sábado, 11 de marzo de 2017

Hace un Año CXX (I/III)... Kung Fu Panda 3

Hoy será un día un tanto especial, y es que eran tres las películas que me llamaban la atención y tres las películas que os comentaré.

La primera elegida es, ni más ni menos, que la tercera entrega de Kung fu Panda, una saga de animación de Dreamworks que nos lleva a una especie de China en la que los habitantes son animales antropomórficos y en la que un panda ha sido designado como el gran maestro del Kung Fu, el guerrero del Dragón.

En ésta tercera entrega, el protagonista y sus amigos harán frente a una amenaza de grandes proporciones, un ser que fue encerrado en el reino de los espíritus quinientos años atrás y que hoy sólo puede ser derrotado por el elegido.
La formulación de la película es bastante típica: presentación de la amenaza, posible solución, entrenamiento y desenlace. Pero lo que hace grande a ésta película es cómo se desarrollan cada una de las fases, lo bien enlazadas que están entre sí y lo divertido que resulta todo de ver.

Porque, pese a tener épica y artes marciales, lo que es ésta saga es una comedia, una comedia con la que me río mucho y que disfruto como pocas. Una que no tiene nada que envidiar a las películas de Pixar y que se ha hecho un hueco privilegiado en nuestra estantería.

Al ser la tercera entrega parte con la ventaja de tener a los personajes presentados, y poder dedicarse a otras cosas, meter algunas tramas secundarias o dejarse llevar con algún chiste algo más pasado de vueltas que en anteriores ocasiones.

Es una película con un ritmo medido al milímetro, que en ningún momento llega a hacerte desconectar y con la que disfrutaréis si conectáis con su sentido del humor.

Como no podía ser de otra forma (una norma en las películas de animación modernas) estamos ante una película preciosa de verse, que opta por algunas decisiones algo arriesgadas en algunas escenas (monocromo o animación 2D por poner dos ejemplos que se repiten), son decisiones que la hacen distinta y que transmiten una sensación un poco extraña. Yo creo que son buenas decisiones, una firma de estilo y de querer probar que les ha salido bien, además no se abusa de ellas y aparecen en contadas ocasiones. Con todo, es posible que a más de uno estas secuencias le saquen de la película. Cuestión de gustos.

Se me hace extraño mirar a posteriori las notas que les di a las otras dos entregas y ver que coincido en los tres casos. Tenía en la cabeza que la segunda me había gustado menos, pero supongo que la memoria juega malas pasadas o con el tiempo voy puntuando distinto. Pero bueno, me parece una película de animación excelente, que gustará por igual a niños y a adultos y que os atrapará a poco que os dejéis llevar.

Valoración Personal: 9,0.

Cuál es vuestra favorita?
Publicar un comentario en la entrada