martes, 25 de noviembre de 2014

One Piece #71

Me encanta que el tiempo entre el tomo anterior y éste no haya sido tan excesivo como en otras ocasiones, esto me ha hecho meterme mucho más rápido en lo que estaba pasando.

El tomo en sí es una auténtica delicia, que parece dejar de lado (hasta el último momento) la importantísima misión que tenía el grupo para hacer lo que mejor sabe hacer: desperdigar a los protagonistas y meterlos a todos en distintas tramas propias, que en ésta ocasión me gustan todas!

Parece mentira que en un tomo salgan tantas cosas, que si Do Flamingo, que si la fruta de Acem que si un torneo con personajes que tienen historia propia, que si la Marina, que si un pueblo de duendes… infinidad de elementos que no se hacen para nada confusos y que dotan al tomo de lo mejor de One Piece: aventura.


Creo que es el mejor tomo de éste manga en bastante tiempo, y eso que los últimos me habían gustado, pero no tanto. Un gustazo que me hace ver que el horizonte de One Piece es luminoso como pocos, una serie que con 71 tomos te enganche desde la primera página de su último tomo hasta la última… inaudito.


Publicar un comentario