lunes, 7 de noviembre de 2016

PC - Call of Duty: Black Ops

Aprovechando las rebajas sigo intentando jugar a todos los juegos decentes que se me pasaron de la generación anterior, y qué mejor que pillarse un Call of Duty para seguir tachando nombre de la lista?

El elegido ha sido el primer Black Ops, y aquí os dejo lo que me ha parecido.

Historia: Empezamos el juego atados a una silla y siendo sometidos a un interrogatorio que parece que hace bastante tiempo que dura. Se nos pregunta insistentemente por unos números, algo que nos hace ir saltando a base de flashbacks por distintas operaciones en las que hemos participado y que están relacionadas entre sí.

Es una trama que da saltos temporales, entre el 61 y el 68, mezclando distintos momentos y no en un orden específico para ir desgranando una trama en plena guerra fría que implica desde un intento de asesinato a Castro hasta la guerra de Vietnam.

La verdad es que es una trama más trabajada de lo que esperaba, con algún que otro giro de guion y que bien merece hacer que te juegues la campaña de éste título (corta e intensa).

Apartado técnico: Seis añitos que no han pasado en balde para el juego, y más si tenemos en cuenta que es un motor gráfico del que poco más se puede sacar. Digo esto en el plano puramente bruto (potencia gráfica), pero es que ya en el momento de salir no era un juego puntero.

Donde sí que destaca el juego es en la fluidez y la variedad de los escenarios, una variedad que nos ayuda a no aburrirnos de la acción y que nos llevará por un buen puñado de sitios en momentos distintos. Ya sea persiguiendo a alguien por los tejados de Hong Kong o pilotando un helicóptero en Vietnam.

La verdad es que cuando te acostumbras al motor gráfico te queda un juego resultón, que te sabe distraer haciendo que mires donde tienes que mirar y que se beneficia de ser lineal como él solo, pudiendo mostrar explosiones y momentos espectaculares en un ritmo continúo.

La banda sonora tampoco es que destaque demasiado, acompañando al juego. Lo que sí me ha gustado bastante ha sido el doblaje, con personajes bien interpretados y creíbles.

Un juego que no enamora al mirarlo pero que es perfectamente funcional y no te hace apartar la vista de lo feo que es (algo que hay juegos que consiguen). Normalito.
Jugabilidad: Vamos a ver, a éstas alturas nadie debe esperar grandes innovaciones dentro del mundo de los shooter, no? Multitud de armas, enemigos más o menos inteligentes (dependiendo del nivel de dificultad) y momentos distintos (como el mencionado del helicóptero) para romper la monotonía.

Debo aclarar que me compro los juegos únicamente por sus campañas, así que el modo online (auténtica estrella de éste tipo de juegos) lo he probado y poco más. Así que no opinaré de él.

Lo que es la campaña es divertida de jugar, te mantiene en tensión gracias a lo variado de los escenarios y no se hace para nada cansina (seis horitas de juego).

Divertido, directo y bien hecho. Nada que objetar en éste apartado.

Opinión Personal: Debo admitir que a la saga Call of Duty sólo había jugado cuando no era para nada famosa y se partía el cobre con los Medal of Honor. Únicamente me había acercado en la época “moderna” con el 4, así que éste es el primero que juego desde que la saga se ha vuelto anual.

Y me ha gustado más que cualquiera de los anteriores de la saga.
No tengo claro si ha sido la ambientación o que la trama estaba mejor estructurada y se entendía mejor, pero el caso es que he disfrutado todas las misiones de la campaña, algo que es de agradecer. Además, lo que busco en un juego de éste estilo (que me ha costado dos euros) es algo que no me dure demasiado pero me proporcione una experiencia intensa. Y eso lo logra.

En general soy de juegos cortitos, 10/12 horas, que me proporcionen una experiencia más concentrada y guiada, alejándome de los de mundo abierto (salvo honrosas excepciones). No sé si es un tema de tiempo o de concepto de videojuego, pero el caso es éste: me van más los juegos en los que no puedo perderme, y pensándolo bien, se me ocurren pocos juegos más guiados que un Call of Duty.

Con todo, la experiencia no acaba de ser todo lo satisfactoria que podría. De entrada está el apartado visual ya mencionado, desfasado y con muy poco músculo, a poco que miras se le saltan las costuras (por eso digo que mejor ir recto hacia delante). Y de otro y pese a que ha mejorado mucho respecto al 4 está la forma de narrar la historia, confusa en algunos momentos y que hace que a veces te pierdas.

De todos modos les ha quedado un juego la mar de digno que bien merece darle un tiento y más al precio por el que se puede encontrar a día de hoy. No será dinero tirado.

Valoración Personal: 7,5.

Publicar un comentario