viernes, 10 de enero de 2014

PS4 - Assassin's Creed IV: Black Flag

Más o menos en agosto reservé la PS4, una consola que sabía no iba a tener demasiados juegos exclusivos de salida, siendo más un capricho para esas fechas que una compra sólida.

Así que, sólo con el Killzone Shadowfall como juego potente y exclusivo, pensé que multiplataforma me haría ilusión para estrenar la nueva consola. El elegido fue Assassin’s Creed IV.

Historia: Hay dos motivos por los que he comprado todos los Assassin’s Creed que han salido para consolas de sobremesa. El primero es la recreación de épocas y elementos históricos, mientras que el segundo es su trama.

Y por suerte o por desgracia, la trama de Black Flag es un paso adelante en la saga, ya que tras el final de la trama de Desmond tocaba presentar a un nuevo hilo conductor en el presente que uniera a los asesinos de las distintas épocas, y no sólo eso, acabada la amenaza del meteorito destructor tocaba empezar otra.

Y esa parte del presente apenas se esboza como una introducción a lo que promete ser otra nueva larga saga.

Luego tenemos el pasado, el elemento que más tiempo nos absorberá y con el que más se disfruta en la saga.

Un pasado en el que encarnaremos al pirata Edward, un hombre que sólo busca fortuna personal y que queda bastante alejado del credo de los asesinos. Así, acompañando a éste atípico héroe surcaremos los mares del Caribe para ir envolviéndonos en una trama que involucra (cómo no) a templarios y asesinos, así como a las armadas inglesa y española.

Es una época poco retratada en los videojuegos y se nota que bebe mucho de la saga de Piratas del Caribe. Con acción a raudales y algunas dosis de humor (menores que en la saga cinematográfica).

Surcar los siete mares junto a leyendas como barbanegra, asaltar fuertes, convoyes de la armada española, emborracharse en una taberna, emboscadas navales, saqueos de almacenes, búsqueda de reliquias y tesoros maya… y todo con ese toque marinero y canalla que tan chulo es.

Buena trama, mejor ambientación.
Aspecto Técnico: Es un juego programado para PS3 y XBOX360, así que es normal que no aproveche demasiado la máquina en la que está.

Dicho esto, se nota que el juego corre en una máquina mucho más potente. Primero porque los tiempos de carga son mínimos, y más en la carga inicial del juego.

Y luego porque, si contáis con una tele FullHD notaréis que corre a una resolución mayor y con más fluidez. Entonces, cuenta sólo con una mejor resolución? No, también se mueve todo de forma mucho más fluida y sin bugs. Sí! Creo que es el primer Assassin’s Creed que no está plagado de bugs el día de su salida.

Puede que los entornos urbanos o selváticos tengan pocas diferencias con sus versiones menores, pero cuando vayáis en barco disfrutaréis de un agua increíble (de verdad que es una pasada).

Todo ello con el habitual detalle de la saga, con multitud de islas (no demasiado grandes) con comunidades pequeñas (menos la Habana y un par de excepciones) unidas entre sí por un amplio mar y un mundo abierto (excepto en esas contadas zonas más amplias de lo normal).

Y como siempre en la saga, es un gustazo en lo que a ambientación se refiere, edificios de la época, trajes, ciudadanos, barcos, canciones marineras, tabernas, animales salvajes... genial recreación de la época.

En lo sonoro también como siempre, con un excelente doblaje y una gran banda sonora en la que destacan las (coleccionables) canciones que nuestros piratas cantarán en el barco mientras estamos de travesía.
Jugabilidad: Me encanta. Tenemos lo de siempre en la saga: un combate algo simple a la que dominas el contraataque, pero con posibilidades si quieres explotarlo (bombas de humo, dardos narcóticos o enfurecedores, pistolas, armamento con estadísticas, esquivas, desarmes…).

Luego están las misiones de asesinato, el sigilo, el seguir conversaciones sin que te descubran o robar. Todo con la jugabilidad clásica, con sus atalayas para desbloquear mapa y sus múltiples coleccionables.

Podría parecer repetitivo, pero es el juego de la saga en el que mejor se ha implementado todo, así que si os gusta la saga lo disfrutaréis como enanos. Todo funciona a la perfección.

Pero aún queda lo mejor: las batallas navales con nuestro querido Jackdaw. Son un elemento añadido al juego, que ya funcionaban bien en el anterior y que nos tendrán durante horas en alta mar hundiendo barcos enemigos para encontrar los recursos necesarios para mejorar nuestro barco y poder hundir a los barcos más potentes, los mayores fuertes navales y los gigantes súper barcos. Se trata de un elemento bien integrado en el juego, y que si os gusta estaréis perdidos en él durante mucho tiempo (tienen el punto de exigencia justo).

Vamos, que juntando todos los elementos viejos, refinándolos y uniéndolos al sistema de batallas navales nos dan un aspecto jugable rico, profundo y muy divertido (además de largo).
Opinión Personal: Con ésta cuarta entrega numerada de la saga, la serie Assassin’s Creed recupera el lugar que había perdido con la entrega anterior, y ese es el de una entrega anual con un protagonista fuerte ambientada en una época interesante y con elementos de historia en la época actual.

En Black Flag se refina lo que había y se le añade lo suficiente como para seguir manteniendo el interés pese a los evidentes síntomas de fatiga de la saga, además de empezar una nueva trama en la época actual y dejar atrás todo lo sucedido con Desmond.

Es una entrega muy buena, de las mejores que he podido jugar y que encima tiene el plus visual que le da la PS4, incluso ese algo de magia que tiene el haber sido el primer juego que ha pasado por la consola.

Es un grandísimo juego, con decenas de horas (casi cincuenta en mi caso) para ir haciendo, desbloqueando extras o coleccionando cualquier cosa que se os pase por delante.

No se me ocurre un juego mejor entre los que había disponibles para estrenar la consola, incluso teniendo en cuenta que podría haberlo jugado en PS3 y el poco salto gráfico que hay entre versiones. Y esto lo digo habiendo jugado ya a casi todos los que había a la salida de la misma.

Costará encontrar un juego que me divierta tanto como lo ha hecho éste en ésta máquina, y no hay muchos en la generación anterior que me hayan gustado más.

Eso sí, si no os gusta la saga no os gustará éste. A los demás os digo que ya tardáis en comprarlo, incluso si va a ser vuestra entrada a Assassin’s Creed, creo que no habrá un momento mejor que éste para hacerlo.

Valoración Personal: 9,5.
Valoración en Metacritic: 83. 

Comprar
Publicar un comentario