viernes, 25 de octubre de 2013

Canción de Susannah - La Torre Oscura VI


Las cosas de palacio van despacio, y mi lectura de la saga la Torre Oscura está siendo una epopeya en sí misma. Pero bueno, con el sexto libro acabado y la canción de Susannah oída, paso a comentaros qué me ha parecido la novela.

Historia: Próxima ya a su desenlace, Stephen King prosigue la serie de la Torre Oscura, donde reencontramos a Susannah, que ha sido poseída por la malvada Mia y conducida a Nueva Corck. Lleva un niño en su vientre, pero no es de Jack, su pareja...

Quizás el mejor libro de la serie: rápido, ágil, lleno de acción y que ofrece bastantes respuestas.

Antes de nada, quién se ha comido al hombre que hacía las contraportadas de la serie? Porque lo que es ésta es escasa a más no poder comparada con las de varios párrafos que teníamos en libros anteriores.

Lógicamente, el hilo de la narración se recupera en el punto en que lo había dejado la novela anterior, así pues, tenemos a nuestros héroes contentos por haber derrotado a los lobos del Calla, y listos para emprender la que parece será la parte final de su viaje.

Pero no todo podía ser bueno, y una embarazadísima Sussanah desaparece cuando nadie mira para tener al hijo que crece en su vientre.

El grupo de Roland querrá perseguir a su compañera, pero las cosas se precipitan en el equilibrio entre universos, y hay que cosas que deben hacerse y están por delante de cualquier consideración personal.

Una novela que vuelve a nuestro mundo y vuelve a jugar con la idea de los viajes a distintas épocas y la existencia de mundos paralelos. King juega con la trama y la continuidad para ir encajando piezas y cerrando caminos durante la novela, aunque desgraciadamente centra demasiado de su desarrollo en la figura de Sussanah y los problemas por los que pasa debido a su futuro hijo.

Personajes: Como el propio título de la novela indica, la protagonista absoluta es la propia Susannah, dejando a los demás cierto número de capítulos, pero claramente inferio. Vayamos con cómo evolucionan los protas (porque no nos engañemos, secundarios hay muy poquitos en éste libro).

Roland: Ya no recuerdo que antes le llamaban Rolando XD. Poniéndonos serios, el pistolero por antonomasia empieza a sufrir ciertos achaques de la edad, lo que unido a que sabe que la Torre está muy cerca le hace sentir más urgencia que nunca.

Eso sí, sigue siendo el tipo frío y desalmado que las circunstancias requieren, a la par que alguien que se preocupa por los suyos.

Eddie: Preocupado por la desaparición de su mujer, en ésta novela le veremos sacar un genio que hasta el momento no le habíamos visto. Le toca ser la pareja de Roland en los eventos de la novela, y es gracias a su percepción especial que encuentran otra de las piezas del rompecabezas que es el mundo de la Torre.

Jack y Callahan: Los dos personajes que menos protagonismo tienen, pese a ser los únicos que pueden salvar a Susannah. El primero actúa ya como un auténtico pistolero, apoyado por su toque especial y con una seguridad en sí mismo que ya quisieran otros.

De otro lado, el sacerdote que apareció en otra novela de King parece que va aceptando su lugar en la historia y demuestra que también puede ser útil.

Susannah: La pistolera sin piernas ha vuelto a ser poseída por otra personalidad (en ésta ocasión proveniente del exterior) y es arrastrada por ella (Mia) hasta un cuándo y un donde en el que los agentes del malo (al que no hemos visto) de la novela se harán cargo del crío que nace en su seno.

Es un personaje que demuestra fuerza de carácter, pero que actúa demasiado impulsivamente en la mayoría de ocasiones y protagoniza los peores tramos del libro (y los más extensos).

Mia: La nueva personalidad de Susannah, parece una madre sobreprotectora que para lo único que vive es para traer al mundo a su hijo. Pero cuando la sacas de la obsesión se muestra como alguien tímido e incluso buena gente, aunque le haya arruinado la vida a la persona cuyo cuerpo ocupa.

Opinión personal: Con Canción de Susannah Stephen King da un paso más en la creación de un universo propio incluyéndose en él. Una maniobra arriesgada que seguro no ha gustado a todo el mundo, y que a mí me parece lo mejor de una novela algo irregular.

Un libro que es muy Stephen King, con muchos conceptos presentes en multitud de sus novelas y que podrán sonar a chino a todo aquél que no conozca mínimamente la obra del autor. Unos conceptos que dan cohesión a dicho universo y que se nos explican un poquito más aquí.

Y no es irregular porque está mal escrita o falta de ritmo, simplemente lo es porque todos los pasajes de la mujer que da nombre a la novela se me hacen bastante insulsos, dándome bastante igual el 80% de cosas que se cuentan en ellos (todo menos la identidad del padre y el posible futuro del niño me parece irrelevante y sobra).

Una pena todas esas páginas (en mi opinión), porque cuando la cosa vuelve a Jake y Callahan gana un poquito en interés, y vuelve a subir más (de nuevo en mi opinión) cuando saltamos a Roland y Eddie.

Con esto sólo me queda decir que me ha parecido el más flojo de todos los libros de la saga (siendo un libro notable) y me parece un mal presagio éste bajón antes del final.

Vale la pena leer la Torre Oscura? Sigo creyendo que sí. Son libros distintos a lo habitual, una epopeya que incorpora elementos de multitud de fuentes (algunas de las cuales se mencionan en Canción de Susannah) y componen un global muy interesante y variado.

Veremos cómo acaba todo.

Valoración personal: 8.


Publicar un comentario