viernes, 15 de diciembre de 2017

Batgirl Año Uno

Otra semana más, un nuevo comic de Dc (empieza a ser una costumbre) que se pasa por el blog. En ésta ocasión le toca a un nuevo Año Uno, concretamente al de Batgirl. Veamos qué tal está el primer comic protagonizado por éste personaje que se pasa por mi estantería.

Historia: Éste Año Uno sigue la misma idea de todos los demás con el mismo nombre: recontar de forma más moderna (año 2003) los inicios de un superhéroe.

Así, nos encontramos el primer año de Barbara Gordon como Batgirl, especialmente la evolución del personaje desde que es una post adolescente que no acaba de encontrar su sitio en el mundo hasta que es aceptada dentro de la Batfamilia.

Una serie de historias en las que irá ganando poco a poco experiencia, confianza e internándose en el mundo superheroico de forma más seria.

Es interesante porque la faceta personal del personaje no se deja de lado, al menos sus sentimientos hacia lo que está haciendo y su relación con su padre (el comisario Gordon). Y todo con un tono desenfadado muy chulo y acorde con el personaje protagonista.

Dibujo: Llama la atención el aspecto cartoon de ésta obra, mucho más cercana a las últimas series de animación de Dc que a lo que se acostumbra a ver en el comic de primera fila (un Batman o un Superman).

Es un dibujo muy colorido, con formas un tanto exageradas, pero que en ningún momento se siente caricaturesco o falto de detalle, más bien intenta ir acorde con lo que se cuenta, con un trazo limpio, páginas visualmente atractivas y un buen juego de color.

El dúo español a cargo de éste apartado hace un trabajo notable, que le da personalidad a la obra y pega mucho con el tono de la misma.

Personajes: El principal e indiscutible es Barbara Gordon (por eso está en la cabecera de la obra), pero también aparecen unos cuantos más que creo vale la pena (al menos) nombrar.

Barbara Gordon: Se nos presenta como una chica sobradamente capacitada que no tiene claro que camino tomar, pero que por cosas de la vida acaba actuando como justiciera bajo la apariencia de Batgirl. Desde ese momento deberá hacer frente a lo que puede ser una carrera como justiciera o dejarlo y volver a una vida más normal. Impetuosa, fuerte e inteligente se presenta como un personaje potente y del que me he quedado con ganas de leer más.

Jim Gordon: El padre e inspector de Gotham. Le veremos en ambas facetas, pero es en la de padre en la que más me gusta. Vigilante de una hija que parece ser lo único que le importa tiene sus sospechas sobre lo que hace por las noches.

Batfamilia: Tanto Batman como (sobretodo) Robin hacen acto de presencia en la obra. El primero vigiliando y evaluando a la joven, mientras que el segundo se acerca más a ella, actuando incluso de compañero en algún momento.

Villanos: Aunque hay más de un villano, creo que el Hombre Polilla es el que se lleva la palma (y es el más recurrente). Un tipo con un disfraz al que nadie se toma en serio y que poco a poco ve como su faceta criminal se le va de las manos. Ridículo, aunque da cierto tono a la obra que le viene bien.

Opinión Personal: No sabía que encontrarme con éste nuevo Año Uno. Generalmente han sido obras un tanto irregulares que sirven únicamente para presentarte a un personaje y ponerlo en su contexto, y el personaje de Batgirl no me llamaba demasiado.

Después de leer el tomo puedo afirmar que tenemos puro comic de superhéroes entre manos, con un personaje principal que mola mucho y con Batman de fondo vigilando sus progresos. Vale que el villano da más risa que otra cosa, pero la evolución y personalidad de la protagonista se comen la obra y la llevan de principio hasta el final sin que apenas te des cuenta.

A esto ayuda un apartado visual muy de comic, pero de comic de una edad un poco inferior al que lee las oscuras historias del Caballero Oscuro. Un apartado muy dinámico y ligeramente alejado de lo que me he encontrado hasta el momento en el mundo Dc. Me gusta.

Con todo la obra no aporta absolutamente nada nuevo, es bastante previsible y no deja de ser un divertimento sin pretensiones. Y precisamente por eso funciona.

Nadie recordará ésta obra como una gran obra maestra, pero seguro que cualquiera que se acerque a ella la disfrutará y pasará un buen rato. Algo que no todas las obras que tengo en la estantería pueden decir y que es un gran logro cuando es lo que estás buscando.

Vale mucho la pena, aunque se me queda corto.

Valoración Personal: 8,0.

Publicar un comentario