entretenido, pero porque soy un agonías en lo que a subir de nivel personajes se refiere y porque me encanta recibir paquetes de amazon con figuras dentro. Porque lo que es la experiencia jugable ha sido bastante pobre (igual en los Guardianes de la Galaxia algo más variada) con pocos enemigos por playset y poca variedad en las misiones.

Un juego del montón del que se ha convertido más en una excusa para comprar figuras de vez en cuando que en un juego adictivo al que apetezca jugar.

Valoración Personal: 6.

Publicar un comentario