lunes, 3 de octubre de 2016

Z Nation T1

Animado por el mismo amigo que me animó a verme Abierto hasta el Amanecer (la serie de televisión) me he puesto con Z Nation, algo que habla por sí sólo de la calidad de lo que comentaré hoy.

La serie nos lleva un tiempo en el futuro, con el Apocalipsis Zombi ya totalmente desatado y la sociedad acostumbrada a perder a los suyos a manos de los no muertos, administrando piedad a los que caen presa de un mordisco.

En ésta sociedad veremos cómo en una cárcel se están haciendo experimentos con presos con tal de encontrar una vacuna contra el virus, dando a la humanidad una oportunidad de sobrevivir. Y parece que uno de los pacientes consigue sobrevivir a varias mordeduras, convirtiéndose enseguida en la última esperanza de la humanidad, alguien a quien llevar a un centro de investigación que sigue en pie para conseguir sintetizar de nuevo la cura (digamos que la prisión cae enseguida a manos de los zombis).

Y ya la tenemos lista: un grupo de supervivientes se topará con el remedio para el virus, y dirigidos por un hombre desde el Polo Norte (miembro de la inteligencia americana y encerrado en un bunker) empezarán el viaje por éste extraño mundo.

El que espere ver una serie del nivel de The Walking Dead (en cualquiera de sus apartados) ya puede ir olvidándose. Aquí tenemos una gamberrada que no se corta para nada al presentar casquería y situaciones más propias de un comic que de la “vida real” tras el Apocalipsis.

Los personajes son meras caricaturas molonas a las que les van pasando cosas (o muriendo), y el nivel de producción es bastante bajo, estando casi siempre en escenarios tipo ruinas, o con unos efectos especiales pobres (excepto el maquillaje, que sí está bien hecho).

Un divertimento sin más? Eso parece de inicio, y eso es lo que se propone durante toda la serie, pero tiene una serie de elementos que hacen que llegue incluso a enganchar desde cierto punto, y ese son las consecuencias sobre el portador de la vacuna de la misma: una vuelta de tuerca muy chula.


En general creo que es una serie que se deja ver, pero sólo para los que disfruten de la casquería y de la serie B más tontorrona. El resto mejor ved una serie como la ya mentada The Walking Dead, superior en absolutamente todo.

PD: En general se deja ver, pero advierto que tiene algún capítulo malo con avaricia y que los actores parece que estén pensando en otra cosa. No os salvaréis de la vergüenza ajena. 
Publicar un comentario