jueves, 14 de noviembre de 2013

Manga - Battle Royale


Ésta reseña la hice originalmente para la iniciativa Intercamblogs, con lo que es posible que la hayáis leído ya en otro sitio. Pero bueno, nunca es tarde para publicarla en el mío!

Historia: De arranque sencillo, Battle Royale nos traslada a un mundo parecido al nuestro, donde el gobierno de Japón organiza cada año unos juegos muy especiales.

En ellos, una clase cualquier es elegida y llevada a una zona acotada. En ella, los alumnos tendrán que matarse entre sí hasta que sólo quede uno, quien será nombrado ganador y sacado de la zona.

Para asegurarse la cooperación de los alumnos, les ponen un collar que hará explosión si en veinticuatro horas no hay ningún muerto. Así pues, o matas o te matan.

En dicho escenario, tendremos a una serie de chavales de secundaria que adoptarán distintas actitudes ante el programa (nombre que recibe la escabechina), siendo la gracia del manga el ver cómo reaccionan a éste ponerte contra la pared las distintas personalidades de cada uno.

Como he dicho es algo sencillo, que da sus mejores momentos cuando pone contra las cuerdas a los distintos chavales. Siendo los puntos fuertes de la historia las tramas personales de cada uno y sus intentos por sobrevivir.
Personajes: Son muchos los personajes que salen, todos con sus traumas o sus motivos para participar (o negarse a ello). Pero los principales son los siguientes:

Shuya: El chico protagonista. Desde siempre ha sido una especie de rebelde, un intento de estrella de rock que aglutina a sus amigos y que inspira confianza en los que le rodean. Criado en un orfanato, su objetivo personal es que una amiga no sufra daños durante el programa. Es alguien muy optimista y confiado, al que le cuesta enfrentarse a la realidad que le rodea.

Noriko: La chica protagonista y aquella a la que Shuya quiere proteger. Si no estuviera enamorada de él no tendría gracia, así que ya sabéis. De entrada se nos muestra como alguien vulnerable y a quien proteger, pero a lo largo del manga se nos muestra que no carece de carácter.

Kawada: Un estudiante mayor y de intercambio que se une enseguida al grupo formado por los dos personajes anteriores. Enseguida se descubre que fue el ganador en una edición anterior del programa, y se gana la confianza de los dos personajes anteriores diciéndoles que conoce una forma de huir.

Kiriyama: El malo por antonomasia, aquél que desde el primer momento empieza a matar a sus compañeros de clase. Un chaval que no muestra emociones en ningún momento y que tiene aptitudes como para ser un superhombre, una especie de soldado universal sin remordimientos y capaz de proezas físicas que ni un gimnasta olímpico.

Mitsuko: Se nos presenta como una chica mala que usa el sexo para ganarse la confianza de los hombres, una cualidad que le vendrá muy bien para acercarse a ellos y matarlos. Es de los personajes con más traumas de los que salen, lo que la hace bastante atractiva de seguir.

Otros: Aquí irían los mejores amigos de Shuya, desde el deportista de élite que sabe informática del copón hasta el espectacular experto en artes marciales. Ambos con bastante protagonismo durante el manga y con algunas de las mejores escenas del mismo (sobretodo el experto en artes marciales).
 
Dibujo: El dibujo de Battle Royale no pasa de resultón.

Los personajes se distinguen perfectamente entre ellos, lo que es un punto a favor, y en muchas de las viñetas el nivel es lo suficientemente bueno como para que entre por los ojos. Si a eso le unimos una buena resolución de los combates y un nivel de gore y sexo que no nos esconde nada (manga para mayores de 18 años), tenemos a priori un apartado que casa mucho con lo que quiere mostrarnos.

Pero tiene bastantes fallos, sobretodo hay trozos del manga donde los cuerpos no guardan las proporciones que deberían, o donde el nivel del dibujo (o los diseños de algunos secundarios) no está a la altura del resto de la obra.

Vamos, que pese a estar generalmente bastante bien, petardea ligeramente a la que te lo miras un poco más. De notable bajo.

Opinión personal: Avisar primero que se trata de una obra para mayores de dieciocho años, sobre todo por el alto nivel de violencia que hay en la mayoría (o en todos) los tomos.

El autor no se corta en mostrar mutilaciones, vísceras u otras lindezas. Y no debe cortarse, porque es algo que le da al manga la crudeza que la situación requiere.

Es una historia simple, que hemos visto ya multitud de veces en varios medios (los Juegos del Hambre, por ejemplo) y se distancia un poco de las demás propuestas precisamente por éste nivel de gore y de no esconder nada.

Pero quince tomos son muchos para un manga que va simplemente de eso, de chavales matándose entre sí para ser los supervivientes que consigan escapar. Una longitud que le pesa, teniendo tramos mucho más lentos y que bajan el ritmo de una obra que sabe ser frenética cuando se lo propone.

Y esto nos da un conjunto un tanto irregular, con ideas muy buenas, pero que se van de madre (entre flipadas varias y dudas existenciales) yendo de más a menos, con algunos tomos del final en los que se recrea demasiado en los pensamientos del protagonista, que le da demasiadas vueltas a todo lo que le pasa.

Por todo ello nos es una obra a recomendar a pies juntillas. Funciona como entretenimiento sangriento para adultos, intenta ser algo más pero no lo consigue, lo que le hace ser más flojo que si se hubiera centrado sólo en entretener.

Lástima, porque el planteamiento funciona, pero ni el protagonista ni el autor saben estar a la altura durante los quince tomos. Igual con diez hubiera estado mejor.

Valoración Personal: 6.
Publicar un comentario