martes, 10 de enero de 2017

Rave #1

Uno de los mangaka más de moda de los últimos años es, sin lugar a dudas, Hiro Mashima, un hombre que ha sido capaz de colarnos un par de series manga seguidas y que parece tener un don para dar con la tecla necesaria para vender tomos. Pero antes de ser el superventas que es hoy con Fairy Tail, tuvo una primera obra larga algo menos conocida que fue la que me enganchó a mí (y de la que la segunda bebe bastante), os estoy hablando de Rave.

En éste primer tomo de la obra (ya terminada e incluso reseñada en el blog) el autor nos presenta una historia típica de cualquier shonen que se precie: un chaval que vive en una isla con su hermana y al que su padre abandonó (la madre está muerta) pesca en el mar una extraña criatura, una criatura que parece estar relacionada con algo que sucedió hace 50 años y que destruyó el 10% del continente.

Y ya la tiene liada: aparece un señor mayor que le cuenta lo que sucedió, se le hace entrega de la espada Eissenmeteor: el único arma capaz de vencer al mal que está renaciendo por el mundo y que encargan unas gemas llamadas Dark Bring y se le encomienda la misión de destruir a éstas Dark bring a la par que aprende a usar los diez poderes de su espada.

Combates, acción, humor, y un diseño de personajes muy particular, con seres extraños (como el mismo Plue) apareciendo ya desde el primer tomo.

Sinceramente creo que para ser el primer tomo de un autor joven el bueno de Mashima consiguió presentar un trasfondo, un mundo, un misterio, un protagonista, la mascota… un buen puñado de elementos que seguirían en Rave hasta el final y que destacaban a éste manga del resto.

Eso sí, también se nota que el dibujo es primerizo, estando muy lejos de lo que hemos podido ver en tomos más recientes.

Personalmente me ha gustado mucho reencontrarme con éstos viejos conocidos, lectura amena, ágil y divertida.
Publicar un comentario