viernes, 13 de mayo de 2011

Genevieve no Muerta - Genevieve II

Sí, me gustan los vampiros. Y sí, me gusta warhammer. Si a esto le sumamos que la primera novela de Genevieve (Drachenfels) me encantó, estaba claro que me haría con la segunda.

Y esto es lo que podemos encontrar en Genevieve no Muerta.

Historia: Genevieve tenía la boca llena de sangre. Sus colmillos se deslizaron fuera de las fundas de las encias, y un antiguo instinto se apoderó de ella. Pegó la boca a la herida de Schedoni. Comenzó a succionar y la sangre del anciano bombeó a su interior.
Se le aclaró la mente y tragó Aquella gente no significaba nada para ella, ya que no era más que una visitante entre ellos, como lo eran Alexander d'Aato y la muchacha.


No se llamaba Genieve Udolpho, sino Genieve Dieudonné. No tenía dieciseis años sino seiscientos sesenta y nueve. Ni siquiera era humana. Era un vampiro. Genieve bebió y se hizo más fuerte.

La trama se estructura en tres relatos cortos que ligan entre sí casi pillados por lo pelos, pero que sitúan a la vampira Genevieve en el centro de los mismos. Vamos con un breve resumen de cada una:

1ª Historia: Empieza prácticamente en el mismo punto donde lo dejó la novela anterior; con Genevieve saliendo con el dramaturgo Deitlef, y con éste preparando una nueva obra de teatro. Una historia que bebe directamente de la novela anterior, con un Drachenfels insinuado y vengativo (pese a estar muerto) en segundo plano, y una intriga bastante interesante en primero.

2ª Historia: Genevieve se pierde, acabando en una casa encantada donde suceden cosas bastante extrañas, y donde sus ocupantes son de lo mas bizarro que te puedes encontrar en el mundo de warhammer. Un intento de novela de terror que se queda en un intento y cuya trama no acabó de gustarme.

3ª Historia: Genevieve ayuda a una serie de cazadores en la búsqueda de un unicornio. Es la caza por la caza, pero las cosas no saldrán todo lo bien que los cazadores esperaban, introduciendo de nuevo algo de misterio para una historia un tanto insulsa pero mas interesante que la anterior.

Personajes: Al tratarse de una serie de tres cuentos bastante cortos, está claro que salvo el personaje principal, el resto son bastante olvidables.

Igual en la primera historia hay un Detlef interesante por aquello que le conocemos de la novela anterior; pero Genevieve se convierte en el personaje recurrente y protagonista.

Una vampira que se autocontrola para no matar, que deja de lado parte de sus poderes para intentar coexistir y que ejerce de una mezcla de heroína y antiheroina a la vez en todas las historias.

Lástima que de tres cuentos que son, sólo uno me parezca interesante, uno pesado y el otro prescindible, porque el personaje (y el autor) dan para bastante mas.

Opinión Personal: Genevieve no Muerta no es un mal libro, pero tiene el problema de estar precedido por la maravilla (dentro de su género) que es Drachenfels. Al autor parece que le da bastante igual lo que le pase a su personaje, hilvanando tres historias como de casualidad y sin dar la sensación en ningún momento que se trate de algo mas que un simple entretenimiento.

La fórmula de misterio+sobrenatural+vampirio protagonista funciona bastante bien, sobretodo en un mundo como es el de warhammer que se presta mucho a éste tipo de juegos. Pero las tramas que se nos narran dejan bastante que desear para el planteamiento que se nos hace de las mismas.

Una gran decepción que me deja con la sensación de una autor apalancado que tenía que sacar la novela por contrato mas que por gusto.

A ver qué tal la tercera parte de la saga de la vampira, esperemos que no siga éste descenso a los infiernos.

Valoración Personal: 6.
Nota en Amazon: 8.
Publicar un comentario