viernes, 4 de enero de 2013

Darwinia


Siguiendo en la línea de si algo te gusta sigue con ello, me hice con la segunda novela de la colección Solaris (cuya primera reseñé hace poco). Un libro de ciencia ficción con una premisa cuanto menos original.

Ha valido la pena¿?

Historia: El Milagro cambió en 1912 la historia tal y como la conocemos.Europa ha sido reemplazada por Darwinia, una tierra extraña con espesas junglas de pesadilla y monstruos antediluvianos. Para algunos es un acto de justicia divina, para otros la oportunidad de edificar un nuevo imperio.Guilford Law viaja al nuevo continente en una misión de reconocimiento que le llevará a descubrir una impactante revelación sobre el destino de la raza humana en el Universo.

De entrada lo que tenemos es un día en la historia de la Tierra en el que Europa desaparece, con todos sus edificios y personas, y en su lugar aparece un continentes ajeno, con la misma configuración que la antigua Europa (ríos, mares, bosques…) pero con una flora y una fauna que se podrían tildar de extraterrestres.

En ésta tesitura los gobiernos mundiales que quedan intentan reclamar esa nueva tierra, una tierra hostil y completamente salvaje.

Aquí es donde entra el protagonista de la novela, un tal Guildford Law. Éste buen hombre es contratado como fotógrafo de una expedición científica hacia el corazón de la nueva Europa (bautizada como Darwinia). Para emprender la expedición dejará atrás a su mujer y a su hija, y tendrá que hacer frente a los peligros que el nuevo mundo pondrá ante él.

Durante la novela veremos de un lado y bastante tangencialmente el desarrollo de la política a nivel mundial: y es que la desaparición del continente más potente del mundo desestabiliza bastante las cosas. Unos cambios que la gente intenta explicarse, y que por lo general se atribuyen a Dios.

Luego está la vida de la mujer de Guilford y su hija en la nueva Londres, una vida sin la esperanza de volver a verle.

Tenemos también a un hombre que parece estar poseído por alguna especie de Dios, que le maneja y del que no sabremos los objetivos hacia bien adelantada la novela.

Y por último está Guilford, al que seguiremos en la expedición y con el que iremos descubriendo qué ha pasado y qué está por pasar; viendo además cómo afronta las distintas revelaciones que se le hacen.

Una novela con una trama interesante, pero que a partir de la mitad (que es cuando empieza a explicarse) se hace un poco confusa y cambia demasiado de registro para mi gusto. Son explicaciones plausibles (dentro del terreno de la ciencia ficción) pero se me antojan poco satisfactorias.

Personajes: Es una novela casi centrada únicamente en Guilford, del que tenemos la mayoría de capítulos bajo su punto de vista (siendo el protagonista absoluto de la novela). Pero hay algún otro con bastante interés para la trama, aquí tenéis los principales:

Tom Compton: Uno de los primeros colonos de la nueva Europa, y aquél al que contrata la expedición para que les guíe a través del continente. Se trata de un hombre duro y con grandes dotes para la supervivencia que enseguida traba cierta amistad con el protagonista y que tendrá a su vez cierto protagonismo una vez avanzada la trama.

Guilford Law (y familia): Le seguimos casi desde el inicio hasta el final de su vida, a lo largo de múltiples viajes y años, vivencias y golpes… un hombre con la mentalidad exploradora típica de los nuevos colonos, pero que se ve metido en algo que rápidamente le supera.

Además de a él, tenemos también lo que pasa con su mujer y su hija, allá en Londres mientras el mundo sigue adelante sin el padre de familia.

Expedición: Los otros miembros de la expedición acompañan a Guilford durante la primera mitad de la novela, son hombres de ciencia que intentan buscar una explicación a lo sucedido y que aportan distintos puntos de vista más filosóficos que otra cosa.

Vale (y Crane): Son los elegidos por el Dios. Hombres que parecen tocados por una divinidad que les posee y les empuja en el camino que quiere. Un ente más grande que ellos que les promete la vida eterna y les otorga ciertos dones (como no envejecer o curar a una velocidad casi monstruosa).

Otros: En un libro que abarca un buen montón de años, estaba claro que los protagonistas iban a encontrarse con algún que otro secundario, desde un miembro de la armada inglesa, los tíos de la mujer de Guilford, el director de un museo… pero no hay demasiados con suficientes páginas como para tener auténtico peso.

Opinión Personal: Darwinia es una más que correcta novela de ciencia ficción, que parte de una premisa muy interesante (desaparición de Europa y aparición de un continente virgen con flora y fauna nuevas, con lo que ello conlleva para la población mundial restante) y va derivando poco a poco hacia un punto donde lo de menos es el nuevo continente y dicha situación política mundial.

Tengo la sensación de tener una novela partida en dos mitades, una primera con exploración del continente y presentación de problemas derivados del mismo; y una segunda en la que se deja eso de lado y se pasa a un conflicto a una escala mayor.

Lo mejor de la novela es el crecimiento personal del personaje principal y el ver cómo afecta el paso del tiempo a ese hipotético mundo; además de tener buenas ideas en las dos mitades de la novela.

El problema viene al juntarlo todo, quedando un poco desdibujadas ambas partes y dando una suma total un poco floja.

Está bien, pero no lo suficiente como para recomendarlo. Además, sabiendo que es la primera novela del autor, tengo curiosidad por ver si puede pulirse en el futuro, porque sus ideas son buenas.

Valoración Personal:  6,5.

Publicar un comentario