jueves, 12 de enero de 2012

Friends T10

Y fin. Hemos tardado mas o menos tres años en acabar las diez temporadas de Friends.

Han sido diez temporadas llenas de risas, momentos memorables y (porque no decirlo) algún que otro bajoncillo.

Pero bueno, la reseña de la serie entera ya llegará, lo que hoy nos ocupa es la décima temporada en sí.

Lo primero (y que me parece curioso, dadas las audiencias que tuvo) es que la temporada es sensiblemente mas corta que las anteriores: dieciocho capítulos para cerrar la comedia mas exitosa de todos los tiempos.

Porque eso es lo que es ésta temporada, un final en fracciones en el que grupo va dando pasos hacia delante, hacia una nueva etapa de la vida adulta en la que son menos dependientes unos de otros y en la que cada uno encuentra algo por lo que seguir adelante.
Lógicamente estamos ante otra temporada que sigue la misma línea que las anteriores, no íbamos a encontrar nada nuevo (ni lo esperábamos) a éstas alturas. Y creo que tampoco lo necesitaba.

Una serie que cumplió un ciclo, y que llegó el momento en que lo mejor era cerrarla, pese a lo estupendamente bien que seguía iendo su emisión.

No es la mejor temporada de todas, pero sí que es un muy buen cierre para las historias de unos amigos que han entrado en el salón de mi casa durante mucho tiempo.

Tardaré mucho en volver a verla (porque sé que acabaré haciéndolo de nuevo), pero estoy convencido que la disfrutaré todas y cada una de las veces que lo haga a lo largo de los próximos años.

Probablemente la mejor sitcom de la historia de la tele.
Publicar un comentario