lunes, 4 de abril de 2011

Scott Pilgrim

Scott Pilgrim contra el mundo es una de esas pocas películas de la que no había visto absolutamente nada hasta que me la puse el otro día; eso sí, por lo menos había leído alguna que otra crítica, y la dejaban realmente bien.

Parecía que iba a ser una comedia un poco rara pero que me iba a gustar.

Pues no. La peli se me hizo bastante larga y no menos pesada. Incluso en un par de ocasiones pensé en quitarla y no ver cómo acababa. Pero aguanté (casi dos largas horas).

Scott es un joven de veintitantos que toca en un grupo, sale con una chica mas joven y vive con un otro chico. Hasta aquí mas o menos normal; lo raro viene cuando conoce a Roberta Flowers y se enamora perdidamente de ella.

Lo que no sabe es que para conseguir salir con Roberta deberá acabar con sus siete malvados exnovios, que no paran de aparacer para zurrar en combates (con superpoderes y todo) a Scott.

Y es cuando entran los exnovios en juego que la cosa se vuelve demsasiado bizarra para mí. No sé si es que me hago mayor o qué, pero entre lo original del estilo de gravación (cámaras muy cerca, planos como de cámara en mano, etc...) y lo surrealista de lo que se vé en pantalla... me salí completamente de la cinta.

Una lástima, porque las referencias que usa no son malas y tiene un punto freak con el que podría haber conectado.

Una película que no recomiendo ver a nadie, pese a lo que hayáis podido leer de ella. Si aun así os la miráis, decidme que os ha parecido.

Valoración Personal: 4,5.
Nota en Filmaffinity: 7,0.

PD: Igual influye que no conozco ninguno de los medios de los que proviene la peli.
Publicar un comentario