sábado, 9 de julio de 2016

Hace un Año LXXXV... La Cueva

Cada vez estoy más convencido que lo mejor antes de ver una película es no saber absolutamente nada de la misma, y éste ha sido el caso con la Cueva, una película española enmarcada dentro del género del terror.

Lo primero que llama la atención cuando te pones con ella es que está grabada cámara en mano, pero no como la acción mala de hoy en día, sino como si uno de los protagonistas estuviera grabando todo el rato lo que pasa y viéramos el resultado de esa cinta.

La premisa es sencilla a más no poder (y por ello dura una hora y diez minutos): un grupo de amigos decide irse de escapada a la playa, haciendo las típicas capulladas mientras se nos presentan a los personajes. Es un rato de metraje que no se hace para nada pesado y ayuda a que la segunda parte de la película entre mejor.

En ésta segunda parte veremos cómo el grupo decide entrar a explorar una cueva en los acantilados, con la mala pata de que termina por perderse. Y hasta aquí contaré.

Creo que una de las mejores cosas de la película es su duración. Esa hora y diez minutos hace que no se te haga nada pesado en ningún momento y que la acción transcurra al ritmo que debe transcurrir. Si el director se hubiera empeñado en darle una duración más standard hubiera acabado por tener un producto cansino y sin chicha.

Tal y como está queda una película aparente, que se ve estupendamente y que cumple perfectamente su función: entretener y ponernos en tensión para ver cómo termina todo.

Los actores me parecen bastante amateur todos ellos, y aunque se agradece que sean todo lo naturales posibles (desnudos, bromas absurdas, etc…) hay momentos en los que no acabas de creerte lo que les pasa (en especial con una de las dos actrices, que no la trago) y no conectas con la supuesta tensión que están viviendo.

Quitando esto, una película que tampoco es que aspira a nada más que a lo ya dicho, y no hay que pedirle que invente nada ni que sea un peliculón. Funcional, directa y entretenida. Suficiente.

Vale la pena verla? A mí sí. No había visto ninguna película de éste subgénero de la “cámara en mano” y me ha parecido algo novedoso. Para los que ya estéis más acostumbrados lo más probable es que no os aporte nada, aunque siempre se le puede dar una oportunidad. Es cortita.

Valoración Personal: 6,5.

Publicar un comentario