viernes, 27 de julio de 2012

El Juego de Ender - Saga de Ender I


El Juego de Ender es uno de esos libros que tienes pendiente durante años, cuyas críticas son muy buenas y que todo amigo que se lee te recomienda.

Pero que por un motivo u otro no te compras, y vas dejando y dejando. Pues bien, como el otro día, dando vueltas por Amazon me encontré con que lo tenían bastante bien de precio, ya no pude resistirme y me lo compré.

Historia: La tierra se ve amenazada por una raza extraterrestre que se comunica telepáticamente y considera no tener nada en común con los humanos a los que quiere destruir. Para vencerlos es necesario un genio militar y por ello se ha permitido el nacimiento de Ender.

 La novela, primera de una futura serie sobre su protagonista, trata de la formación de una personalidad excepcional en medio de un ambiente de gran presión y complejidad tecnológica. A la habilidad en tratamiento de las emociones que es habitual en Card, se une aquí el interés por la utilización de simulaciones de ordenador en la formación militar y estratégica del protagonista.

El Juego de Ender nos narra la historia de un chaval (Ender) y cómo durante toda su infancia es entrenado para ser la última esperanza de la humanidad en una guerra pronosticada y para lo que no están preparados.

Así, seguiremos a un niño de apenas seis años, que siguiendo los pasos de sus dos hermanos mayores ha sido puesto a prueba por tener las aptitudes necesarias para convertirse en un comandante de flota espacial; pero al contrario que esos dos, parece que tiene algo en su personalidad que le hace ideal para el puesto.

Seguiremos al jovencísimo Ender en su periplo por la academia espacial, donde será puesto a prueba y entrenado para prepararle para la tarea encomendada; un entrenamiento que le llevará al límite y que forjará tanto su carácter como sus habilidades.

La novela nos plantea no sólo el entrenamiento del niño, sino todas las relaciones que establece en el lugar de entrenamiento y sus reacciones a los empujones que recibe, en una trama que gira en torno a su figura indiscutiblemente.

Personajes: Probablemente se pueda decir que es una de las novelas con menos personajes importantes que he leído en mucho tiempo, cosa que permite al autor concentrarse muchísimo más en lo que sienten y hacen (sobretodo uno de ellos). Vayamos pues con los más importantes:

Ender: El protagonista indiscutible del libro y cuyos primeros años de vida seguiremos de muy cerca. Es un niño que quiere tener amigos, pero al que las circunstancias van empujando sin parar para que se convierta en la última esperanza de la raza humana.

Un personaje complejo y muy realista con el que nos encariñaremos desde la primera página, y cuyo destino no podremos menos que lamentar.

Valentine: La segunda de los hermanos, que también fue descartada al puesto de Ender por ser demasiado amable. Una chica que ama con locura a su hermano y que es uno de los motivos por los que Ender sigue adelante. Se queda en la Tierra con Peter, al que va comprendiendo mejor con el paso de los años.

Peter: El mayor de los hermanos y al que se descartó por ser demasiado violento. Le veremos crecer (también) en la Tierra junto a su hermana y sus padres, demostrando que tiene aptitudes de sobra (y que es bastante cabrón, también). Un personaje con el que Ender se compara y por culpa del que tiene bastantes traumas.

Profesores: La verdad es que para ser una academia, clases salen pocas o ninguna, y sus profesores son más bien unas conversaciones que tendremos al inicio de cada capítulo entre el director de la estación de entrenamiento y el que sigue a Ender, en las que conoceremos mejor qué se espera de Ender y qué pasa en la Tierra.

Compañeros de academia: Aquí entrarían un buen puñado de niños que han sido también seleccionados por sus aptitudes para ser miembros de la flota de defensa y entrenarse para ocupar puestos de responsabilidad. Entre ellos hay de todo: desde los que se acercan y se convierten en amigos hasta los enemigos acérrimos que desean la muerte del protagonista.

Opinión Personal: El Juego de Ender me ha parecido una novela muy sorprendente, amena y atrapante.

Sorprendente porque siendo un libro de 1986, en él aparecen ordenador interconectados, mensajes en la red, foros, uso de identidades falsas (Nicks) para postear según donde, videojuegos de realidad virtual… y así un buen puñado de elementos imaginados hace menos de treinta años y que se han hecho reales en muy poco tiempo.

Además, la historia y el desarrollo de la misma son inmejorables. Todo lo que pasa Ender en la escuela, sus relaciones con los profesores, el asumir la presión de tener que ser el mejor siempre, odiarse a uno mismo por lo que lleva dentro… son tantos los sentimientos que nos transmite el personaje durante su crecimiento que es imposible no empatizar con él, haciéndole muy grande.

También, el centrar tanto la trama en un niño y ver cómo va creciendo (a lo Harry Potter, para que nos entendamos), un niño que no es un cualquiera, es lo mejor que puede dar la especie, y alguien con las aptitudes necesarias para dirigir a la flota en una hipotética guerra.

Por si fuera poco, en algunos tramos del libro dejamos de seguir momentáneamente a Ender para ver lo que pueden hacer dos personas con sus mismas aptitudes (sus hermanos) por sí mismos y con las herramientas adecuadas, y en qué se transforma cada uno de ellos con el paso de los años.

De verdad que me doy cuenta que no explico ni la mitad de lo que quiero decir, porque es uno de esos (raros) libros que te atrapan y no te sueltan (tres días me ha durado) y te dejan con ganas de saber más sobre el personaje (me he comprado ya la continuación).

Si os gusta leer, debéis comprarlo obligatoriamente. Y si os gusta la ciencia ficción, mucho estáis tardando ya.

Como punto negativo (por decir algo), una vez acaba la trama del libro, asistimos durante el epílogo a un par de escenas que se salen de lo que es el núcleo duro de la trama y que pueden desconcertar un poco, pero vamos, que le quita una décima a la nota y no es excusa para no disfrutar de la novela.

Valoración Personal: 9,9.

Publicar un comentario