viernes, 26 de julio de 2013

Un Trago Antes de la Guerra - Patrick Kenzie/Angela Gennaro I


En aras de la variedad y viendo que en su vertiente fantástica me estaban gustando mucho, me hice con un libro al azar de la serie negra de Rba.

Me apetecía una novela policíaca, y creía que la colección de novela negra de la editorial me ofrecería al menos un mínimo de calidad para no darme la gran hostia con una de mis primeras incursiones en el género.

Y aquí os traigo la experiencia tras haber acabado Un Trago Antes de la Guerra.

Historia: Ésta es una novela imprescindible por fin publicada en España. La premiada opera prima de Dennis Lehane, uno de los grandes nombres de la última novela negra. Con ella, dió a conocer a Patrick Kenzie y Angela Gennaro, la pareja de detectives con la que iniciaría una de las más trayectorias literarias más sugerentes de la última década. Un trago antes de la guerra es una trepidante y violenta novela en la que Lehane enlaza batallas sangrientas entre bandas callejeras, asesinatos, racismo, prostitución infantil y corrupción política. Un bautizo literario lleno de talento, espléndido y sorprendente, tan brutal como las oscuras calles de Boston.

Patrick y Angela reciben un encargo muy bien pagado, demasiado para un trabajo tan insignificante: encontrar a una limpiadora negra que se ha llevado “documentos importantes” de despachos oficiales del Estado de Massachussets. El rastro de Jenna Angeline, sin embargo, se pierde entre bandas callejeras y la certeza de que no se trata de un simple robo. Pero en Boston perseguir la verdad es un mal negocio. Más aún si te persiguen, a la vez, políticos desesperados, policías corruptos, pandillas criminales y un pasado cruel.

Nos trasladamos a la ciudad de Boston de hace unos años, donde los incidentes entre bandas son habituales y donde las clases están bien separadas por distritos.

Allí seguiremos a Patrick Kenzie, un detective privado de ascendencia irlandesa que recibe el encargo de encontrar a una mujer que parece haberse llevado cierta documentación de interés para un par de políticos relevantes de la ciudad.

Desde el momento en que recibe el encargo, tanto Patrick como su socia Ángela Gennaro investigarán para dar con la mujer y los papeles, metiéndose en una trama que mezcla acertadamente la corrupción la prostitución infantil, el racismo y la guerra de bandas.

El caso se va desarrollando a buena velocidad, pero lo más interesante viene cuando se mezclan con él los juicios de valores que hace el protagonista (tanto hacia el racismo como otras problemáticas de la calle) y las relaciones personales.

Porque es en esas relaciones personales donde la novela destaca, dándoles voz propia a los dos personajes principales (los investigadores), un pasado e incluso bromas propias de quien ha pasado mucho tiempo junto a otra persona.

Una trama que no pasa de interesante pero que gana enteros gracias a unos personajes bien construidos y a sus buenas dosis de acción.

Personajes: Creo que son lo que más me ha gustado de la novela, personajes vivos, que han pasado lo suyo y que reaccionan de formas bastantes realistas. Los principales son los siguientes:

Patrick: El protagonista de la novela. Parece querer ser detective por no tener jefe y poder ir más o menos como él quiera. Tiene ciertos contactos que le ayudan en su trabajo y está coladito por su compañera en la agencia.

Es de sus labios que seguiremos la acción en la novela y sus pensamientos los que veremos plasmados en el papel.

Me han gustado especialmente los trozos en los que nos va desgranando los problemas y traumas que tiene a causa de su padre; es una subtrama que ayuda a entenderle mejor y que está bien desarrollada.

Angela: Una mujer joven y muy atractiva que no está exenta de dotes para la investigación. Digamos que se nos presenta como la mujer perfecta, sino fuera porque está casada con un hombre que la maltrata.

Un personaje con bastantes facetas y que muestra distintas caras según la situación lo requiera. Puede pasar de mujer rápida de mente capaz de disparar sin dudas en un tiroteo a alguien que desvía la mirada cuando aparece en la oficina con un nuevo cardenal.

Además, me ha gustado mucho la evolución que tiene a cada página que pasa (siendo la única que evoluciona algo en el libro).

Bubba: Le nombro aparte y eso que apenas sale. Se trata de una especie de armario ropero amante de las armas y que es en sí mismo un arma de destrucción masiva. Un hombre con pocos amigos (excepto los dos protagonistas) y que hará de guardaespaldas de ambos cuando la situación lo requiera. Me ha gustado el punto de estar totalmente desquiciado que se le intuye, y tengo ganas de saber más cosas sobre él.

Otros:  Aquí deberían ir los malos, aunque no diré nada de ellos por no spoilear. Sólo que están bien definidos y casan bien en la trama. Incluso podría decirse que hay un par de ellos con carisma.

También podríamos incluir en éste apartado a los contactos de los detectives o a un par agentes de policía con los que tienen relación; todos ellos bien hechos y con ciertos tics que ayudan a empatizar mejor con ellos. Entre todos dan un buen retrato de los problemas de los barrios bajos de una gran ciudad (con problemas de armas, droga, malos tratos, etc…)

Opinión personal: Para ser sincero no tengo demasiada experiencia con el género de la novela negra, así que mis referentes para comparar son más cinematográficos que literarios.

Dicho lo cual tengo que confesar que me ha gustado.

Un trago antes de la guerra es una buena novela, tiene suficientes elementos como para resultar atractiva a todo tipo de públicos. Empezando por unos buenos personajes y ambientación y acabando por una serie de subtramas interesantes y que dan más profundidad a la ciudad y a sus habitantes.

Trata, además, bastantes problemáticas presentes en ciudades grandes (guetos, racismo, bandas callejeras, etc…) y lo hace sin un prejuicio inicial, más bien según van viniendo las cosas.

En el lado negativo tenemos una trama que no está todo lo bien resuelta que podría estar, sobretodo porque le faltan unos cuantos giros o más trabajo de investigación puro. Parece que los problemas y las soluciones van viniendo más o menos solos.

Tiene también algo de acción de más. Está bien que el detective tenga problemas, pero para lo corto que es el libro tiene demasiados.

Hay que tener en cuenta que se trata de la primera novela del autor (que ha seguido con más y ha ido teniendo más éxito conforme pasaba el tiempo), y comparándola con lo más cercano en el tiempo (que serían las de Harry Dresden, pero sin magia) tengo la esperanza que vaya mejorando y acabe por pulir los defectos que tiene en ésta.

Es una buena novela, pero creo que un poco más pulida hubiera estado mucho mejor (y con alguna página más, que se hace corta). La recomiendo? Si sois devora libros y os gusta ir probando distintos géneros, creo que es una buena opción para entrar en la novela negra (tiene bastante acción, mucho diálogo y buenos personajes), no un imprescindible, pero sí de esos que hacen fondo de estantería.

Valoración Personal: 7,6.

Link a amazon
Publicar un comentario