sábado, 29 de noviembre de 2014

Jóvenes Ocultos

Como parece que ya no tengo ningún tipo de criterio para ir viendo películas (más allá del recién descubierto en el post de ayer) hoy os traigo una peli ochentera a más no poder, una obra admirada por algunos e ignorada por el resto: Jóvenes Ocultos.

Estamos ante una película de 1987 en la que cuando una familia se muda a su nueva ciudad acaba descubriendo que es una ciudad bastante poco segura, ya que campa a sus anchas por ella un grupo de vampiros.
Lo que de entrada puede parecer la enésima película de vampiros sin carisma se convierte en una película juvenil a la que llevas quince minutos de metraje. Éstos vampiros son de los de antes, con poderes normales, pero se trata de un grupo de chavales jóvenes, así que sus aspiraciones son parecidas.

La cosa se complica cuando el hermano mayor de los recién mudados es convertido en vampiro, a la par que el menor conoce a un par de freaks que parecen saber el secreto de la ciudad y cómo erradicarlo.

En general es una película bastante correcta para la que los años no han pasado en balde, y no por los efectos especiales, sino por el estilo que hay en todo el metraje: peinados, tratamiento a la chica, relación entre los vampiros, los dos amigos del hermano pequeño… puro cine ochentero.

En su momento pudo tratarse hasta de una película de miedo, una aventura con vampiros que se movía a caballo entre la comedia y el terror.

Por desgracia a día de hoy se hace una cinta un poco cansina de ver. Los actores están cuanto menos de hostia con la mano abierta (el chico y la chica protagonista especialmente) y las motivaciones de los vampiros no me los convierten en villanos a destruir en ningún momento, más bien parecen una banda de moteros o algo similar.

En el lado bueno tiene escenas bien pensadas, algunas excesivas por los freaks que resultan y otras que conservan su gracia incluso a día de hoy.

Creo que es una película ochentera de segunda línea, de esas que te dan poco más de hora y media de no pensar en nada pero que igualmente tampoco aportan nada a tu vida, y estás hasta feliz de terminar para poder pasar a otra cosa. Muy lejos de otras cintas de culto de la época, y casi que sólo la salvo por el humor, por ver a Kiefer Sutherland y por el personaje del abuelo.

No la veáis a no ser que seáis unos fans totales de la época y su cine.

Valoración Personal: 5,5.

Jóvenes Ocultos [DVD]
Publicar un comentario