viernes, 23 de diciembre de 2016

La Torre de la Golondrina - Geralt de Rivia VII

Al fin he tenido el valor necesario para acabar con la saga numerada del Brujo Geralt de Rivia, y no es que sea una saga que no me guste, es que simplemente se me hacen demasiado densos para los ratos de lectura que vengo teniendo en los últimos tiempos.

Pero bueno, al final le he dado un sprint (250 páginas finales en menos de dos días) y lo he podido quitar de mi pila de pendientes. Qué tal habrá acabado la historia del Brujo?

Historia: Bienvenidos al comienzo del fin. 

"De las llamitas, algunas altas y poderosas eran, vivamente brillaban y con claridad, otras por su parte eran pequeñas, vacilantes y temblorosas, y oscurecíase su luz y amortiguábase a trechos. En el mismo final había una llamita pequeña y tan débil que apenas ardía, apenas se removía, ora brillando con gran esfuerzo, ora casi, casi apagándose del todo." 

-¿De quién es ese fueguecillo moribundo? -preguntó el brujo.
-Tuyo -respondió la Muerte."

Flourens Delannoy, Cuentos y leyendas 

Evidentemente comentar de qué va el último libro de una saga contendrá spoilers sobre la misma, así que avisados estáis.

En ésta séptima novela asistiremos al final (o punto y aparte) de todas las tramas que se nos han venido presentando durante ésta saga. Así, no sólo acabaremos con la historia regida por el destino que es la de Geralt, Yennfer y Ciri. Aquí también veremos cómo termina la guerra entre Nilfgaard y los Reinos del Norte, los planes de Vilgefortz, la compañía de Geralt, el final de todo el tema de los poderes de Ciri, etc…

Como podéis ver el número de tramas no es pequeño, y es por ello que el autor nos regala una novela más larga de lo habitual (incluso se partió en una edición en castellano) llegando a la nada despreciable cifra de 458 páginas.

Lo curioso del caso es que Sapkowsky no cambia en su forma de escribir ni en su afición a poner puntos de vista durante capítulos de personajes totalmente terciarios. Es algo que puede estar bien en libros anteriores, pero aquí es llevado al extremo y acaba por desconectarte de la trama de los protagonistas.

Una trama rica, interesante pero en ocasiones difícil de seguir.

Personajes: Si en la novela anterior dije que salían muy pocos personajes satélite y la trama se centraba en los principales... Aquí debo decir que pasa al contrario, echando de menos a personajes como Geralt o Ciri durante muchas páginas, ocupando el centro de la novela una serie de personajes terciarios a los que no conocíamos demasiado bien.

De éste modo los capítulos centrados en los personajes que se han estado desarrollando durante tantos libros se llevan la atención del lector quieras o no, y aunque a veces la manía de contar las historias a la vez que el personaje se la cuenta a otro hace que la cosa se alargue de más, acaban por dar los tramos más intensos.

Por otro lado están los que ocupan el tramo central de la novela (y alguno de los finales). Personajes a los que sólo recordarán los que sean muy fans o los que hayan jugado a los videojuegos son los que protagonizan éstas páginas, y lo hacen para narrarnos un conflicto armado en el que los protagonistas no están participando.

Y aquí volvemos a tener momentos aburridos y que sobran totalmente con otros simplemente magistrales, como uno en el que un médico de campaña va atendiendo heridos durante una gran batalla.

Por si fuera poco los malos tampoco hacen acto de aparición hasta el tramo final, así que se echa bastante de menos a personajes tan carismáticos como Bornhold.

En general al autor se le da bien crear personajes distintos y muy humanos, así que ninguna queja en ésta aspecto.

Los habituales habréis notado que no me he detenido en los principales como hago siempre, pero llegados a éste punto en la saga los que la hayáis leído ya los conoceréis y sabréis a qué ateneros.

Opinión personal: La Dama del Lago es una muy buena novela, una que está escrito con oficio, que sabe narrar estupendamente lo que sucede y que encima da un buen cierre a una saga nada fácil como es la de Geralt de Rivia.

Pero la Dama del Lago también me ha supuesto en más de una ocasión un esfuerzo consciente para seguir adelante, en tramos farragosos como ellos solos en los que el autor se gusta demasiado y se pierde entre tanto recurso narrativo.

Así que tengo los dos extremos, sé que es una buena novela, me encantan los personajes, tiene pasajes de diez no, de once, pero también tiene el mismo problema que tiene toda la saga, y ese no es otro que su dureza a la hora de leerla. Una manía de meter política internacional en pequeñas conversaciones y allá tú si lo entiendes o no.

De tal modo que tengo una sensación agridulce al haber terminado con los siete libros principales: de un lado he disfrutado de una buena historia y de un viaje muy humano, mientras que del otro he tenido que hacer verdaderos esfuerzos para no abandonar a mitad, tanto de ésta novela como de la saga en general.

Con esto os haréis a la idea de que no puedo recomendar la novela ni la saga a todo el mundo, y menos con la entrada que tiene (dos libros de relatos). Es una saga muy especial, distinta, una distinción y una forma de narrar las cosas que la hace única y muy disfrutable, pero sólo si tienes tiempo y sabes que te llevará tu tiempo avanzar por ella.

Como veréis la nota es bastante alta, la misma que para la novela anterior. Una nota que creo que la novela merece aunque sólo sea por lo original que resultan muchas de sus ideas y lo buenas que son muchas de sus escenas, pero que no llega al excelente que para mí suponen obras quizá más ligeras pero que me hacen disfrutar más. Para haceros una idea más general siempre tenéis las otras dos notas.

Acabaré diciéndoos que si os llama el universo del Brujo os obligaría a comprar el tercer juego sobre el mismo (The Witcher III). Es lo mejor que se ha hecho con el personaje, recoge parte del legado de las novelas y la narración es mucho más amena.

Valoración Personal:  8,5.
Valoración en Goodreads: 8,56
Publicar un comentario