sábado, 2 de marzo de 2013

Películas de Oscar - Argo (2013)


Aprovechando que la semana pasada fueron los Oscar, y que no hace mucho que vimos ésta película, adelanto su reseña para que sea un poco de actualidad (se iba a noviembre…).

Además, con ella recupera la sección de películas de Oscar, matando dos pájaros de un tiro. Os estoy hablando de Argo.

Director: Ben Affleck.
Duración: 120
Género (según Filmaffinity): Thriller. Intriga. Drama | Años 70. Política. Cine dentro del cine. Basado en hechos reales.
Reparto: Ben Affleck,  John Goodman,  Alan Arkin,  Bryan Cranston,  Taylor Schilling,  Kyle Chandler,  Victor Garber,  Michael Cassidy,  Clea DuVall,  Rory Cochrane,  Scoot McNairy,  Christopher Denham,  Kerry Bishé,  Tate Donovan,  Chris Messina,  Adrienne Barbeau,  Tom Lenk,  Titus Welliver,  Zeljko Ivanek,  Bob Gunton,  Michael Parks.

Lo primero sería contar un poco de qué va la película, así que vamos allá: Argo nos sitúa a finales de los 70, momento en el que el dictador de turno que la Cia había puesto en Irán cae, y momento en el cual la población civil de dicho país toma al asalto la embajada americana.

Los trabajadores de la embajada son tomados como rehenes, pidiendo un intercambio de los mismos por el exiliado dictador, que está ahora protegido por los Estados Unidos. He dicho que son tomados como rehenes, pero, todos? No.

Un grupo de seis personas consigue huir de la embajada, acabando en casa del embajador canadiense, quien les esconde.

Así las cosas, el gobierno americano tendrá que preparar una operación de rescate de los fugados antes que el gobierno de Irán les encuentre, y para ello se montan un falso rodaje en tierras iraníes.

Lo primero que llama la atención de todo el tinglado es que esto sucedió. No lo de la embajada y el país islámico controlado que se rebota (eso es casi normal), sino el método de extracción de las personas del país.

Sinceramente, analizando la película en frío, tampoco es que tenga mucho más: un argumento lineal a más no poder, que aprovecha dichos hechos reales para ficcionar un thriller.

Pero lo hace tan, pero tan bien, que enseguida te olvidas de lo poco que realmente sucede en pantalla. Mezcla a la perfección la realidad con la ficción, añadiendo en los momentos justos momentos de tensión o de humor, todo aquello que hace grande al cine y que destaca en ésta película.

De verdad que visto lo que sucede en pantalla me sorprende mucho lo que me ha llegado a gustar la película, que sin ser un peliculón de esos históricos sí que consigue lo más difícil: que las dos horas se te pasen y tengas la sensación que todavía no ha pasado ni una.

No me sobra ninguna secuencia de la película, hay planos muy buenos, los actores están bien (y hay muchos de los buenos de televisión), te ríes, pones cara de incredulidad, sufres, te interesas… y eso es gracias a lo bien hecho que está todo y al perfecto ritmo de la cinta.

No las tenía todas conmigo, porque supongo que como la mayoría tenía encasillado a Ben Afleck en películas de amor de esas de pasar el rato tontamente ante la tele, pero con Argo demuestra que es capaz de dirigir una película de forma sobresaliente y que actuar no se le da nada mal (pienso seguir su carrera desde ya).

Os la recomiendo, es de esas películas que gustará a todo el mundo.

Valoración Personal: 9,2.

Publicar un comentario