lunes, 6 de mayo de 2013

PC - Blood Bowl: Legendary Edition


Los habituales del blog sabréis que me gusta pintar y jugar con miniaturas. Básicamente warhammer y alguno parecido. Así, no podía dejar de probar un juego de pc basado en uno de los productos más conocidos de la empresa que fabrica las miniaturas: el Bloodbowl.

Historia: El juego comparte mundo y razas con warhammer, siendo su excusa una especie de deporte a lo fútbol americano donde la sangra salta al mínimo despiste.

Nosotros encarnaremos a un entrenador de tan violento deporte, que debe ascender hasta hacerse cargo de un equipo aspirante a ganar todos los torneos en los que se presente. Para ello deberemos cumplir una serie de retos y hacernos un nombre en el mundillo.

Un argumento absurdo para un modo historia que funciona más como tutorial que como otra cosa, pero que tiene el suficiente sentido del humor como para que jugarlo no sea una pérdida de tiempo. Lo bueno del juego viene con el modo en el que llevamos un equipo (siempre el mismo) y lo hacemos crecer o con el online.
Apartado técnico: En Blood Bowl: Legendary Edition veremos la recreación de varios campos de juego junto con la de los distintos jugadores.

Siendo sinceros, el juego no pasa de resultón: los jugadores tienen pocos modelos para el mismo tipo de unidad, diferenciándose por el número y sin apenas personalización.

Las animaciones son cuanto menos toscas, y eso, en un juego por turnos donde te las podrías currar porque no son en tiempo real deja mucho que desear.

Eso sí, la ambientación y los comentarios durante el partido (en inglés) son muy buenas.

Supongo que el juego sabe que no aspira a demasiado, simplemente a atrapar a los fans del juego de miniaturas, que le sabrán perdonar un apartado técnico muy alejado de lo que un pc puede hacer.
Jugabilidad:  Si la historia es inexistente y técnicamente anda justito, será la jugabilidad el punto fuerte del juego?

Sí, sin lugar a dudas. Éste Legendary Edition sabe trasladar al pc las normas del juego de mesa.

Se trata de un juego por turnos, que simula las tiradas de dados él mismo y en que el objetivo es marcar más touchdowns que el contrario, y si por el camino le matamos algún jugador o rompemos un par de piernas mejor.

Hay que pensar en todo momento qué vamos a hacer con cada jugador, aplicándose todos los bonos/malus a las acciones igual que en el juego de miniaturas. Con la diferencia  que aquí las probabilidades se calculan automáticamente y se nos muestran en pantalla para que no forcemos demasiado la cabeza.

Fácil, rápido y con mucha profundidad. Así es el aspecto jugable. Un aspecto que destaca en el modo online, donde los equipos que creemos (a elegir entre un montón de razas) se enfrentarán con los de otros jugadores, ganando experiencia (o muriendo) en el proceso.
Opinión personal: El juego es un producto pensado por y para fans, y será muy difícil que nadie que no conozca el juego de mesa se acerque al de ordenador y pueda disfrutar con él.

Hay un buen montón de normas que se hacen naturales si has jugado ya con las miniaturas, pero que no se explican demasiado bien para los novatos.

Es un juego divertido, sobretodo para jugar partidas online con los amigos, pero que puede frustrar cuando nuestro jugador estrella muere tontamente por haber tropezado. Y en el que las probabilidades de cagarla en el peor momento está trucadas con total seguridad.

Está bien si tenéis ratos de 30/45 minutos para jugar algún partido. Pero creo que pare aprovechar mejor ese tiempo hay otros juegos (de estrategia mismo, como el X-Com) mucho más satisfactorios, y, en definitiva, mejores.

De ser vosotros no lo compraría.

Valoración Personal: 6.

Publicar un comentario