viernes, 15 de noviembre de 2013

Roma Vincit! - Quinto Licinio Cato II


Unos pocos meses después, hoy os traigo la segunda parte de la saga romana que está pegando fuerte y que no tiene pinta de ir a acabar en breve; os estoy hablando de la historia de Quinto Licinio Cato.

Historia: Roma vincit! de Simon Scarrow. Viaja con esta novela a uno de las escenarios más desconocidos del Imperio Romano. «Uno de los mejores autores de novela histórica vivos.» Scottish Daily Record. En el verano del año 43 d. C., la invasión romana de Britania se encuentra con un obstáculo inesperado: el desconcertante modo en que los rudos britanos se enfrentan a las disciplinadas tropas imperiales. La situación es desesperada, y quizá la llegada del emperador Claudio para ponerse al frente de las tropas en la batalla decisiva sea el revulsivo que unos legionarios aterrados y desmoralizados necesitan. Pero los romanos deben resolver un conflicto interno que amenaza los cimientos del imperio, pues parece que alguien está dispuesto a acabar con la vida de Claudio desde sus propias filas. Desacreditado y sospechoso de alta traición, Quinto Licinio Cato deberá demostrar de nuevo que no es optio sólo gracias a sus influencias. Roma vincit! confirmó a Simon Scarrow como uno de los mejores autores de novela histórica.

Las legiones romanas de la época de Claudio empiezan la auténtica invasión de Britania, invasión a la que asistiremos desde el punto de visto de Cato y su centurión Macro.

En la novela veremos lo que era una campaña militar romana, cómo vivían los soldados rasos en dichas maniobras para mayor gloria de Roma y de sus ciudadanos.

Es interesante porque la seguiremos desde el inicio hasta el primer punto culminante de la misma, con unas legiones que no sólo luchan contra las tribus britanas, sino que tienen en su contra también el terreno y la poca consideración que tienen por sus vidas los miembros del alto mando romano.

Y como no podía ser de otra forma, no sólo de campaña militar (aunque casi) vive la novela, ya que de nuevo asistiremos a los tejemanejes de un personaje con altas aspiraciones políticas, que no duda en tramar complots.

Así, la trama de la traición interna irá salpicando el relato de la campaña militar. Una trama sencilla y directa que funciona bien gracias a lo bueno que es el autor recreando la vida en esa época, con multitud de detalles que dan vida a los campamentos y centurias romanas.

Personajes: El núcleo de los personajes sigue siendo más o menos el mismo, con la adición temporal del emperador romano y su corte, pero la base es la misma (es lo que tiene seguir en la misma campaña militar que en la primera novela).

Cato: El chico tímido e inteligente ya se va fogueando en la guerra y empieza a actuar como un soldado. Pese a ello sigue conservando el ingenio vivo.

Un chico joven que se nos muestra como un dechado de virtudes. Por suerte a medida que avance el libro veremos que tiene alguna faceta más.

Macro: El perfecto veterano de ejército: juerguista, disciplinado cuando toca, con un gran sentido del deber y una mente que no concibe más allá de seguir las ordenes que recibe. Sigue mostrándose como el mentor de Cato, al que le va cogiendo cariño.

Vespasiano: Comandante de la legión de los dos personajes anteriores. Aquí le veremos sufriendo las ordenes de un general por encima suyo, empezando a notar que no siempre las ordenes que recibe son lo mejor para la guerra.

Es interesante ver la sospecha que empieza a tener sobre su esposa en ésta novela, un runrún sobre si es o no miembro de una sociedad que impulsa la caída de los emperadores romano y la vuelta del senado como fuerza política principal.

Aun así se muestra como un buen comandante y un hombre de honor.

Vitelio: Malo en la primera novela, Vitelio seguirá siendo la némesis de Cato hasta el fin de los tiempos. Un hombre que sólo piensa en el provecho personal y que evita por todos los medios que los focos de la traición le apunten a él, para eso están los subordinados.

Otros: Poquitos personajes más que valga la pena destacar, igual la esclava de la que está enamorado Cato, la mujer de Vespasiano, un médico Cartaginés o el mismo emperador (que parece tonto profundo).

Hay que destacar que salvo momentos puntuales los personajes tienen un alineamiento moral bastante obvio, sin escalas de grises intermedias que podrían enriquecerles mucho más. Lástima, porque podrían ser algo más profundos.

Opinión Personal: La primera novela de la saga me dejó algo frío, tenía ideas realmente buenas pero pecaba de ser demasiado ingenua en su desarrollo.

Y en la segunda pasa lo mismo.

Todo el tema de ambientación militar y de hacerte sentir dentro de una invasión romana a las islas británicas está estupendamente logrado, te hace sentir un legionario más, con sus problemas, sus dudas, las marchas que debían hacer, cómo les usaban lanzándoles contra el enemigo…

Luego tenemos un dúo protagonista que pese a ser un cliché en cualquier género (chico joven, listo y prometedor bajo las órdenes de un hombre mucho más sencillo y rudo que le hace de mentor) funciona bastante bien y le da un contrapunto interesante a la vida en las centurias.

Y luego está el añadir una trama de traiciones con un antagonista claro y un par de giros hacia el final del libro.

Hasta aquí todo bueno.

Lo malo viene cuando no consigue sorprender en ningún momento, volviéndose una novela entretenida, pero que no aspira para nada a volverse algo más, y eso que los elementos para dar un salto de calidad están allí.

Lo recomiendo? Sólo si sois fans del período histórico y queréis ver cómo vivían las legiones romanas, para los demás es un seguido de batallas y aventuras para los dos protagonistas que no aporta prácticamente nada al que lo lee (pese a, como he dicho, entretener).

Igual ha tenido la mala suerte de ir detrás en mi pila de lecturas deel último libro de la Rueda del Tiempo, pero el caso es que me ha dejado algo frío.

Valoración Personal: 7,5.


Publicar un comentario