viernes, 13 de febrero de 2009

Stephen King - El Pasillo de la Muerte

Un tiempecillo sin comentaros ningún libro del tito Steve pues bien, aquí tenéis el último. Es un libro curioso, porque tenía una idea aproximada sobre de qué iba (han hecho la peli la Milla Verde), pero como no la había visto me quedaba un poco de aquella manera. Pues bien, con el libro leído puedo decir que es de lo mejor de éste buen hombre. Aquí tenéis mi opinión:

Historia: Octubre de 1932, penitenciaría de Cold Mountain. Los condenados a muerte aguardan el momento de ser conducidos a la silla eléctrica. Los crímenes abominables que han cometido les convierten en carnaza de un sistema legal que se alimenta de un círculo de locura, muerte y venganza. Y en esa antesala del infierno Stephen King traza una pavorosa radiografía del horror en estado puro.

Esta escalofriante novela fue publicada originalmente en seis entregas. Todo un hito en la aclamada trayectoria del maestro indiscutible de la narrativa de terror contemporánea.


Intentaré no contaros demasiado porque los spoilers pueden doler, pero el libro nos narra la historia de un hombre que ya en una residencia de ancianos se decide a escribir los extraños sucesos que tuvieron lugar en el corredor de la muerte cuando él era el encargado de los presos allí.

Poco a poco y siguiendo el día a día de éste buen hombre y de sus ayudantes descubriremos cómo era trabajar en dicho corredor y las relaciones que se establecían entre los presos condenados a muerte y sus carceleros (que en última instancia les acababan matando).

Una relación difícil y que pocos hombres podrían soportar. Además, en el bloque hay un guardia que no cae bien a nadie y que disfruta maltratando a los demás (peazo hijo de puta).

Por si fuera poco conoceremos a un ratón muy especial y a un hombre no menos especial: John Coffey. 
Así, alternando entre el pasado y el presente veremos cómo pasó todo. Y no cuento mas XD.
Personajes: Es un tópico decir ésto, pero si algo tiene bueno Stephen es que hace a los personajes muy creíbles, y ésta novela no es la excepción:

John Coffey: Suena como café pero se escribe diferente. Es un hombre de mas de dos metros y 130 kilos, puro músculo. Entra en el bloque por haber matado a dos niñas tras violarlas. Olvida con facilidad lo que acaba de pasar, pero tiene un poder muy peculiar.

Paul Edgecomb: Jefe de los carceleros del bloque en el que se encuentra el corridor de la muerte. Es un hombre práctico, que hace lo que puede para conservar un buen trabajo en tiempos de crisis y por conservar su integridad lo mejor que puede. Desde su punto de vista conoceremos los hechos.

Brutus Howell: Mejor amigo de Paul. Es otro de los carceleros, en su caso un hombre grande y corpulento, aunque no por ello exento de inteligencia. Al igual que Paul es una persona noble.

William Wharton: Uno de los presos. Se trata de un chico joven (19 años) que presume de ser lo que es. Es el preso mas difícil de los que aparece en el libro, y causará algún que otro problema.

Eduard Delacroix: Otro de los presos, en éste caso se trata de un hombre que mató a seis personas en un incendio. Habla francés y tiene muy buenos modales, Cascabel se encariña de él, que acaba comportándose un poco como un niño.

Percy Wetmore: Joven y con un familiar en un puesto importante se cree que sus contactos le permiten hacer todo aquello que se le antoje. Trabaja como carcelero en el pasillo y trae de cabeza a todos los demás por su comportamiento. Da mucha, pero que mucha rabia.

Harold "Hal" Moores: El alcaide, es un hombre de cierta edad (que no demasiada), y que presenta ciertos signos de envejecimiento (debidos en gran parte a la enfermedad que sufre su mujer). En su empleo se muestra como un hombre firme.

Cascabel: Un ratón mucho mas inteligente de lo que cabría esperar. Aparece en el bloque y se hace muy amigo de uno de los presos. Acaba siendo prácticamente un personaje mas (y de los mas entrañables).

Opinión Personal: Éste es uno de esos libros que tocan la fibra sensible, ya sea por la humanidad de los personajes o por las situaciones que tienen que vivir. Y siendo un libro así, no puedo evitar decir que me ha encantado.

Y es que no es fácil escribir algo que te haga sentir. Sufriréis con las ejecuciones, con los momentos de ternura que puede despertar un hombre que ha matado a varias personas, o con el simple gesto de un ratón comiéndose un caramelo.

El libro se hace bastante corto (y eso que son 400 páginas), y está dividido en seis subnovelas. Esa es otra particularidad, y es que en su momento se publicó como seis libros, que iban saliendo poco a poco y que tenías que esperar para poder leer la continuación. Así es inevitable que contenga seis clímax distintos y con seis historias entroncando en la grande. Eso supongo que hace que pase aún mejor.

En fin, un libro ligeramente distinto a lo que me tiene acostumbrado Stephen King, pero que pese a ello mantiene su sello. Altamente recomendable para aquellos que queráis empezar con éste hombre.

PD: Como ya he dicho existe un peli sobre el libro: la Milla Verde, que mantuvo el título original (curiosamente traducido para su edición en castellano).
Publicar un comentario