jueves, 12 de febrero de 2009

Cine - Rockie Balboa


Cuarta peli (y aun queda alguna) que os comento de mi "semana febril". Ésta estuve en un tris de no verla, y es que ya había visto algunos trozos (en inglés) y no acababa de estar convencido. Pero en fin, mas o menos me han gustado todas (sí, hasta las malas) las de ésta saga, y para no quedarme con las ganas...

Pues eso, que tal y como la pongo me doy cuenta que ha cambiado un poco bastante el tono de las últimas películas, aquí Stallone recupera lo mejor de la priemera y lo actualiza para darle cierre a una de las sagas mas míticas de la historia del cine.

Nos encontramos con Rocky ya jubiladísimo, con un restaurante en el que tiene colgados todos los recuerdos de su etapa como boxeador y en el que se dedica a contar anécdotas de sus grandes combates. El pobre vive bastante en el pasado, recordando siempre a su mujer muerta y aquello que fue.

Por otro lado el mundo ha cambiado bastante, y su hijo está harto de no conseguir las cosas mas que por ser el hijo de Rocky, así que la relación con su padre es algo mas que tirante. Y por si fuera poco, el actual campéon del mundo no tiene rivales a su altura; y se le compara con las antiguas leyendas del ring (como Rocky).

Así, Rocky, con ganas de volver a boxear se intentará sacar la licencia en lo que los managers del campeón actual verán una oportunidad de oro para lavar la imagen de su púgil.

Vamos, una peli que durante casi todo el metraje recupera el tono de autor nostálgico que tenía la primera, le hace un lavado de cara y nos da una buena peli. Lástima de combate increíble, y que el contrario no esté a la altura de los anteriores; sobretodo porque lo peor de una peli de Rocky no puede ser nunca el combate, y en ésta lo es.

En fin, buena película para los que disfrutaráis en su momento de las anteriores, y para los que quieran pasar una tarde entretenida (aunque reitero que es mas un regalo para fans, que una peli disfrutable por igual por todos).

Publicar un comentario