jueves, 11 de febrero de 2010

Dexter Temp. 3

Estamos ante la tercera temporada de una de mis series favoritas: Dexter Morgan se ha convertido en uno de los mejores personajes de la historia de la ficción y quien diga que no merece ir al infierno de las series.

Dicho ésto, pasemos a comentar qué nos ha traído ésta tercera temporada (a la que me acerqué un poquito de puntillas, y es que me parecía complicado seguir tras el final de la anterior y seguir manteniendo interés).

Tenemos a Dexter menos sólo de lo habitual: su relación con Rita y los niños (son un pack) va viento en popa. Con su hermana se porta como siempre. Y en el trabajo le respetan sobremanera.

Entonces? Qué puede pasar que mantenga nuestro interés durante doce capítulos mas? Un amigo de verdad.

Y es que Dexter por h o por b acaba matando al hermano del fiscal del distrito, con tan mala pata que acaba haciéndose amigo del mismo. Como mas se acerca a él, mas descubre que es una persona parecida, con un concepto muy similar de lo que debería pasarles a los criminales que consiguen burlar a la ley.

Y ya tenemos temporada montada. Entre los conflictos de Dexter con el código de su padre, el esconder que es el asesino del hermano del fiscal, la búsqueda de un asesino que parece obcecado con encontrar al único testigo del asesinato (del de Dexter), la cercanía con el fiscal, y la organización de la boda... pues sí, sólo hace falta ver la longitud del párrafo para ver que tramas la temporada va a tener mas que suficientes para engancharnos a base de bien.

Es mejor que las temporadas anteriores? probablemente. Lo malo es que a Dexter ya le conocemos, lo que hace que pierda un poquito de frescura o de factor sorpresa. Por lo demás se trata de una imprescindible que ningún amante de las buenas series debería dejar pasar.
Publicar un comentario