viernes, 9 de septiembre de 2016

Batman e Hijo

Habiéndome leído recientemente parte de la colección de Batman e Hijo de New 52, me parecía interesante ver de dónde provenía la figura de Damian y qué autor le introducía por primera vez dentro de la continuidad oficial. Y cuál fue mi sorpresa al constatar que el personaje venía de mano de Gran Morrison, uno de los grandes del comic USA y del que no había leído nada hasta el momento.

Veamos qué tal está ésta primera historia que compuso para Batman.

Historia: Siguiendo los consejos del leal Alfred Pennyworth, Batman parece decidido a prestar una mayor atención a su identidad civil, descuidada debido a la exigencia de su cruzada contra el crimen. Pero tras enfrentarse al Joker, en su camino hacia la normalidad se interponen inesperados desafíos: ejercer como padre de un hijo cuya existencia desconocía e investigar la aparición en Gotham City de tres extrañas versiones del Hombre Murciélago.

Como he comentado ya en la introducción, éste comic nos cuenta cómo Bruce se entera de que tiene un hijo, y no sólo eso, sino que es puesto a su cuidado por parte de su madre con tal de que aprenda del mejor detective del mundo.

Como no podía ser de otro modo las personalidades de Wayne y de su hijo (Damian) no tardan en chocar, y es que el chaval ha recibido una educación que choca frontalmente con los valores que defiende su padre.

Por otro lado tenemos a un Wayne que intenta (a instancias de Alfred) tener algo más de vida social, dejando un poco de lado su personalidad como Batman para intentar tener algo similar a una vida.

La trama se desarrolla bastante bien a lo largo de los cuatro primeros números (de los seis que componen el volumen) introduciendo elementos como la lucha contra la Liga de Asesinos, los celos entre Damian y Robin o las reacciones de Bruce a la presencia de su hijo.

El problema viene en los dos últimos números, mera introducción a una saga que no se nos narra aquí y que echan por tierra gran parte del buen trabajo de los cuatro primeros.

Dibujo: En general tenemos un tomo con un dibujo bastante bueno, se siente moderno, tiene buen ritmo y sabe transmitir la oscuridad del mundo de Batman a la perfección.

Quizá tiene momentos en los que la calidad baja, y quede un conjunto sin demasiada personalidad propia, pero no por ello deja de ser un dibujo bastante bueno para tratarse de los números de la serie regular recopilados.

Lástima que no mantenga la brillantez de las viñetas que acompañan a ésta reseña en toda la obra, porque son realmente buenas.

Además, se siente el dibujo bastante moderno (el comic es del 2006), algo que ayuda mucho a meterse en él, ya que algunas de las obras más antiguas de éste personaje se hacen un pelín cuesta arriba precisamente por tener aspectos visuales añejos.

Moderno y cumplidor, con momentos muy buenos y otros no tanto.

Personajes: La verdad es que son pocos los personajes con peso en éste número, quedando sin desarrollo prácticamente todos más allá de Batman y Damian. Aun así, os dejo con los que me parecen más representativos de la obra.

Batman: En una obra con su nombre es de cajón que estamos ante el protagonista, en ésta ocasión tenemos una encarnación que da algo más de importancia a su alter ego civil, siendo un personaje con dos caras en lugar de una. Lo mejor es ver cómo se ve a sí mismo cuidando de su hijo.

Robin: El chico maravilla demuestra tener una madurez bastante importante, aunque tenga algunas dudas respecto a la figura de Damian que le hacen chocar en los pocos momentos en que están juntos.

Damian: Criado como un auténtico asesino y con unos valores morales inexistentes, tenemos a Damian como un auténtico cabroncete que, sin embargo, parece querer que su padre tenga buena opinión de él, aunque sus métodos no sean los correctos.

Talia: La antigua amante de Bruce y madre de Damian parece tener grandes planes para con su hijo, aunque son unos planes que no le impiden seguir haciéndole la vida imposible a su ex pareja, aunque eso conlleve crear un ejército de Manbats… me parece un personaje poco interesante en éste comic.

Opinión Personal: Ya lo he dicho al hablar de la historia de éste comic, pero creo que tiene cuatro números que están bastante bien pero que desmerecen mucho al introducir los dos últimos, dejándote además con un sabor de boca algo peor.

Incluso así, no deja de parecerme un comic interesante gracias a que tiene un buen planteamiento y algunos momentos realmente buenos (como el enfrentamiento entre Robin y Damian o las dudas de Batman respecto a cómo educar al chaval). Momentos que quedan algo disimulados entre otros mucho más convencionales y menos interesantes, como la lucha contra un ejército de Manbats.

Sinceramente pienso que es un comic con unas ideas muy buenas, acompañado de un buen dibujo pero que se pierde él solo en cosas que no interesan. Un producto que podría haber sido referente dentro del trasfondo del hombre murciélago que acaba por quedarse como algo interesante que encima pierde en el tramo final.

Como obra autoconclusiva no lo recomendaría, aunque sí como mera curiosidad para los que queráis saber algo más del personaje de Damian (recuperado más recientemente) o simplemente queráis ver a Bruce en unos momentos un tanto delicados.

Entretenida, pero podría haber aspirado a la excelencia y no llega.

Valoración Personal: 6,5.
Publicar un comentario