viernes, 1 de noviembre de 2013

La Noche del Cazador - Psi/Cambiantes I


Dejándome llevar (de nuevo) por las recomendaciones literarias de la Estantería de Cho, me he hecho con la primera entrega de la saga Psi/Cambiantes que tan bien valoraron en su momento. Sí, otra saga abierta.

Vale la pena meterse en ella?

Historia: En una sociedad donde el poder está en manos de quienes niegan las emociones, aceptar el afecto, los sentimientos y el amor puede ser devastador... Año 2079.

Los psi son la raza de humanos con poderes psíquicos que, en los últimos cien años, se han adueñado del gobierno y las finanzas mundiales. Tuvieron que pagar un al to precio a cambio: ser condicionados desde el nacimiento a no tener emociones. Se consideran un peldaño arriba en la escala evolutiva, por encima de razas inferiores como los humanos y los cambiantes dominados por sus instintos animales y con quienes mantienen una paz cargada de tensión. Los psi son... perfectos.

Pero Sascha Duncan teme que ella no lo sea. Desde siempre ha percibido emociones que no logra controlar. Si la descubren, la rehabilitarán. Para ganar tiempo, accede a ser el enlace en un proyecto propuesto por uno de los clanes de cambiantes.

Parte humano y parte animal, Lucas Hunter perteence al clan de los DarkRiver, humanos-leopardo y es un cambiante ávido de todas esas emociones que los psi desprecian. La intención de Lucas es introducrise en la cerrada y elitista sociedad de los psi y la joven, fría como un témpano de hielo, será su llave de entrada: a través de ella espera descubrir al asesino que esta diezmando a los suyos. Aunque una parte de Lucas empieza a sentirse atraído cada vez más Sascha...

Bastante bueno el texto de la contraportada, hay que reconocerlo.

La novela nos sitúa en nuestro mundo unas pocas décadas en el futuro, pero es nuestro por tecnología y geografía, porque en algún momento de nuestra historia parece que surgieron tres razas de la humanidad: los psi (poderes mentales), los cambiantes (transformación en animales) y los humanos.

Son los psi los que parecen gobernar el planeta, una raza de ser cerebrales que ha desterrado toda emoción y que trata a las otras dos razas como inferiores. Uno de dichos psi, miembro del Consejo que dirige a su raza empieza a hacer negocios con un cambiante, y para que sirva de enlace envía a su hija.

La muchacha parece ser todo lo que un psi representa, pero en su interior bullen emociones que ha tenido que aplacar desde que tiene memoria, ya que de conocerse que las tiene serían consideradas una anomalía y la convertirían en una especie de vegetal.

Lógicamente, al acercarse a los cambiantes (mucho más abiertos y emocionales) a Sascha empieza a venírsele el mundo encima, y más cuando conoce a Lucas, un macho alpha altamente sexual.

Paralelamente a la relación entre ambos, tenemos un asesino en serie que se lleva a cambiantes y que puede ser el detonante de una guerra a gran escala entre las dos razas.

Es una trama bien hilada, que gira en torno a la relación de los protagonistas, pero que no deja de lado alguna otra trama (como el ir descubriendo cosas de las dos sociedades, o la del asesino en serie) para hacer más amena la lectura. Una lectura cargada de erotismo y sensaciones, nunca gratuitas, siempre al servicio de la historia.

Personajes: Siendo como es una novela romántica, está claro que los dos protagonistas se llevan la palma en lo que a construcción psicológica se refiere, y más cuando son los únicos personajes cuyos puntos de vista veremos en la novela.

Aun así, hay unos cuantos secundarios dignos de mención, que paso a comentaros junto a los protagonistas.

Sascha Duncan: La protagonista y el personaje al que más seguiremos a lo largo del libro. Es una chica en la veintena que ha actuado toda la vida como un psi (fría y sin demostrar emociones), pero ha erigido muros en su conciencia para que sus compañeros no descubran que en su interior ansía experimentar y sentir.

Es muy interesante ver la evolución del personaje, cómo va dejándose llevar por cosas tan simples como disfrutar comiendo chocolate y poco a poco sus muros van cayendo. Sobre todo porque sabe que si se deja llevar, su particular mente será descubierta por los suyos y la someterán a un lavado de cerebro.

Lucas Hunter: Prototipo del personaje masculino en éste tipo de novelas. A saber, apuesto, fuerte, sexual y con un secreto de su pasado que le hace algo introspectivo y oscuro.

Es el líder de una manada de hombres/pantera, y vive únicamente para proteger a los suyos.

Psi: Apenas son dos los psi a los que veremos en la novela, que se desarrolla mucho más en territorio cambiante. Se nos contarán particularidades de su raza, así como organización social y otras cosillas que no vienen al caso.

Los elegidos para representar a la raza son dos miembros del Consejo, por un lado la madre de Sasha (mujer de negocios donde las haya) y Enrique (uno de los psi más poderosos del mundo). Ambos son como máquinas racionales que no sienten.

Cambiantes: En contraposición a los psi, los cambiantes se nos presentan como una manada donde todos cuidan de todos y donde las muestras de afecto están a la orden del día. Es curioso que las manadas se hagan en función del animal en el que uno se transforma.

Destacan en ésta categoría una chica abierta y extrovertida que es la sanadora del grupo, así como unos cuantos de los lugartenientes de Lucas, cambiantes fuertes que le han jurado lealtad a él y al clan.

Opinión personal: Antes de empezar la novela, no sabía muy bien qué me iba a encontrar en la misma, si una novela romántica más con una ambientación algo más trabajada o un libro más completo.

Y he tenido la suerte de encontrarme lo segundo.

Sí, ya sé que en el núcleo La Noche del Cazador no deja de ser una novela romántico/erótica más con muchos de los clichés del género; pero el envoltorio de ciencia ficción unida a la trama de los asesinatos hacen que las cuatrocientas páginas pasen mucho más deprisa y tengan mucha más sustancia que otras novelas del género (sí, estoy hablando de Cincuenta Sombras).

Y lo mejor es que es ese envoltorio lo que se mantendrá en futuras entregas de la saga, que van cambiando de protagonistas en todas ellas, lo que espero ayude a mantener la frescura de la idea.

Si la autora sabe centrarse en el mundo que ha creado dándole sólo pinceladas de erotismo (como en éste) podemos estar ante una de las sagas románticas más interesantes que hay a la venta ahora mismo.

Veremos cómo sigue, pero yo tengo claro que leeré el siguiente.

Valoración personal: 8,3.


Publicar un comentario