martes, 27 de diciembre de 2016

Darlantan Awards 2016: Juegos

Cuarto día seguido con los premios del blog, y hoy toca ponerse con los juegos, un apartado en el que éste año ha habido un buen puñado de reseñas también (parece que he estado activo XD).


No han sido muchos los juegos que se han pasado por el blog durante éste 2016 (el año que viene habrá más), pero los tres elegidos tienen calidad de sobras para estar aquí. Para que os hagáis una idea quedan fuera los remaster de Uncharted, Final Fantasy Type 0, The Witcher 2, Fallout 4, Halo 4, Sonic, Bioshock Inifinity y el Assassins Creed Syndicate, todos ellos juegazos (que por eso han sido recomendados mes a mes) pero que dejan paso a los tres mejores.

Tras una fácil primera criba en la que he sacado la más ñordo y una segunda donde quedaban sólo buenos juegos, la elección del top 3 ha sido bastante complicada. Pero una vez hecha, aquí los tenéis.
Tercero: Tomb Raider: El reboot de la saga Tomb Raider venía bebiendo mucho del que había sido su sucesor natural (Uncharted), y si bien no consigue llegar a la altura de las aventuras de Drake si que nos da una aventura de acción de las buenas, de esas que te tienen enganchado de principio a fin y que te da absolutamente todo lo que esperas de ella. Obra maestra? No. Pero sí un gran juego que se merece estar aquí.
Segundo: Batman Arkham Knight: El final de la trilogía de Batman ocupa un segundo puesto bastante alejado del tercero y los que irían debajo. Una interpretación de Batman como nunca antes había sido vista en videojuego y que nos da una historia apasionante unida a una jugabilidad a prueba de bombas y una ciudad de Gotham a nuestra disposición para explorar. Imprescindible, como los otros dos de la saga.
Primero: Bloodborne: Confieso que me ha costado mucho acercarme a la fórmula jugable de los Dark Souls. Empecé con Demons Souls de importación y he ido comprando todos los juegos de la saga, que, si bien me gustaban, acababan por desesperarme.

Eso cambió con Bloodborne. Un acercamiento a la fórmula algo distinto, más rápido, menos laberíntico, pero igual de difícil. Y es gracias a él que he rejugado todos los Dark Souls y me he acabado (de momento) cuatro veces la última entrega. Puro vicio jugable a poco que sobrevivas al primer tramo del juego.
Publicar un comentario