jueves, 1 de noviembre de 2012

Anatomía de Grey T1

Tras pasarle a mi hermana las temporadas de la primera a la sexta y ver que aun quería la séptima y la octava, empecé a sospechar que ésta serie debería tener alguna cosa para enganchar de tan mala manera.

Y como soy un envidioso (culo veo, culo quiero) no tardé nada en empezar a ver yo mismo la primera temporada.

Anatomía de Grey nos cuenta el día a día de un grupo de médicos que empieza un programa como internos que les ocupará los próximos siete años de sus vidas. Un grupo de médicos que sueñan con ser cirujanos y ganarse una plaza en el equipo del hospital.
Para ello empiezan como los últimos monos, con guardias de 48 horas y haciendo las tareas que los demás médicos no quieren hacer. Siempre intentando seguir adelante y hacerse con uno de los codiciados puestos, pese al cansancio o los problemas personales.

Unos problemas personales que se entremezclan con sus vidas profesionales, y que van tomando poco a poco protagonismo en la serie. Y es que no se puede convivir tantas horas con alguien sin que pasen cosas, ya sean de índole sexual, amistosa, explosiones de cabreo…

Vamos, que tenemos el tema médico como excusa y marco para ver cómo éstos jóvenes médicos interrelacionan entre sí y con los veteranos del hospital.

Y es que entre el chulo putas, la que se tira a su jefe (hay dos de éstas), la que tiene a la madre con Alzeimer, la que era modelo, el gracioso de buen corazón que se enamora de su compañera… y eso sin contar a los que ya estaban de antes, como el jefe de hospital, jefe de planta, la doctora que los supervisa… un buen número de personajes para interrelacionar y ver por donde explotan.

Ésta primera temporada ésta compuesta por sólo nueve capítulos, todos auto conclusivos, pero que guardan relación y dan sensación de que la cosa va avanzando.

Así pues, dadle una oportunidad a la primera temporada, aunque sea por lo cortita que es. No revoluciona ningún género, pero distrae mucho, que al fin y al cabo es de lo que se trata.
Publicar un comentario