jueves, 2 de mayo de 2013

XBOX360 - The Elder Scrolls 5: Skyrim. Dawnguard

Como comenté ya en la reseña del juego completo, Skyrim es un juegazo enorme y divertido en el que podemos hacer casi lo que nos venga en gana en un mapeado que se presta a la exploración como pocos.

Pues si con el juego original ya tenemos opciones para aburrir, que aporta éste primer DLC de contenido?
Historia: Mismo mundo, mismo personaje. Es decir, en un norte helado donde sólo los más fuertes sobreviven y donde hay varias ciudades y pueblos diseminados. Y con un héroe que nosotros hagamos con el potente editor.

Se hecho, se juega con el mismo héroe y la misma partida que el juego principal, presentándose el contenido como una misión más entre todas de las que dispone el juego.

En dicha misión nos veremos involucrados entre la Orden del Alba y los vampiros; los primeros unos cazadores de seres nocturnos, mientras que los segundos se nos presentan como los típicos aristócratas de la noche.

La trama es sencilla: los vampiros creen haber encontrado un artefacto que traerá la noche eterna, o al menos pistas del mismo. Colaboraremos con ellos (siendo convertidos) o lucharemos contra sus huestes de no muertos y artefactos impíos?

Una trama interesante con una búsqueda del tamaño de las de organización (como las de los magos o el gremio de ladrones) que nos puede llevar sus buenas 6/8 horas y que cambia ligeramente la faz de Skyrim.
Aspecto Técnico: Si alguien pensaba que con el DLC se currarían un miniparche para mejorar texturas o otros ligeros defectos del apartado gráfico del juego, estabais muy equivocados.

Básicamente nos encontramos ante lo mismo que hemos visto ya (y que está la mar de bien, para qué negarlo) añadiendo los buenos diseños de las nuevas zonas (sobretodo los dos nuevos castillos) y los nuevos enemigos.

Hay unos cuantos y son bastante originales, rompiendo un poco con lo que ya habíamos visto hasta el momento.

Además, se incluye la forma de vampiro, con sus animaciones y poderes, que resultan bastante espectaculares de ver.
Jugabilidad: De nuevo tenemos lo mismo exactamente que en el juego original, con el añadido que nos dan la opción de llevar ballestas y se introducen algunas armas mágicas nuevas.

Y es que no olvidemos que estamos ante un contenido que lo que viene a darnos son unas horas más de juego.

Eso sí, vale la pena comentar que las transformaciones tanto en vampiro (nueva) como en hombre lobo (ya existente) tienen su propio árbol de habilidades, lo que nos convierte en seres más y más poderosos como más usemos nuestros poderes sobrenaturales (nos alimentemos transformados, vamos).
Opinión Personal: Dawnguard es un contenido hecho para los fans de Skyrim que se quedaron con las ganas de ser un vampiro. Porque los poderes que te dan como vampiro son muy superiores a los que obtienes en forma de hombre lobo, así como la historia que juegas en esa forma.

Sinceramente, con la cantidad de contenido que lleva el juego de por sí, sólo vale la pena comprar éste DLC si estás realmente interesado en jugar la historia de vampiros, en caso contrario, con el juego normal tienes más que de sobras para echarle horas y horas sin aburrirte.

Un complemento interesante pero al que le falta un poco para hacerse imprescindible, que se queda un poco corto, sobretodo comparándolo con la inmensa cantidad de misiones que tenemos ya disponibles.

Creo que como complemento sale bien parado, sobretodo comparándolo con las estafas que acostumbran a abundar entre los DLC de los juegos, pero sigue pareciéndome un precio algo elevado para un parche que te da un 3 o 4 por ciento más de juego.

Así que no os recomiendo la compra a no ser que tengáis muchas ganas de jugar el juego como vampiros.

Valoración Personal: 7

Publicar un comentario