sábado, 8 de diciembre de 2012

Alejandro Magno


Alejandro Magno nos cuenta la historia de… esto… Alejandro Magno? Sí, ese buen hombre que cogió un ejército y se lió la manta a la cabeza, intentando unificar el mundo conocido (y más allá) bajo un solo dominio de paz y cultura, dominando a los pueblo conquistados y enseñándoles, en lugar de esclavizando e imponiendo.

Pues eso nos cuentan, la historia del hombre éste desde su nacimiento hasta su muerte, pasando por todas las etapas de su vida.

Es una película bastante bien hecha, en la que los efectos especiales y el casting sobresalen en el conjunto. El primero por saber mostrar grandes ciudades, pueblos perdidos o batallas masivas sin que chirríe en ningún momento y nos lo podamos creer. El segundo porque los actores están todos a muy gran nivel, excepto uno.

Y es que Collin Farrell como Alejandro Magno me ha resultado muy poco creíble, sobreactuado y fuera del papel.

Si a eso le sumamos un ritmo flojo y una duración excesiva (le sobran mínimo tres cuartos de hora) nos queda un conjunto muy desigual, que llega incluso a aburrir.

No creo que valga la pena verla, ni siquiera por lo novedoso que supone ver relaciones homosexuales en una cinta de éste tipo (sí en esa época creían que estar con otro hombre era más puro que estar con una mujer).

Si os llama mucho la atención el personaje o la época bien merece la pena verla. En caso contrario ni os molestéis.

Valoración Personal: 6,0.

Publicar un comentario